article title

La generación Moto2 y los viejos rockeros del dos y medio

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Nacho GONZÁLEZ – Moto2 irrumpió en el Mundial en el año 2010 sustituyendo a la histórica categoría de 250cc, presente en el campeonato desde su creación en 1949. Entonces, los cuatro grandes protagonistas del último año del cuarto de litro aprovecharon para subir a MotoGP: Hiroshi Aoyama, Héctor Barberá, Marco Simoncelli y Álvaro Bautista.

A partir de 2011, la clase reina comenzó a nutrirse -poco a poco- de los pilotos surgidos de la nueva categoría, para los que el salto en cuanto a cilindrada ya era mucho menor. Los primeros fueron Toni Elías, que regresó a la élite tras proclamarse campeón de la temporada inaugural de la renovada categoría intermedia, y el checo Karel Abraham, apoyado en los billetes de su padre.

El sucesor de Elías, el alemán Stefan Bradl, siguió los pasos del español, aceptando la oferta del Team LCR para correr en MotoGP. Junto a él, la entrada en escena de las CRT amplió la parrilla, y permitió la llegada de otros pilotos procedentes de Moto2 como el español Aleix Espargaró, los italianos Michele Pirro y Mattia Pasini, y el colombiano Yonny Hernández.

2013 fue el colofón de la generación Moto2, cuando Marc Márquez conquistó el título como rookie. Aunque todos los focos fueron para el ilerdense, también estuvo acompañado en su aterrizaje en la clase reina por algunos de sus rivales del año anterior, como el británico Bradley Smith y los italianos Andrea Iannone y Claudio Corti.

No faltó a la tradición Pol Espargaró, -que está cuajando una formidable temporada de debut tras conquistar Moto2-, llevándose consigo al subcampeón, el británico Scott Redding; así como al francés Mike Di Meglio, campeón del mundo de 125cc en 2008.

Seis supervivientes
Un flujo tranquilo pero constante de pilotos que ha llegado para quedarse, pero que todavía encuentra la oposición de la vieja guardia del cuarto de litro, personalizada en las figuras de Valentino Rossi, Dani Pedrosa, Jorge Lorenzo y Andrea Dovizioso. Precisamente, los cuatro principales perseguidores de Márquez en la clasificación de este 2014.

Tras ellos, la generación Moto2 ya va tomando posiciones, copando actualmente los puestos del sexto al décimo. En total, de los 27 pilotos que han participado en la presente temporada de MotoGP, hasta doce provienen de la recién creada categoría intermedia; y sólo quedan seis que hayan permanecido de forma continua en la clase reina desde que subieron del cuarto de litro: el cuarteto mencionado y los españoles Álvaro Bautista y Héctor Barberá.


(Tabla clasificación provisional MotoGP)

Aunque el Mundial de Superbike sigue apareciendo como vía alternativa para llegar a MotoGP, la generación Moto2 ya es imparable, y en 2015 su presencia podría seguir aumentando. El fichaje de Maverick Viñales por Suzuki parece un hecho, y otros pilotos como el finlandés Mika Kallio, el suizo Dominique Aegerter o el italiano Simone Corsi podrían subir con él.

De momento; Rossi, Pedrosa y Lorenzo han asegurado sus plazas en las dos grandes estructuras oficiales hasta 2016, pero tienen que estar muy alerta. Sus nuevos rivales son jóvenes, están sobradamente preparados, van muy rápido y ya empiezan a instalarse en los equipos satélites; e incluso Andrea Iannone llevará una Ducati oficial la temporada que viene.

La gran mayoría de ellos ya midieron sus fuerzas con Márquez en el pasado (Bradl, Iannone, Espargaró, Redding…); y están deseando acceder a los mejores equipos para hacer lo propio en MotoGP. Una cosa está clara: el relevo para los viejos rockeros de las dos y medio está garantizado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados