Fútbol inglés

article title

La historia de Jesús Navas en Manchester, cerca del final

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El extremo sevillano Jesús Navas vive sus últimos meses en Inglaterra. Desde que recalara en verano del 2013 en Manchester, el futbolista de Los Palacios termina contrato con el Manchester City el 30 de junio de 2017, pero desde que se abriera el mercado invernal ya puede firmar por cualquier otro club.

Con 31 años y más de media vida en Andalucía luciendo los colores de su Sevilla, Jesús Navas añora la banda del Ramón Sánchez Pizjuán. Un estadio y una afición que esperan con ahínco el regreso del hijo pródigo. Otra banda, la del Etihad Stadium, su actual club, en la que ha recorrido tres temporadas de altibajos, de subidas y bajadas con Mauricio Pellegrini y, ahora con Pep Guardiola en el banquillo.

20 millones de euros fue lo que separó el camino del Sevilla con Jesús Navas. El ex-internacional con España decidió cambiar el sol radiante del sur de España por las lluvias de Inglaterra. En la temporada 2014-2015 y 2015-2016 su protagonismo con los citizen se vio incrementado tanto que logró disputar un total de 35 y 34 partidos respectivamente.

LEER MÁS: El miedo de Jesús Navas

 

Campeón del mundo y de Europa con España, Jesús Navas quiere volver a la Península Ibérica, a su Sevilla natal. Con Guardiola en el banquillo del Manchester City su figura se ha visto aún más relegada a un tercer plano, acaparando el nombre de revulsivo. Con 505 minutos disputados en Premier League, su último partido de titular fue el pasado 2 de enero contra el Burnley. Una oportunidad que llevaba sin recibir desde el 10 de diciembre de 2016. Cuatro partidos, dos de titular y dos saliendo desde el banquillo, son los que ha vestido la elástica del City en competición europea en lo que va de temporada.

Registros que no ayudan a que el extremo viva un momento de forma y moral adecuado. Con la notable situación que atraviesa el Sevilla bajo los mandos de Jorge Sampaoli, la operación se vería con buenos ojos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados