Se habla de:

NBA

article title

La hora de Deron Williams

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Se llevaba especulando ya varios años con la posibilidad de que Deron Williams fichara por el equipo de su ciudad natal, los Dallas Mavericks. En el verano de 2011 eligió quedarse en los Brooklyn Nets por las mejores condiciones contractuales.

4 veranos más tarde, Deron no es el mismo jugador que firmó ese contrato de 5 años y 100 millones de dólares. Los Nets de Williams (y de Joe Johnson, Brook Lopez, Kevin Garnett, Paul Pierce, Andrei Kirilenko…) han sido una de las mayores decepciones de los últimos años. Todos esos nombres llegaron tras la compra del equipo por el millonario ruso Mikhail Prokhorov, que a golpe de talonario formó el que por nombres era uno de los mejores equipos de la liga. Sin embargo, todos esos nombres no bastaron para hacer de los Nets un equipo competitivo, acabaron la temporada 2013-2014 con un discreto record de 44-38, y fueron eliminados de los playoffs en segunda ronda por los Miami Heat. Escaso bagaje para un equipo construido para el éxito inmediato.

Decepción en Brookyln, ni Johnson ni Deron rindieron lo esperado | Getty Images

Decepción en Brookyln, ni Johnson ni Deron rindieron lo esperado | Getty Images

Muchos dedos apuntaron a Deron tras el fracaso del proyecto. Paul Pierce afirmó una vez fuera del equipo que el principal problema de los Nets era la actitud de sus veteranos. “En ese vestuario había veteranos que no querían jugar, que no querían entrenar. Kevin (Garnett) y yo teníamos que tirar de ellos cada día. Antes de llegar a Brooklyn, veía a Deron Williams como un candidato a MVP. Pero cuando llegué, vi que el simplemente no quiere serlo. Le ha podido la presión”. No debía de andar muy desencaminado Pierce, cuando este verano el equipo, cansado de las continuas lesiones y problemas de actitud del base, acordaron el “buyout” de su contrato. Le pagarán los 25 millones que le restan por cobrar, y Williams queda libre para firmar por otro equipo.

Los Mavs llamaron a su puerta este verano, y le han firmado un contrato de 2 años y 10 millones, un salario 4 veces menor al que cobraba en Brooklyn. Deron, aunque nacido en West Virginia, creció y se formó como jugador en la ciudad texana, donde espera recuperar el nivel que le hizo estar entre los mejores bases de la liga.
Fue en Utah donde (tras 3 buenas temporadas en la Universidad de Illinois) jugó su mejor baloncesto. Llegó a la franquicia con el número 3 del draft de 2006. Elegido por delante de Chris Paul, entre otros, la presión en el joven Williams estuvo ahí desde la primera temporada. La sombra de John Stockton es alargada, y desde la retirada de la leyenda Jazz, el puesto de base se convirtió en un problema que ni Carlos Arroyo ni el español Raül López pudieron solucionar. Deron aceptó el desafió y lideró junto a Carlos Boozer a los Jazz durante 6 temporadas, en las que devolvieron al equipo a los playoffs y a competir por el título, tocando techo en las finales de conferencia de 2007.

Lejos quedan ya aquellos días en los que, junto a Chris Paul, apuntaba a ser uno de los grandes en su posición. Para volver a su mejor nivel, debe recuperar esa voracidad a la hora de atacar el aro que tenía en Utah, algo que en sus tiempos en Brooklyn perdió, tanto por sus problemas físicos como por una tendencia a abusar del tiro exterior. Ha demostrado que también puede ser un gran pasador, ha promediado más de 10 asistencias 4 veces en su carrera. También tiene las condiciones para ser buen defensor, es un jugador rapidísimo y más grande que muchos de sus rivales.

Deron a recuperar su nivel de Utah junto a su ex-compañero Wesley Matthews

Deron a recuperar su nivel de Utah junto a su ex-compañero Wesley Matthews

En Dallas se va a encontrar ante el mayor desafío de su carrera. Se espera de él que lidere el backcourt del equipo tras la salida de Monta Ellis y Rajon Rondo en el mercado de agentes libres. El otro gran fichaje, Wesley Matthews, sale de una lesión en el tendón de Aquiles, por lo que se desconoce cuándo y en qué condiciones reaparecerá. Chandler Parsons también viene de una larga lesión en la rodilla, por lo que a principio de temporada Williams tendrá que asumir un papel protagonista. Entre él y Nowitzki tendrán la difícil tarea de mantener a este equipo en puestos de playoff, lo que en el oeste será complicado.

Además de los 6 equipos “fijos” (Warriors, Clippers, Spurs, Thunder, Rockets y Grizzlies), este año los Pelicans de Anthony Davis y Alvin Gentry parece que también son claros candidatos a entrar. Eso deja solo un hueco para muchas franquicias que tienen como objetivo clasificarse. Utah, Phoenix, Portland o los reforzados Sacramento Kings se postulan como los rivales de los Mavs en la carrera por esa última plaza. Si Deron vuelve a ser Deron, Dallas tendrá mucho ganado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados