Fútbol alemán

article title

La historia de Ousman Manneh: de refugiado a goleador

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La última jornada de la Bundesliga nos dejó las derrotas de Bayern, Borussia Dortmund, Wolfsburgo y Bayer Leverkusen. Cuatro de los equipos más fuertes, teóricamente, de Alemania. Precisamente el club de la ciudad de residencia de la gran empresa química de medicina, perdió ante el Werder Bremen contra pronóstico. Y el gol de la victoria Grün-Weiß lo anotó Ousman Manneh, un chico con una historia increíble.

Perteneciente a la generación del 97, 19 años lo contemplan, comenzó a jugar al fútbol profesional tan solo hace dos años (jugó en una academia franco-americana en Gambia). Siendo un adolescente tuvo que abandonar su país natal, Gambia, junto con su familia por culpa de la dictadura instaurada en el país africano. Uno de los millones de refugiados que se ven obligados a dejar atrás su casa en busca de una vida mejor pero, desgraciadamente, solo uno de los pocos con fortuna.

Su destino fue Bremen y el campo de refugiados de Lesum pero la complicada situación que le ha tocado vivir no ha impedido que cumpla su sueño: ser futbolista profesional. En Alemania comenzó a desarrollarse como jugador en un modesto equipo, Blumenthaler SV, en el cual marcó 15 goles en 11 partidos y llamó la atención de equipos como Wolfsburgo, Schalke 04 o Sankt Pauli.

LEER MÁS: Ryan Boudebouz, de promesa a realidad

Pero decidió quedarse en Bremen y pasó a formar parte del equipo de jóvenes del club alemán. El 25 de julio de 2015 debutó con el equipo filial del Werder Bremen y marcó el gol de la victoria contra el Hansa Rostock. Sus brillantes actuaciones le valieron un contrato profesional con el club verdiblanco por tres años. Su sueño se había cumplido de forma literal, ya tenía un contrato profesional, pero el reto mayúsculo es debutar en la élite y mantenerse durante muchos años para poder vivir del fútbol.

Ese momento tampoco tardó en llegar. Debuto con el primer equipo -de forma no oficial- en un partido amistoso ante el modesto SV Wilhelmshaven en el cual marcó cuatro goles. Esto sucedió en la pretemporada 2015/16 pero para su debut oficial habría que esperar un año.

Fue el 21 de septiembre de 2016, entró en el minuto 55, se debut fue discreto y su equipo perdió por 2-1 ante el Mainz pero será una fecha que Ousman nunca olvidará. Aunque sin duda no olvidará el 15 de octubre, cuando marcó el gol de la victoria del Werder Bremen contra el Bayer Leverkusen. “No me lo puedo creer. ¿Es real o estoy soñando? Es el momento más grande de mi vida”, declaraba el joven que anhelaba sobrevivir a la terrible situación de su infancia y ahora tiene todo en su mano -en sus pies, mejor dicho- para tener una vida tranquila para él y su familia. En tan solo dos años, su sueño ya es una realidad.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados