Se habla de:

Fútbol Europeo

article title

La importancia de Allegri

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hace casi dos años, cuando Massimiliano Allegri tomó las riendas de la Juventus, todo eran dudas. Tras un despido del Milan a mitad de la temporada 2013/14, pasaba a ocupar la vacante dejada por Antonio Conte, que había devuelto a la Juve a la primera plana mundial ganando tres Scudetto consecutivos. El miedo del hincha bianconero residía en el hecho de que se firmase a un técnico que había sido cesado meses atrás de un club como el Milan.

Sin embargo, el entrenador toscano no se amedrentó y aceptó el reto de trasladar la hegemonía de la Juventus en liga a los torneos coperos, tanto nacionales como internacionales. Y es que con Conte la Vecchia Signora nunca fue capaz de ganar la Coppa Italia o superar los cuartos de final de la Champions League. El objetivo de Allegri era hacer más grande a un equipo ya construido que parecía que no daba más de si. Y lo logró. Firmó una temporada de debut sensacional, levantando el Scudetto y la Coppa, sólo resistiéndosele la Copa de Europa, de la que fueron subcampeones. Apenas necesitó 9 meses para confirmar con títulos que la dirección deportiva bianconera había acertado en la decisión de ficharle. Y todo sin fichajes estelares, sólo billetes de 10 euros.

“No se puede comer con 10 euros en un restaurante de 100 euros” – Antonio Conte sobre la Juventus en la Champions League, declaraciones que evidenciaron el motivo de su marcha.

En su segunda temporada al frente del equipo turinés las cosas no arrancaron todo lo bien que se esperaba. El equipo llegó al comienzo de la temporada falto de forma, de ideas y de compromiso, lo que provocó un inicio de temporada nefasto, con 5 puntos de 18 posibles y coqueteando con el descenso. Debido a eso se llegó incluso a barajarse la destitución de Allegri entre los mandatarios, pero a raíz de la victoria en el Derby della Mole contra el Torino las cosas fueron para mejor. Desde ese 31 de Octubre hasta la fecha en la que la Juventus se ha proclamado campeona matemática, ha logrado 73 puntos de los últimos 75 posibles, o lo que es lo mismo, 24 victorias y un empate en 25 encuentros. Cifras asombrosas al alcance de muy pocos.

Allegri ha mejorado a Antonio Conte, sin duda. Llego a esa conclusión porque con Allegri la Juventus ha vuelto a ganar la Serie A con autoridad y con varias jornadas de antelación. Además de haberse vuelto a plantar en la final de Coppa, de la que sólo el Milan separa de hacer el doblete. Y todo esto sin varias de sus piezas fundamentales la temporada pasada, como Andrea Pirlo, Arturo Vidal y Carlos Tévez, que fueron traspasados en verano. Para compensarlo, se apostó por fichar jugadores que mejoraran el fondo de armario, que dieran un alto rendimiento inmediato y jóvenes estrellas en crecimiento. Ejemplos como Lemina, Khedira y Rugani y Dybala, respectivamente.

“Massimiliano Allegri rompió con su idea inicial de mantener un esquema y sistema de juego que le había dado muchas alegrías la temporada pasada. Se supo adaptar a lo que le pedía el equipo, pero sobre todo se adaptó a los rivales” – LEER MÁSLa extraordinaria remontada de la Juventus.

Otra de las claves de Allegri ha sido su capacidad para adaptarse a las necesidades del equipo y de lo que exigían los rivales. El claro ejemplo es como la temporada pasada comenzó con el 3-5-2 que diseñó Conte y que terminó exprimiendo, para terminar poniendo su sello con el 4-3-1-2. Esta temporada se ha podido ver a una Juventus mucho más polifacética en este aspecto: bajo el 4-4-2 en línea, el 4-3-1-2 (o el 4-4-2 en rombo para los más puristas) o el 3-5-2. Unos sistemas en los que el eje del equipo siempre ha sido Marchisio, encargado de la salida de balón del equipo desde el centro del campo. Y siempre sistemas en los que la zaga titular de la Selección Italiana, Barzagli, Bonucci y Chiellini han sido protagonistas, escoltados bajo palos por el legendario Buffon.

Quizás buena parte del éxito de esta Juve resida en estos últimos cuatro nombres. Cuatro piezas fundamentales. Y en ataque el equipo ha pasado de tener a un veterano estrella como Tévez asociándose con Morata a estar liderado por Paulo Dybala, La Joya, y Mario Mandzukic, que le ha ganado la partida al ex-delantero del Real Madrid. No obstante, si por algo hay que alabar también a Allegri es por hacer que las teóricas piezas secundarias se sientan importantes, si no que se lo digan a Morata y Zaza, que partiendo en incontables ocasiones desde el banquillo han dado puntos a la Juve; a Rugani, que ha sabido esperar una vuelta casi sin acumular minutos para erigirse como la alternativa a cualquier defensa titular; o a Evra, que ha alternado el carril izquierdo con Alex Sandro según los planes que tuviese Allegri para cada partido.

Ya nadie se acuerda de los jugadores superclase que se vendieron en verano. Ya nadie se acuerda, mucho menos, de Antonio Conte. Nadie se acuerda, simplemente, porque un tal Massimiliano Allegri es capaz de reconstruir e incluso mejorar todo lo que se va de Turín. Por eso la Juventus puede estar tranquila con él, tienen a un técnico de primer nivel en su banquillo.


BONUS TRACK: Hasta la fecha, Massimiliano Allegri ha logrado 4 títulos con la Juventus en 2 años (pueden ser 5 si gana la Coppa Italia). Antonio Conte consiguió 5 en 3 años. Infravalorado el entrenador toscano.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados