Copa Confederaciones

article title

La joven Alemania pasa el rodillo ante México

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Por Tomás Rudich (Sochi, Rusia) Con una exhibición de fútbol de sus jóvenes figuras, Alemania demolió hoy por 4-1 a México para avanzar a la final de la Copa Confederaciones de Rusia y citarse con Chile en el duelo por el título.

Leon Goretzka, con un doblete fulminante a los seis y ocho minutos, Timo Werner (59′) y Amin Younes (91′) dieron el triunfo a Alemania en la cálida noche de Sochi y mandaron un aviso muy serio al planeta futbolístico: la campeona del mundo tiene jugadores como para mantenerse un largo tiempo en la elite.

“Es algo que por supuesto uno desea cuando va a un torneo, llegar a semifinales o la final, pero realmente no se podía esperar”, dijo el seleccionador de Alemania, Joachim Löw.

“El equipo ha evolucionado muchísimo en estas tres semanas”, explicó. “Se notaba en los entrenamientos, como los jugadores iban asimilando muy rápido los conceptos. Luego, además, han adquirido un conciencia de equipo, han peleado en el campo por sus compañeros. En estas semanas nos hemos convertido en un verdadero equipo”.

México sufrió el talento de la joven “Mannschaft” y, a pesar del descuento de Marco Fabián (89′), deberá conformarse con jugar el domingo el duelo por el tercer puesto ante Portugal en Moscú.

Ese mismo día, Chile y Alemania lucharán en San Petersburgo por su primer título en la historia de la Copa Confederaciones, torneo que reúne a los campeones continentales, al campeón mundial y al anfitrión. El campeón de la Copa América batió el miércoles por penales al Portugal de Cristiano Ronaldo con una actuación heroica de Claudio Bravo.

Para México, en tanto, la derrota supone un nuevo golpe en sus ambiciones de pelear en la elite del fútbol.

“A nadie nos gusta perder, menos así, menos en una semifinal y más con la esperanza que teníamos de llegar a la final. Pero así es el fútbol, jugamos contra la campeona del mundo y esto nos va a servir muchísimo a todo el pueblo mexicano para saber en donde estamos y nunca menospreciar a un rival”, comentó Javier “Chicharito” Hernández.

El seleccionador de México, Juan Carlos Osorio, admitió que Alemania fue “justo” ganador, pero opinó que su equipo mereció más. “Ellos son ganadores justos, pero creo que el marcador da la sensación de que estuvimos muy lejos, y no creo que fuera el caso”, comentó.

Su planteo ofensivo, sin embargo, pareció encontrar algunas críticas al interior del propio plantel. “En partidos de vida o muerte muchas veces tienes que priorizar el orden defensivo más que el ofensivo”, reclamó el arquero Guillermo Ochoa. “Tenemos que buscar ser más inteligentes y no tan agresivos”.

Pero lo cierto es que el “Tri” entró demasiado relajado al encuentro y se encontró con una Alemania que fue una aplanadora en el arranque. No estaban los Sami Khedira, Thomas Müller o Philipp Lahm, pero el conjunto germano se parecía, y mucho, al que deslumbró al mundo en Brasil 2014: presión alta, máxima precisión y velocidad en la circulación del balón y una contundencia letal.

Así, en apenas ocho minutos, dio dos golpes demoledores a México. Y los dos obra de Goretzka, una de las nuevas joyas del fútbol alemán. El talentoso mediocampista del Schalke -¿podrá retenerlo?- recibió primero un pase de Benjamin Henrichs y definió con un remate esquinado a la carrera que exhibió su enorme calidad.

“México, México”, comenzó a gritar el público en el Estadio Fisht. Pero hoy solo hubo un equipo en el campo ubicado a orillas del Mar Negro.

El segundo tanto de Goretzka llegó con un pase entre líneas de Werner, otro de los nombres llamados a liderar la “Mannschaft” del futuro. El delantero del Leipzig filtró el balón en la endeble defensa mexicana y el jugador del Schalke definió otra vez de primera y sin darle tiempo a la reacción de Ochoa.

Llegó entonces una tímida reacción de México, que tuvo un par de ocasiones para descontar ante una Alemania que había levantado el pie del acelerador. El 2-0 era tal vez demasiado castigo para México, que pagó una vez más su lento inicio de partido. El conjunto de Osorio comenzó perdiendo en los tres encuentros del torneo y siempre pudo igualar o remontar. Pero a la cuarta fue la vencida.

El entrenador de México dio ingreso a la joven promesa Hirving Lozano por Javier Aquino en el entretiempo, pero poco cambió. Más bien lo contrario.

En una jugada con el sello de la Alemania de Löw, Julian Draxler filtró un balón y Jonas Hector pasó al medio para que Werner empuje el balón a la red y sume su tercer tanto del torneo y se ubique en la cima de la tabla de artilleros junto a Goretzka.

Tuvo el descuento México con un cabezazo al travesaño de Raúl Jiménez y luego Fabián maquilló el marcador con un espectacular disparo. Sin embargo, Younes devolvió el golpe para completar la goleada.

Una vez más, el conjunto norteamericano sufrió un cachetazo en su ambición de ingresar en la elite. Y Alemania demostró que, en el fútbol, el futuro le pertenece. El domingo, le espera una nueva prueba ante Chile.

Fotografías: Getty Images

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies