España

article title

La extraña pareja del eje de la Selección

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Uno es barcelonista hasta la médula y el otro madridista de adopción pero no por ello menos apasionado. Los dos son centrales, tienen 30 años y defienden a sus respectivos equipos con todo, lo que deriva, de vez en cuando, en un cruce de palabras entre ambos. Son Gerard Piqué y Sergio Ramos, dos rivales que forman una extraña pareja en la selección española de fútbol.

“Defienden a sus equipos con vehemencia porque son parte importante de sus equipos, pero cuando están aquí, igualmente con vehemencia forman un grupo unido y sólido”, dijo el seleccionador español, Julen Lopetegui, en una entrevista emitida hoy por la cadena Movistar+.

Piqué y Ramos son desde hace años los centrales indiscutibles de la selección, dos de los mejores defensores del mundo cuando están a su mejor nivel. A su vez, son dos de los estandartes del Barcelona y el Real Madrid, los dos colosos del fútbol español.

Ya quedó atrás la tensión que hubo entre ambos equipos en la época en la que Jose Mourinho y Josep Guardiola ocupaban los banquillos, pero, de alguna manera, Ramos y Piqué agarraron ese testigo y aprovechan cualquier oportunidad, cualquier error arbitral, para lanzarse mensajes.

“El morbo y el pique que existe entre Barcelona y Real Madrid no va a cambiar, pero eso no quita que ahora le dé un abrazo cuando le vea. Nos hemos acostumbrado a tirarnos alguna piedrecita, pero nos lo tomamos sin ningún tipo de maldad”, expresó Ramos el lunes cuando llegó a la concentración de la selección española, que se medirá en los próximos días a Israel y Francia.

Es la primera concentración de la selección desde noviembre de 2016. Desde entonces, ocurrió de todo en la relación Ramos-Piqué: el central del Real Madrid marcó de cabeza en el último suspiro del clásico en el Camp Nou para rescatar un empate; Piqué se quejó en Twitter de favores arbitrales a los blancos en un partido ante el Villarreal; Ramos tampoco se mordió la lengua y señaló a los jueces en el 6-1 con el que el Barcelona remontó ante el Paris Saint-Germain en la Liga de Campeones; y Piqué agarró el guante y respondió.

“La remontada del Barcelona fue histórica en todos los sentidos”, dijo Ramos sobre el 6-1 de la Champions. “Tiene razón, fue histórico“, declaró Piqué horas después.

Lopetegui, hombre parsimonioso como su predecesor, Vicente del Bosque, se lo toma con humor. “Hoy mismo bromeábamos con ellos diciéndoles: ‘Ahora podéis mandar los tuits con la misma camiseta’. No pasa nada, los que estamos dentro del fútbol sabemos cuando algo no procede y cuando hay cosas que son menores. Cuando llegan aquí son del mismo equipo al cien por cien”, dijo el técnico a Movistar+.

Los diferentes puntos de vista que mantienen, sin embargo, nunca llegaron a afectar a su rendimiento en la selección. En 2010 ganaron el Mundial -siendo Ramos lateral derecho- y en 2012, ya como centrales ambos, conquistaron la Eurocopa.

En su último torneo juntos, la Eurocopa de Francia 2016, Piqué publicó en Twitter una foto de ambos tras marcar el gol decisivo en el primer partido de la fase de grupos. “Supongo que no hace falta decir nada más… Somos un magnífico equipo!”, escribió el jugador del Barcelona, que llegó a la cita tras haber sido abucheado por su propia hinchada en partidos anteriores.

“Siempre hemos tenido una buena relación”, indicó Piqué en aquellos días de la Eurocopa a la cadena radial Onda Cero. “Cada uno defendiendo los intereses de su equipo, y en la selección siempre hemos dado un buen rendimiento juntos. Cuando llegas aquí te olvidas de todo eso porque quieres el mismo objetivo. Nunca hemos tenido ningún problema”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados