Copa del Rey

article title

La hora de la Copa

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Tras el parón de festivos que concede vacaciones, vuelve el fútbol español con los octavos de la Copa del Rey.
Podría decirse que ésta es la hora de la Copa, cuando empieza a producirse la emoción y el interrogante del resultado. La estructura de esta competición desventaja a los clubes humildes y el partido doble de los dieciseisavos desde la temporada 2005/06 todavía deja menos oportunidades a la sorpresa.

El torneo del KO cada vez está más lejos de serlo. Sin embargo, algunos equipos han sonrojado a los grandes desde entonces. Pellegrini fue víctima de ello dirigiendo al Villarreal, cuando el Polideportivo Ejido les eliminó en 2008, y con el Real Madrid en 2009, sufriendo el famoso ‘Alcorconazo’. También el Real Unión eliminó al conjunto blanco en 2008. Y el Albacete lo hizo con el Atlético en 2011.

Leer más: Razones para estar en contra del actual formato copero

Aunque los clubes modestos esperan el sorteo con la alegría y esperanza de ser enfrentados a equipos de gran nombre, son muchos los que reclaman que vuelva el partido único, para que la cabida de los clubes de categorías inferiores en la Copa del Rey cobre más sentido y surjan más oportunidades para dar la campanada.

En la primera década del 2000 algunos grandes se borraron, dejando paso durante algunos años a que otros clubes ganaran la competición. A partir del 2009, el reinado de la Copa se ha repartido entre FC Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid y Sevilla. Justo coincide con la temporada que el Barcelona ganó todos los trofeos a los que aspiraba, y parece que desde entonces, los más grandes vuelven a mostrar el interés por ganarla y adjudicarse un palmarés más extenso al finalizar la temporada.

Los cruces de octavos auguran partidos de igualdad de los que se espera gran espectáculo balompédico. Destacados encuentros de liga reiterados en otra competición, con el valor añadido de la eliminatoria.

Valencia – Celta

Junto a Osasuna y Eibar, el Valencia y Celta abren la eliminatoria de octavos. El Valencia vive un momento delicado tras el último movimiento generado por la dimisión irrevocable de Prandelli. Voro vuelve a ser llamado para el rescate de un equipo que precisa de motivación para revertir la situación. Aunque el desastre general del club valenciano se evidencia en la clasificación y los doce puntos obtenidos en quince jornadas que ha disputado el conjunto ché, quién sabe si la Copa del Rey es una oportunidad para dar un giro a una temporada que está siendo dramática. Seguir en esta competición sería una carga más, y a la misma vez un aliciente para una afición que se siente desilusionada. Llegar a la final de la Copa del Rey puede ser sinónimo de la concesión de billete europeo. Así como también participar en la Supercopa de España.

El Celta, aunque no obtiene los resultados pretendidos, y en ocasiones refleje falta de fortuna, sigue vivo en todas las competiciones. Su juego debería alzarle a posiciones superiores en la tabla. Aún sumando también algunas bajas, a priori parece tener más de cara el primer encuentro que se va a disputar en Mestalla.

Osasuna – Eibar

El Osasuna, colista de La Liga tras eliminar al Granada, también en zona de descenso, recibe al Eibar, equipo firme en Primera que se encuentra en octava posición, consolidando su presencia en la máxima competición tras el milagro del ascenso. La situación que atraviesan los navarros no les fija como favoritos. No obstante, se enfrentan al equipo con el que han logrado la única victoria que suman en liga.

UD Las Palmas – Atlético de Madrid

Choque de estilos. Dos equipos en busca de los buenos resultados en el pistoletazo de salida de La Liga. El mes de diciembre no ha sido el más efectivo para ambos. Las Palmas no ha visto la victoria en liga y el Atlético lo hizo en una ocasión, justamente ante los canarios. Los de Setién, definidos por el juego de posesión y toque, perdieron en el encuentro de liga disputado en el Vicente Calderón, pero los octavos pasan primero por la isla.

Tras las dudas generadas en el Atlético dentro y fuera del terreno de juego, el revuelo del nombre del nuevo estadio y la modificación del escudo, Simeone ha proporcionado la calma corroborando su interés por seguir dirigiendo las filas rojiblancas, y cumplir con el contrato establecido hasta 2018. Primer partido oficial para el propósito de reencontrarse con el idilio de la excelencia defensiva que caracteriza la gran etapa del Atlético.

Deportivo – Alavés

El Deportivo se mantiene pese a la marcha de Lucas Pérez, su máximo exponente ofensivo, que puso rumbo a la Premier League. Viene firmando un buen último tramo liguero, donde a pesar de las derrotas ha plantado cara a Sevilla y Real Madrid. El Alavés juega con el factor de poder lograr el pase a cuartos ante su afición. Equipo revelación, la gran sorpresa de los recién llegados a La Liga, que con la suma de sus resultados se sitúa cómodo en la tabla, con signos claros de permanencia y una ventaja de nueve puntos respecto a la zona de descenso.

Alcorcón – Córdoba

Ambos clubes, ya conocidos en esta competición, son los equipos de Segunda que han logrado el pase a octavos tras eliminar a Espanyol y Málaga, respectivamente. El emparejamiento que concedió el sorteo puede ser visto desde varias perspectivas, la esperanza de llegar a cuartos o la oportunidad fallida de medirse a uno de los grandes en el caso de ser eliminados. Las estadísticas favorecen al Alcorcón, pero los números no mandan en el verde. En la tabla se separan solamente por tres puntos. La Segunda División tiene garantizada una plaza en cuartos con un partido de igualdad de condiciones.

Real Sociedad – Villarreal

Máxima paridad también en este encuentro de gran altura, que enfrenta a dos de los equipos que mejor fútbol están ofreciendo en liga, con un estilo de juego vistoso. Liderados por dos entrenadores que merecen ser protagonistas junto a los nombres de siempre. La clasificación les tiene unidos en posiciones y separados por la mínima preeminencia de la diferencia de goles. La eliminatoria empieza a jugarse en Anoeta y terminará decidiéndose en El Madrigal.

Real Madrid – Sevilla

La guinda de los octavos, encuentro de máxima expectación. El líder de La Liga recibe al Sevilla, tercero en la tabla y dirigido por un hombre que ha dado pie a que el concepto ‘sampaolismo’ llegue hasta la tienda oficial del club, con camisetas dedicadas al entrenador. Jorge Sampaoli tiene las ideas muy claras y apuesta alto, signo que predice la exigencia y nivel de esta eliminatoria.

El Real Madrid de Zidane, que empezó el camino sin convencer al espectador y sigue sin seducir a algunos, ya suma 37 partidos invicto, con el récord de Luis Enrique entre ceja y ceja, y vuelve a la competición española tras lograr otro trofeo internacional para su vitrina. Curiosamente, como ya suele ocurrir en otras ediciones, se solapan mismos rivales en liga y copa. El calendario cita tres duelos de alta tensión en dos semanas, con la apetencia del aficionado del fútbol a la espera de un espectáculo asegurado.

Athletic Club – FC Barcelona

El clásico de Copa del Rey, que enfrenta al rey de copas y su predecesor, primer club en ganar la competición.
Las abrumadoras estadísticas, la tabla de la competición doméstica y el estilo de juego, otorgan la clara superioridad al conjunto azulgrana. Sin embargo, los leones han creado un fortín en San Mamés en los últimos encuentros disputados. No sería la primera vez que el Athletic daría la sorpresa ante el Barcelona, si tenemos en cuenta el precedente de la Supercopa de España.

A la espera de saber cómo han sentado los turrones navideños, vayamos tomando asiento para estos octavos de gran nivel que están a punto de arrancar. Ha llegado la hora de la Copa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados