La Liga

article title

La evaluación del medio año del Real Madrid de Ancelotti

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Christian DÍEZ – Con la llegada al periodo navideño, aprovechamos para sacar punta y analizar al cuadro madridista. Un 1×1 de los jugadores del Real Madrid, considerando los 25 partidos oficiales disputados en el curso futbolístico 2013-14.

Iker Casillas: 6,5. Dudas. Ha sido uno de los nombres propios del último año en el círculo del Real Madrid. Sus lesiones y su falta de liderazgo fuera del terreno de juego para frenar las especulaciones han creado una órbita nada agradable a su alrededor. Es y será una leyenda para el madridismo, pero su situación sigue en la cuerda floja.

Diego López: 7,5. Carácter. Fiel, trabajador, seguro y alejado de las especulaciones. Se ha ganado un puesto en el once de Ancelotti, como ya lo hiciera en el de Mourinho. El gallego transmite seguridad y firmeza bajo los palos. Ha sobrevivido a las campañas voraces en contra de su persona demostrando un carácter ejemplar.

Álvaro Arbeloa: 7,5. Capitán. El espíritu blanco. El lateral ha ejercido de lider en la sombra, de adalid del vestuario. Ha recogido el guante de la exigente afición madridista. Ha caído y se ha vuelto a levantar. Exigente como el que más, su firmeza en defensa le ha hecho ser el gran comodín para Ancelotti, jugando tanto por la derecha como por la izquierda, y siempre cumpliendo.

Carvajal: 7. Alegría. Sus subidas por banda son un antojo de aire fresco. El canterano ha traído al juego blanco esa adrenalina en banda derecha que tanto faltaba viendo las subidas de Marcelo por el otro costado. Necesita mejorar en defensa, pero todo es cuestión de tiempo.

Pepe: 7. Firmeza. El hombre más seguro de la zaga blanca desde la llegada de Ancelotti. Ha superado las dudas creadas en el pasado con trabajo y constancia. El portugués es, a día de hoy, el gran imprescindible del centro de la defensa madridista. El jugador que más partidos ha completado.

Sergio Ramos: 5. Necesita mejorar. El de Camas ha entrado en una espiral complicada. Sin lugar a dudas, y como ha demostrado en toda su carrera, es uno de los centrales con mayor potencial del mundo, pero en este curso no acaba de encontrar su sitio. Siete amarillas y dos rojas en 20 partidos arrojan unos números deficientes para un jugador de su talla.

Varane: 6. Incógnita. Su lesión del curso pasado y sus constantes recaídas han sembrado el miedo en el cuerpo de la esperanzada afición blanca. El zaguero galo es la gran promesa de futuro de la defensa madridista. Sólo ha podido completar seis partidos de 25 posibles, y las dudas son muchas.

Nacho: 6,5. Cumplidor. El canterano es un ejemplo. No rechista y cuando se le necesita responde. Ante el Valencia, en el último partido del año, demostró que se puede confiar en él. No pierde la ilusión de ser algún día importante en este equipo. Entiende a la perfección su rol.

Marcelo: 6,5. Vital. Sigue siendo un pulmón en la banda izquierda. Vertical en ataque, en defensa ha demostrado una gran mejoría. Ha perdido peso y se ha afianzado en el esquema. Está trabajando para ser indispensable en el plantemiento de Ancelotti.

Coentrão: 5. Perdido. Estuvo a punto de abandonar el barco el pasado verano. Con la cabeza más fuera que dentro, el portugués ha demostrado que le ha faltado constancia y trabajo. Sus continuas lesiones y su falta de compromiso han terminado por sentenciarle. Su salida del equipo es cuestión de tiempo si no se replantea su actitud.

Khedira: 6,5. Desafortunado. Trabajador, constante y firme, el alemán demostró en el arranque de año que, pese a las dudas de algunos, es esencial en el trabajo sucio del centro del campo madridista. Su lesión con Alemania le hará perderse lo que resta de temporada.

Xabi Alonso: 9. Indispensable. Sin él, el Real Madrid es otro. Hasta su llegada al esquema de Ancelotti el equipo no carburó. Su renovación es uno de los grandes retos del club para el arranque de año 2014. Es el pulmón que da aire a un equipo que sueña con conseguir grandes cotas.

Luka Modric: 8,5. Intenso. Ha encontrado su sitio en el equipo. Su visión de juego es el complemento perfecto para la vitalidad de Xabi Alonso en la medular. Reparte fútbol y derrocha entrega. Pocos peros se le pueden poner al futbolista croata.

Asier Illarramendi: 7. Constancia. Su costosa contratación y sus problemas en forma de lesión en el arranque dejaron dudas de su fichaje, unas incógnitas que el jugador guipuzcoano se ha encargado de borrar a base de buenas actuaciones. Silencioso y contante, Illarra ha dejado perlas en este arranque que dejan la esperanza de encontrar en él al sucesor de Xabi.

Casemiro: 6. Fugaz. Una de las grandes sensaciones de la pretemporada blanca, no encontró su sitio en el equipo hasta la lesión de Khedira. Por ahora sigue siendo una esperanza de futuro, eso sí, con fogonazos de creatividad que dejan entrever el talento que queda por pulir.

Isco: 6,5. Irregular. Tras un arranque de temporada esperanzador, el malagueño entró en crisis con la llegada al once de Bale y el oportunismo de Di María. Poco a poco ha vuelto a encontrar su sitio. No debe de desesperar, pero tampoco debe dejar de trabajar. El talento le sobra, ahora le falta ser constante.

Di María: 6,5. Chispeante. Capaz de lo mejor y de lo peor. El argentino no encuentra término medio a su rendimiento, siempre en duda. El mejor asistente del equipo, con nueve pases de gol en lo que llevamos de curso, necesita encontrar esa insistencia que revitalice su figura.

Gareth Bale: 7. Adaptándose. Tras su costoso fichaje, las dudas creadas por un sector de la prensa no hicieron mella en su figura. Poco a poco ha ido encontrando su sitio, pero aún queda mucho por ver del último gran fichaje blanco. Le falta la constancia de los héroes.

Cristiano Ronaldo: 9,5. Único. Ha comenzado la temporada 2013/2014 como mandan los cánones. 27 goles y ocho asistencias en 21 partidos elevan su figura a lo más alto. El madridismo se ha puesto a sus pies. El broche a este 2013 podría ser el Balón de Oro que se entrega el próximo 13 de enero.

Karim Benzema: 6,5. A ráfagas. Le falta encontrar esa perseverancia que le encumbre a lo más alto. Ganó la partida a Higuaín, pero aún le queda mucho por demostrar para acabar con los continuos murmullos del Bernabéu. Un genio incomprendido al que le falta encontrar de forma asidua el premio del gol.

Jesé: 7. Entrega. Se ha ganado poco a poco un puesto en los cambios de Ancelotti. Ha dejado de ser uno más en el banquillo rentabilizando sus minutos. Ha marcado en el Camp Nou y en Mestalla, dos de los estadios más complicados de Primera. Está en forma.

Morata: 5,5. Insuficiente. Su chispa sólo apareció ante el Levante y el Almería. No aprovechó sus minutos ante el Olimpic de Xàtiva en Copa para demostrar su talento. Poco a poco se le acaban las oportunidades. Jesé le ha ganado la partida. Tiene tiempo para mejorar.

Ancelotti: 6,5. Aprendiz. Tras las probaturas del inicio, el técnico italiano ha ido captando el manejo del estilo que quiere el madridismo. Le costó encontrar la fórmula, ahora debe mantenerla para encontrar el éxito.

*Jesús Fernández, inédito

[Sigue la actualidad del Real Madrid en @RMsphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados