Se habla de:

NFL

article title

La hora del futuro: Mock Draft NFL 2017

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Desde que aquella SuperBowl increíble entre Patriots y Falcons cerrase la pasada temporada en la NFL, todos los fanáticos del fútbol americano esperamos con ansias que llegue el nuevo curso, donde estará presente la nueva camada de jugadores procedentes del draft.

Un año más, una de la grandes citas del año, el draft, dejará talento a raudales en los equipos de la NFL. A continuación mis pronósticos de lo que será la primera ronda el próximo 27 de abril.

1 – Myles Garrett (DE – Texas A&M)

Una estrella preparada para alumbrar cualquier franquicia. Una bestia sin cadenas que cuenta los días para debutar en la NFL. No hay duda alguna que el defensor formado en Texas A&M es, por condiciones, el rey de este draft. Un cuerpo de gigante movido con tal velocidad que los QB rivales tienen escasos segundos para ejecutar la ofensiva, siempre y cuando no cuenten con una muralla China para defenderlos que les haga ganar algunos más. Un león salvaje y descontrolado que espera encontrar una franquicia para ganarse su corona. Todo apunta a que si los Browns no se la juegan por un QB, el elegido en el número 1 será Myles.

2 – Solomon Thomas (DE – Stanford)

Son varios años buscando una pieza clave en su línea defensiva y los 49ers parecen seguir por ese camino hasta dar con la clave para construir un muro sólido. Solomon ha demostrado en la universidad de Stanford que puede ser el hombre indicado para esta tarea, con una fortaleza descomunal que cuanto menos intimidará a sus adversarios. Un bloque de granito para seguir cimentando esa muralla que tanto ansían en San Francisco para volver a estar en los playoffs. Quizás tengan grietas en otros puestos pero Thomas es un jugador al que es difícil dejar escapar.

3 – Marshon Lattimore (CB – Ohio State)

Sin demasiada experiencia a sus espaldas y señalado por varias lesiones serías que, no obstante, no le impiden ser una garantía para la segunda línea de cualquier equipo que apueste por él. Puede ser la mejor opción para aquellos que, como los Bears, tienen como objetivo reforzar su armada de cornerbacks. Es fuerte y rápido además de ser muy pegajoso en la marca, en la que demuestra intuición a la hora de ayudar en la cobertura. Un talento que tiene margen para seguir creciendo si le dan la oportunidad.

4 – Leonard Fournette (RB – LSU)

Todo parece indicar que los Jaguars irán de cara a por el mejor jugador ofensivo del draft. Un corredor muy grande, fuerte y con piernas ágiles, aunque sean sus dos primeras cualidades las que destaquen. Sus primeros metros son imponentes y en campo abierto se desenvuelve aunque es aquí donde tiene que mejorar. En todo caso sería una osadía no prever una carrera muy exitosa para el jugador formado en LSU. Cualidades como para ser dominante en la NFL. Un diamante que hará partir en su búsqueda a los de Jacksonville.

5 – Jamal Adams (S – LSU)

Un todoterreno con gasolina y puesto a punto para la carrera. Un jugador que parece preparado para dejar grandes actuaciones en la liga. Un defensor que reforzaría la secundaria de los Titans de manera seria, aportando todas sus cualidades positivas, que son muchas, a un equipo que busca crecer en la retaguardia. Tiene una fuerza desmesurada en los tackles y aporta un plus en las ayudas contra el juego terrestre. Existen dudas sobre qué posición ostentará en el draft, pero lo que está claro es que sus habilidades y sus actuaciones en LSU deberían llevar su nombre al Top 5.

6 – Mitchell Trubisky (QB – North Carolina)

Los Jets necesitan un director en el campo y lo más sensato parece ser que escojan un QB. Puede que a corto plazo esta elección no sea la que más resultados favorables aporte a los neoyorquinos, pero pensando en reconstruir un proyecto anclado, es uno de los hombres que genera ese halo de esperanza necesario para alentar a su afición. En North Carolina se ha dejado notar con grandes encuentros y notables números este último año, moviéndose con fluidez en el pocket y leyendo bien las situaciones del juego, lo que ha permitido elevar su caché hasta situarle como el primer QB del draft. Un brazo seguro y fuerte para levantar un equipo estancado.

7 – Malik Hooker (S – Ohio State)

Instinto natural para interceptar balones. Un don para intuir hacia donde irá el envío del QB rival. Un verdadero escollo para cualquier receptor. Hooker es un jugón de esos que no puedes dejar escapar, y teniendo en cuenta su versatilidad en el fondo de la defensiva es muy probable que los Chargers no duden en escogerle como su primera opción. Esa capacidad de adelantarse a todos para atrapar el balón necesita ser reconocida entre los primeros escalones. Tiene madera de titular y puede que si gana algo de fuerza se acabe convirtiendo en un fijo de la liga

8 – Mike Williams (WR – Clemson)

Los Panthers son un caos en muchos aspectos, pero teniendo en cuenta su escasez en el apartado de receptores, lo más lógico es pensar en un nuevo WR. Entre los miembros del draft, que ocupen esta posición, es Mike Williams el elegido por su gran fuerza y salto, que le permiten realizar recepciones espectaculares. Su año en Clemson fue impecable, por lo que no solo es un boleto de futuro, también tiene mucho presente. Puede que los Chargers se adelanten si Hooker asciende algunas posiciones y no tienen la opción de hacerse con sus servicios, pero de no ser así, tiene pinta de marchar para Carolina.

9 – Jonathan Allen (DE – Alabama)

Si todo sigue este trascurso puede ser uno de los grandes robos de la noche, pero no veo inconveniente alguno para que ocurra, por ello llevo a uno de los mejores 5 prospectos hasta la novena posición. Allen es una bestia física. Otro de esos jugadores que puede ser realmente incisivo en un partido, causando muchos quebraderos de cabeza a la ofensiva enemiga. Su elección despierta algunas dudas en varios conjuntos, por lo que su nombre tiene pinta de salir poco antes de terminar con los diez primeros, permitiendo a los Bears reforzar su tímida defensa con una pieza de lujo.

10 Gareon Conley (CB – Ohio State)

Los Bills necesitan reforzar su secundaria, y dentro de las opciones que les quedarían una vez llgeado su turno, el CB fomrado en Ohio State sería su mejor opción. Conley es un jugador con cualidades más que suficientes como para ser tirular ya desde su primer año si trabaja bien el la pre temporada, no obstante, puede que si los Bills deciden lanzarse a pescar un pez de mayor tamaño vea su nombre algunos puestos más abajo. No cabe duda que tiene madera para la NFL, pero habrá que ver si acaba entrando en el top 10. Por talento no sería extraño.

Del 11 al 32

11 Taco Charlton (DE – Michigan): Futuro asegurado. Mucha proyección

12 OJ Howard (TE – Alabama): Un jugador capaz de recibir y blocar con fiereza.

13 Corey Davis (WR – West Virginia): Receptor de matrícula en West Virginia que quiere deslumbrar en la NFL

14 Marlon Humphrey (CB – Alabama): Otro talento defensivo para la primera ronda.

15 Takkarist McKinley (DE – UCLA): Los Colts necesitan defensa y pueden llevarse un buen jugador.

16 Cam Robinson (OT – Alabama): Más fuego para la línea ofensiva de los Ravens.

17 Derek Barnett (DE – Tennessee): Seriedad para un equipo completo que quiere jugadores preparados.

18 John Ross (WR – Washington): Velocidad en estado puro. Aire fresco en ataque para los Titans

19 Christian McCaffrey (RB/WR – Stanford): Descaro y talento para reforzar cualquier ofensiva

20 Ryan Ramcyk (OT – Wisconsin): Un protector de primera para el QB de los Broncos

21 Reuben Foster (LB – Alabama): El mejor LB del draft. Un regalo para cualquier equipo que apueste por él

22 Haason Reddick (LB – Temple): Versátil y trabajador. Un jugador con entrega mayúscula sobre el campo

23 David Njoku (TE – Miami): Más complementos en ataque para Manning

24 Dalvin Cook (RB – Florida State): RB puro. Un jugador de mucho futuro para los Raiders

25 Pat Mahomes (QB – Texas Tech): Brazo portentoso pero mucho trabajo por delante

26 Kevin King (CB – Washington): Un CB de primera ronda para la gran secundaria de Seattle

27 Adoree’ Jackson (CB – USC): En la NFL Combine demostró que puede ser un primera ronda

28 Sidney Jones (CB – Washington): Lesiones aparte, es un top 5 de CB en este draft. Arriesgado pero ganador si supera sus problemas

29 T. J. Watt (OLB – Wisconsin): Un armario lleno de posibilidades y encima de la casa

30 Deshone Kizer (QB – Notre Dame): Un heredero para Big Ben. Un año en el banquillo para ir cogiendo experiencia

31 Forrest Lamp (OG – Western Kentucky): Más fuerza en la línea ofensiva para un equipo candidato al título

32 Tre’Davious White (CB – LSU): Un jugador de garantías para cubrir una secundaria muy debilitada.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados