Miscelánea

article title

La Juventus se queda con la miel en los labios

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Gorka ÁLVAREZ – No pudo ser. La Juve se ha quedado fuera de la Final de la Europa League, de ‘su Final’, cuando se encontraba a tan solo un paso de conseguirla. Los bianconeri se han quedado con la miel en los labios ante una oportunidad histórica, mérito del Benfica, que pasa a una Final que se ha ganado con sangre, sudor y ágrimas.

La Juve entró en la Europa League, recordemos, tras terminar en tercera posición el grupo de Champions, con aquel polémico último partido en Estambul contra el Galatasaray en un campo impracticable. Supuso una decepción, de eso no hay duda, ya que la Juve, como se ha hartado de decir siempre Conte, debe estar en ‘planta estable’ en las eliminatorias importantes de la máxima competición europea.

No obstante, los bianconeri sabían que tenían ante sí una oportunidad única e intentarían aprovecharla, visto que un título continental, se llame Champions o Europa League, siempre es un título continental, y no están las cosas como para desaprovechar oportunidades así.

El camino bianconero empezó en dieciseisavos contra el Trabzonspor. La reciente eliminación de Champions frente a otro equipo turco hacía retornar pesadillas recientes a los sueños de muchos, sin embargo la Juve despejó las dudas que pudiera haber con un 2-0 en casa en la ida y un 0-2 en Trebisonda en la vuelta.

El camino continuaba, y en octavos subía el nivel con un duelo tan delicado como especial: la Fiorentina, rival acérrimo de los bianconeri en Italia con una plantilla muy competitiva y un gran entrenador. La vuelta en el Franchi hacía presumir que no sería fácil. En la ida, tras ponerse por delante a los 5 minutos de partido con gol de Vidal, los Viola consiguieron empatar el encuentro a diez minutos del final con gol de Mario Gómez. Siete días más tarde, una obra de arte de Pirlo de falta daría el pase a cuartos de final a los bianconeri.

Y en cuartos el destino quiso que fuera el Olympique Lyonnais quien se cruzara en el camino de los bianconeri. Tras un partido bastante trabado en la ida que solo un gol de Bonucci a la salida de un córner pudo desbloquear para dar una importante ventaja a la Juventus, en la vuelta un 2-1 final con pequeño susto incluido (provisional 1-1 de Briand) dio la clasificación a semifinales a la Vecchia Signora.

Y así es como la Juve se plantaba de nuevo en unas semifinales de competición europea 11 años después. El rival esta vez era el Benfica, finalista de la pasada edición, reciente campeón de Portugal y equipo acostumbrado a estar siempre compitiendo a buen nivel en Europa. Una dura piedra que al final resultaría imposible de superar para los bianconeri.


El gol de Tévez en Lisboa no fue aprovechado en la vuelta | Getty Images

La ida fue complicada. El Benfica se puso pronto por delante y a los bianconeri les tocó buscar un gol que sería importante en clave clasificación. Y así lo encontró Tévez 5 años después del último en Europa, pero poco duró la alegría cuando Lima puso el 2-1 final a falta de diez minutos.

En la vuelta, con lo que podrían parecer todo factores favorables (partido en casa, estadio repleto, Scudetto en el bolsillo, ninguna baja importante…), la Juve no supo hacerlos suyos. Un Benfica bien plantado en el campo anuló los continuos ataques bianconeros, tanto es así que a pesar de la superioridad numérica final (expulsión de Pérez y lesión de Garay) y con todo el equipo volcado arriba, los bianconeri no consiguieron hacer gol.

Un golpe muy duro, ya que la Juve estaba a solo un paso de una final histórica en su casa, una final que falta desde hace demasiado tiempo en casa bianconera. Muchos hablan ya de fracaso y de un Conte incapaz de rendir en Europa. Críticas, desde mi punto de vista, injustas. Lo cierto es que el Benfica ha tirado dos veces a portería en 180 minutos y ha pasado a la Final. La Juve ha buscado con todo lo que tenía el gol y no lo ha encontrado. Esto es fútbol.

Es injusto criticar ahora, y empañar lo conseguido (si nada cambia, el tercer Scudetto consecutivo, algo que no ocurría desde 1935) a base de victorias y buenas actuaciones.

Sin duda es una decepción, doble si se tiene en cuenta también la prematura eliminación de la Champions, a nivel europeo. Pero, como suele decir el propio Conte, no hay que olvidar de dónde viene este equipo, dónde estaba hace tan solo tres años…

Hay formas y formas de caer eliminado de una competición. La Juve, al menos, lo ha hecho con la cabeza alta.

[Sigue toda la actualidad de la Juventus en @JuveSphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados