Europa League

article title

La fase europea del FC Krasnodar

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Víctor Orta, jefe de los ojeadores del Zenit en la temporada 2013/14, aludió al FC Krasnodar durante su presentación como nuevo director deportivo del Elche el pasado mes de junio: “Hay clubes de fútbol reales y hay clubes que son otra cosa […]. En Rusia está el Kuban Krasnodar, que van 18.000 personas. Y está el Krasnodar, que tiene mejores resultados que el Kuban, que juegan mejores jugadores: Shirokov, Wanderson… y van 4.000. Porque la gente es del Kuban, que es un club de fútbol y el equipo al que siente. El otro es una empresa que ha generado ese club y que ha intentado arrastrar masa”.

Fundado en 2007 por el empresario local Sergey Galitskiy, el FC Krasnodar ha protagonizado dos ascensos administrativos hasta la Russian Premier League (RPL) y representa un nuevo paradigma en el fútbol ruso impulsado desde el Kremlin: clubes financiados con capital privado y ubicados en regiones geoestratégicas. Otra particularidad del FC Krasnodar es su desarrollo estructural y progresivo: el equipo ha elevado su nivel y mejorado su clasificación temporada tras temporada, al tiempo que el club avanza en un desarrollo integral que incluye una de las mejores instalaciones de entrenamiento que hay en Rusia para el primer equipo y la formación de la cadena de filiales, la construcción de un estadio propio y la creación de símbolos que rellenen su identidad.

Sergey Galitskiy es el propietario del FC Krasnodar y de ‘Magnit’ (imán), la mayor cadena de supermercados de la Federación de Rusia. Galitskiy es un propietario peculiar: cercano a los jugadores, muy activo en su cuenta de twitter y que junto a Evgeny Giner (CSKA) lidera la facción de clubes partidarios de ampliar el límite de extranjeros en la RPL para hacer a los clubes rusos más competitivos en Europa.

En la 2013/14 el FC Krasnodar completó su tercera temporada en la RPL y volvió conseguir varios hitos de su corta historia: terminó en la 5ª posición del campeonato ruso obteniendo por primera vez una plaza europea, fue finalista de la Copa de Rusia también por primera vez, y su promedio de espectadores aumentó hasta los 12.197 espectadores.

En el único partido de liga disputado como local esta temporada ante el Spartak acudieron 23.600 espectadores. Ahora el objetivo del club es tratar de consolidar su estatus en el fútbol ruso y competir simultáneamente en Europa.

MODELO PROGRESIVO
Situada a las afueras del área metropolitana de Krasnodar -al otro lado del río Kubán- la ciudad deportiva de Chetuk es el emblema del FC Krasnodar. Las instalaciones incluyen cinco campos de césped natural, pistas de hierba y tierra batida para el tenis, una piscina, dos saunas, jacuzzi, salas de rehabilitación y conferencias, mesas de billar, etc. La ciudad deportiva impresionó a los componentes de la selección rusa el pasado mes de marzo, cuando se concentraron allí para un encuentro de preparación ante Armenia en Krasnodar.

El FC Krasnodar también está construyendo desde el año 2011 un estadio propio, anexo a la base de Chetuk. El ‘FC Krasnodar Stadium’ tendrá una capacidad de 36.000 espectadores y su entrega está prevista para el año 2015. Krasnodar no fue incluida entre las once ciudades que serán sede del Mundial 2018.

El origen de la fortuna de Galitskiy y el modelo de club muy estructurado con un desarrollo paulatino hacen inevitable la comparación con el Villarreal CF de Fernando Roig, que controla también una de cadenas de supermercados más populares en España.

TRANSFERENCIAS: UN CLUB NEUTRAL Y COMPRADOR
En apenas tres temporadas en la élite rusa el FC Krasnodar evidencia tres fases o características destacadas en su prolífica política de contrataciones que le han permitido elevar su nivel y definirse como un club neutral, comprador y con una dirección deportiva muy acertada en los mercados extranjeros:

.: Mercados alternativos: el FC Krasnodar encontró su propio mercado tras ascender a la RPL, recurriendo a la contratación de jugadores extranjeros en las ligas puente (menores) del fútbol  europeo: Movsisyan y Sigurdsson (Dinamarca), Wandersson (Suecia), Joaozinho y Márcio Abreu (Bulgaria). Todos han aportado un nivel muy alto y formado parte de la estructura básica del equipo.

.: Condición de club neutral: la ausencia de tradición y de rivalidades ha permitido al FC Krasnodar incorporar a jugadores de nivel que eventualmente tenían la condición de transferibles en el Zenit y los grandes clubes de Moscú: Pavel Mamaev, Ari, Andrey Dikan y la cesión durante el tramo final de la 2013/14 de Roman Shirokov, el mejor jugador de Rusia.

.: Ampliar la plantilla para Europa: “tenemos que jugar 7 partidos en 21 días”. Sergey Galitskiy aludió a la nueva exigencia del Krasnodar en la temporada de su debut europeo. En esta clave el FC Krasnodar ha incorporado este verano a jugadores con calidad y experiencia para doblar posiciones y mantener el nivel en las tres competiciones: Marat Izmailov, Vladimir Bystrov, Odil Akhmedov, Ruslan Adzhindzhal (40 años), Nikita Burmistrov.

El FC Krasnodar también ha conseguido incluir ya en su plantilla a un jugador formado en su academia: el delantero e internacional con la selección rusa sub-19, Nikolay Komlichenko.

EL ESTILO KONONOV Y LA FASE EUROPEA
El FC Krasnodar logró consolidarse en la zona media durante sus dos primeras temporadas en la RPL bajo la dirección del serbio Slavoljub Muslin. Configurado como un equipo duro y que priorizaba el rigor defensivo, el FC Krasnodar de Muslimovic encontró su límite en los escasos resultados como visitante y un juego unidimensional basado en el delantero armenio Yura Movsisyan. Con la temporada 2013/14 ya empezada el FC Krasnodar decidió cambiar a una propuesta más atrevida, el estilo de Oleg Kononov.

El técnico bielorruso Oleg Kononov ha tenido una trayectoria muy reconocida en la ex URSS, fue asistente durante años en el Sheriff Tiraspol y como entrenador principal completó una labor muy meritoria en Ucrania: con el Karpaty Lviv alcanzó la fase de grupos de la Europa League eliminando al Galatasaray en verano de 2010 y luego ascendió al FC Sevastopol a la Ukrainian Premier League. Desde hace un año Kononov también ha implantado su ya característico 4-3-3 holandés en el FC Krasnodar y ha configurado un equipo más flexible y atrevido que aprovecha mejor la calidad de sus jugadores. En la 2013/14 el FC Krasnodar de Kononov consiguió una plaza europea en liga y alcanzó la final de Copa de Rusia que perdió ante el FC Rostov en la tanda de penaltis.

El actual FC Krasnodar ha completado una plantilla muy amplia y compensada. Cuenta con dos porteros de buen nivel: el veterano Dikan y Sinitsyn (Copa). La línea defensiva es muy sobria: destaca el vigor de los centrales nórdicos Granqvist y Sigurdsson, que anticipan de siempre los balones largos y los divididos. Mientras los laterales son muy contenidos: Jedrzejczyk, Kaleshin, Markov o eventualmente Petrov se limitan a las tareas defensivas. Kononov tiene muchas opciones en la zona de los tres mediocentros, donde define la intención más atrevida o conservadora de cada once: Mamaev, Petrov y Pomerko son los mediocentros más defensivos, mientras que Akhmedov, Gazinstkiy, Shipitsin, Mauricio Pereyra e Izmailov son interiores que reúnen calidad, dinamismo y capacidad de trabajo. En el tridente ofensivo destaca Joaozinho, un extremo izquierdo habilidoso y enérgico que es el líder del equipo. El también brasileño Wanderson es un delantero muy dinámico y con facilidad goleadora. El once lo completa en la derecha el extremo internacional Bystrov para tener más profundidad y pase o el brasileño Ari, que es más vertical y también puede actuar como delantero centro.

En suma el FC Krasnodar es un equipo muy compensado en el que todos los jugadores se implican en las tareas defensivas y que cuenta con jugadores con experiencia. En ataque es un equipo con jugadores que pueden asistir o finalizar, capaces de correr a la contra o completar combinaciones rápidas en estático.

NOMBRES A SEGUIR:
Yuri Gazinskiy: mediocentro ‘box-to-box’ ambidiestro y rescatado de la 1ª División rusa que reúne despliegue defensivo y mucha calidad técnica, clase. Gazinskiy es uno de los jugadores de futuro para el seleccionador Fabio Capello, que le incluyó en la lista de cinco jugadores reserva para el Mundial de Brasil y también en la última pre-convocatoria para los encuentros internacionales del próximo mes de septiembre.

Joaozinho: extremo izquierdo brasileño pequeño (1.65 m), muy enérgico, rápido y versátil, que reúne ‘dribbling’, pase, disparo y mucha movilidad. Joaozinho es el ‘crack’ y el líder del equipo en cada partido a partir de su energía, y también es ya un símbolo del club: el pasado mes de julio se convirtió en el segundo jugador que disputa cien partidos con el FC Krasnodar.

Highlights de Joaozinho | YouTube

Wanderson: delantero versátil, capaz de combinar fuera del área y de anticipar a los defensas y definir con facilidad en situaciones muy diferentes. En la temporada 2012/13 compartió el trofeo de máximo goleador con Yura Movsisyan a pesar de ser suplente del Armenio (ahora Spartak) durante el primer tramo de la temporada.

Más allá del estereotipo de “petrodolares y brasileños”, el FC Krasnodar es un club muy planificado que trata de desarrollarse a todos los niveles para alcanzar y mantenerse en la élite del fútbol ruso y en Europa. Un modelo estructural y necesario que también recorren en diferentes fases y magnitudes otros clubes del antiguo espacio soviético como Shakhtar Donetsk (Ucrania), BATE Borisov (Bielorrusia), Sheriff Tiraspol (Moldavia) o Kairat Almaty (Kazajistán).

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados