Tenis

article title

La decisión de Roger

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Roger Federer tomó en julio de 2016 una decesión crucial en su larga carrera: al ver que la lesión que arrastraba en la rodilla no desaparecía, puso fin a su temporada y se tomó una pausa de seis meses. Y fueron seis meses totalmente sanadores.

Parece que estos seis meses sin competir funcionaron. Fue buena idea“, señaló hoy el tenista suizo, con una sonrisa de oreja a oreja, tras avanzar a la final del Abierto de Australia.

El Grand Slam de Melbourne Park fue el primer torneo de Federer desde que perdiera el 8 de julio de 2016 en las semifinales de Wimbledon. El ex número uno se había lesionado de la rodilla unos meses atrás, a finales de enero, pero consiguió reaparecer en Montecarlo en abril.

Sin embargo, seguía sintiendo molestias en la rodilla y decidió echar el freno. Ni Juegos Olímpicos de Río de Janeiro ni US Open y adiós al “top ten”. Era una decisión complicada: suponía volver al circuito con 35 años, sin ritmo de competición, tras la ausencia más larga de su carrera, sin ninguna certeza.

Cuando te das cuenta de que no te sientes bien, que tienes muchos problemas y que no ganas a los ‘top ten’ llega un punto en el que llegas al límite y no puedes ir más allá. No te sientes libre en tu mente, no sientes libre tu cuerpo“, contó tras vencer a Stan Wawrinka en las semifinales de Australia.

Federer vence a Stan | Getty

“En ese punto es en el que, supongo, Rafa (Nadal) y yo dijimos: ‘Bien, ya es suficiente, vamos a volver al cien por ciento, a disfrutar del tenis otra vez, a disfrutar de los entrenamientos’. No todo puede ser entrenamiento, tratamiento, entrenamiento, tratamiento, partido, tratamiento otra vez. Uno está jugando con fuego todo el rato”, relató el ex número uno y campeón de 17 Grand Slam.

Nadal, al igual que el suizo, también optó por saltarse los últimos torneos de 2016 y recuperarse de una lesión de muñeca. Mañana se medirá al búlgaro Grigor Dimitrov en la otra semifinal de Australia.

Federer tuvo tiempo en los seis meses para apartar la raqueta y disfrutar de sus cuatro hijos. Pero también inició la pretemporada cuando algunos incluso ni habían acabado su año.

“Yo veo la final y me voy a Dubai, que Roger ya está entrenando”, dijo a dpa Ivan Ljubicic, entrenador del suizo, a finales de noviembre, durante la final de la Copa Davis entre Croacia y Argentina en Zagreb.

En efecto, Federer entrenó duro en Dubai y reapareció en Australia a lo grande. El domingo luchará por su Grand Slam número 18.

Los seis meses me dieron mucho para este regreso. No estaba en el punto de que tenía que reorganizar mi vida o reorganizar mi tenis. Sólo quería volver a estar sano”.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados