Se habla de:

Fórmula 1

article title

La Fórmula 1 no es fácil… Que se lo pregunten a Honda

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El calvario de McLaren Honda continúa en su tercer año de alianza, algo que tiene ya a todos de muy mal humor y con las armas cargadas. Por si fuese poco, Yasuke Hasewaga (jefe del apartado Honda F1), admitió recientemente que entraron en la Fórmula 1 pensando que sería “demasiado fácil”, pero que les ha resultado “demasiado difícil lograr la nueva tecnología”.

Éste ha sido el gran error de los fabricantes japoneses desde su llegada a la Fórmula 1 en 2015, pensar que un deporte como la Fórmula 1 es sencilla, todavía más después de la última experiencia en solitario de Honda en la categoría reina del automovilismo (2006 – 2008), un equipo que luego terminaron vendiendo a principios de 2009 tras los nefastos resultados conseguidos.

Jenson Button, año 2005, último año de Honda en F1 | Getty

Casualidades o no, el equipo que compró Honda Racing F1 Team fue Brawn GP, el equipo dirigido por Ross Brawn que fue capaz de alzarse con el Campeonato Mundial en su primer y único año de participación en la Fórmula 1… No sé si quizá por esa razón, los japoneses pensaron que volver a la F1 les podría dar el mismo resultado, pero no, en el 99,9% de los casos no es así.

LEER MÁS: Fernando Alonso, ¿tan malo es?

Más allá de el error grave de subestimar la nueva era híbrida de Fórmula 1, la cultura japonesa, el aislamiento, secretismo del trabajo de Honda y el largo recorrido que separan Sukura con el epicentro de la Fórmula 1 en Reino Unido (entre ellos Woking, sede de McLaren), hacen todavía más complicado que Honda pueda llegar a triunfar de manera inminente.

En un acto de sinceridad, Hasegawa también dijo lo siguiente: Si encontramos una solución, tendremos que cambiar el motor para la quinta o sexta carrera, así que realmente espero actualizar nuestra especificación antes de eso, o en ese periodo de tiempo”, palabras que no dan grandes esperanzas a los aficionados, ya que parece que todavía no hay solución a la vista para esta larga agonía que se encamina ya hacia su tercer año.

Hasegawa charla con Fernando Alonso | Getty

De momento, todavía no se puede descifrar el futuro, por lo que sólo podemos hablar del pasado y presente, un motor Honda que es incapaz de rendir a su máximo nivel y que tiene muchos defectos, un motor que es nuevo respecto a 2016, pero que ya tiene dos años de “experimentos” con el antiguo, que al parecer, sirvieron de poco o nada para los japoneses.

En definitiva, la Fórmula 1 es más complicada de lo que parece ser desde la barrera, veremos si Honda es capaz de resolver los problemas y llegar a lo alto del podio, o por lo contrario, acabará saliendo de la categoría con el rabo entre las piernas, como ya sucediese al finalizar la temporada 2008, tras tres años desastrosos.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR