Rusia 2018

article title

La gran sequía argentina

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Por increíble que parezca, han pasado casi 11 meses desde la última vez que la selección de Argentina ha anotado un gol de jugada en partido oficial. Fue el 16 noviembre 2016, cuando Ángel Di María cerró con un disparo con la izquierda la goleada 3-0 contra Colombia.

Fue en la 12ª jornada del clasificatorio sudamericano para el Mundial de Rusia 2018. Ya por aquel entonces no le iba bien a Argentina: antes de ese encuentro, en el inicio de la temporada 2016/17 -tras caer en la final de Copa América-, había perdido contra Brasil (3-0) y Paraguay (0-1) y empatado contra Perú (2-2) y Venezuela (2-2), ganando solo a Uruguay (1-0).

Desde entonces, ya en el año 2017, Argentina ha sido incapaz de marcar un gol de jugada en los cinco partidos de la fase de clasificación que ha disputado. Solo ha anotado dos goles: Messi de penalti en la victoria por la mínima contra Chile; y un autogol de Rolf Feltscher en el empate contra Venezuela en septiembre. En los otros tres partidos, una derrota (2-0) contra Bolivia y sendos empates sin goles contra Uruguay y Perú.

Poseer a Leo Messi como líder y tener a disposición a algunos de los mejores delanteros del mundo como Higuaín, Icardi, Dybala o Agüero no ha sido suficiente. La selección de Argentina es incapaz de sacarles partido con un juego romo y plano, que depende absolutamente de los momentos puntuales de genialidad de Messi.

No obstante, un gol contra Ecuador les puede valer para clasificarse para Rusia 2018, o al menos para la repesca. Gracias a los resultados de la penúltima jornada y pese a su empate contra Perú, Argentina depende de sí misma para acudir al Mundial. Habrá que ver si son capaces de anotar ese gol que se resiste desde hace casi un año.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados