Fútbol inglés

article title

La extraña parábola de Yohan Benalouane

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ahí estaba, en el césped del Calderón. Atlético-Leicester. 30 años recién cumplidos. Dorsal 29 a la espalda. Debut en Champions League. Yohan Benalouane se estrenaba en la máxima competición continental en unos cuartos de final.

Benalouane, central francés de origen tunecino y trayectoria de un lustro en el Calcio, llegó al Leicester en un momento perfecto: el verano de 2015, de la mano de Claudio Ranieri. Sin embargo, pese a estar presente en la plantilla en esa mágica temporada, no llegó a levantar el trofeo de la Premier League.

De hecho, ni siquiera es oficialmente campeón: entre agosto y diciembre de ese año disputó 64 minutos de juego con el Leicester, el último de ellos el 3 de octubre. Luego, nunca más esa temporada. Con solo cuatro partidos, no llegó al mínimo de cinco requerido para llevarse la medalla. Relevante, teniendo en cuenta que el equipo inglés pagó la monstruosa cifra de siete millones de euros por su traspaso.

Benalouane realiza una entrada sobre Torres en el Calderón | Gonzalo Arroyo Moreno/Getty Images

Antes, Benalouane nunca se había consolidado siquiera como un central de clase media en el Calcio. Pasó sin éxito por el Cesena -que lo compró del Saint-Etienne en 2010 y donde tuvo problemas con los aficionados-, el Parma y Atalanta. Solo en su último temporada en Bérgamo llegó a asentarse como titular en Italia. Sin haber demostrado nunca un nivel más allá de lo suficiente, la Atalanta no se lo pensó dos veces ante la sorprendente oferta inglesa.

Después, fuera de los planes de Ranieri, la Fiorentina pagó unos 250.000 euros por su cesión el último día de mercado de enero. Sin tiempo para hacer el reconocimiento médico, el equipo italiano se ‘fió’ de la palabra del Leicester. Sin embargo, el jugador llegó lesionado y ni siquiera llegó a entrenarse con el club viola durante los seis meses que estuvo allí y la Fiorentina se negó a pagarle el sueldo. La situación derivó en una denuncia por impago y el pasado mes de diciembre un tribunal deportivo obligó a la Fiorentina a pagarle.

Fuera de la primera plantilla desde que volvió al Leicester el pasado verano -jugaba con el segundo equipo-, en enero volvió a los entrenamientos y las convocatorias y el 18 de marzo, 18 meses después de su llegada al club, debutó por fin como titular con los foxes, tras la lesión de Wes Morgan. Desde entonces ha jugado los cuatro partidos que ha disputado el Leicester en Premier League y llegó, de este modo, el debut en Champions League.

Nadie se lo hubiera creído hace unos meses.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados