Atlético

article title

La inverosímil gestión del ‘caso Vitolo’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El internacional español Vitolo Machín pagó hoy la cláusula de rescisión para desvincularse del Sevilla y poder jugar a partir de enero en el Atlético de Madrid en lo que fue una de las operaciones más polémicas y surrealistas vividas en los últimos años en el fútbol español.

La secuencia de los acontecimientos es de película: el domingo parecía tenerlo hecho con el Atlético, el lunes el Sevilla anunció un acuerdo de renovación, el martes la prensa especuló con una ofensiva desesperada del club de la capital de España y hoy todo se resolvió con el pago de la cláusula de rescisión por parte del jugador para desvincularse del club andaluz.

Vitolo, de 27 años, acudió a la sede de LaLiga, la patronal de clubes españoles, para depositar los 37,4M€ que tenía de cláusula y romper así su contrato con el Sevilla.

El jugador entró por el garaje para intentar evitar a los múltiples medios de comunicación que se agolpaban en la entrada del edificio y se marchó 25 minutos después.

Previamente, llegó a La Liga el director general de Las Palmas, Patricio Viñayo, también parte interesada en la operación, pues Vitolo jugará en el equipo insular hasta enero, cuando pasaría al Atlético de Madrid.

Ésta fue la fórmula ideada por el club rojiblanco para reforzarse, pues sobre él pesa la sanción de FIFA de no poder inscribir jugadores hasta enero por irregularidades en la contratación de futbolistas menores de edad.

Con el pago de la cláusula, Vitolo cerró tres días de locura. El presidente del Sevilla, José Castro, sorprendió a todos el lunes al anunciar un acuerdo para renovar el contrato del jugador tras conversaciones con el agente y el padre del futbolista.

“En vez de hablar, hemos actuado”, dijo Castro con orgullo. Pero faltaba la firma de Vitolo y el Atlético se apresuró a ofrecerle cinco millones de euros por temporada, uno o dos millones más, según fuentes, de los que le ofrecía el Sevilla. Y Vitolo decidió cambiar el rumbo de los acontecimientos para jugar en el Atlético previo paso por un “equipo puente”.

Porque Las Palmas se reservó un papel no pequeño en toda la trama. Así, el club en el que se formó Vitolo disfrutará de la calidad del futbolista hasta enero y además ingresará el 12,5 por ciento de lo pactado en su día por una futura venta cuando lo traspasó al Sevilla, en 2013. O lo que es lo mismo, Las Palmas recibirá del Sevilla 4,6M€.

De esta forma, el Atlético consiguió a un futbolista internacional de peso, una petición de Diego Simeone, su entrenador. Además, mostró capacidad de persuasión -con dinero mediante- a pesar de la sanción de FIFA.

Mientras, el Sevilla se quedó sin uno de sus principales futbolistas y tendrá que buscar un recambio de garantías bajo la supervisión de su entrenador, Eduardo Berizzo, quien desea saber cuanto antes con qué plantel contará para jugar en agosto la previa de la Liga de Campeones, una cita vital para el conjunto andaluz.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies