Espanyol

article title

La crisis perica

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La llegada de Quique Sánchez Flores con la promesa de fichajes caros e importantes ilusionó a más de un aficionado. El equipo, sin embargo, no ha arrancado el curso con el juego que se esperaba y los resultados, como es normal, no llegan. La peor noticia, sin embargo, no es la posición liguera del equipo. Lo que en julio parecía una planificación deportiva buena se ha convertido en un desastre. Tras invertir unos 17 millones de euros en la última ventana de traspasos la plantilla muestra déficits en muchas posiciones.

Si en los laterales los pericos tienen problemas en la portería no. El contraste es sorprendente. En la izquierda parte Víctor Sánchez, que a pesar de su indudable buen rendimiento sigue siendo un mediocentro box to box que además juega por un lado que no es el suyo. En la derecha, Javi López es un buen defensor pero le cuesta a la hora de prodigarse al ataque. ¿Cuál es el contratiempo? El Espanyol tiene esta zona como gran prioridad en invierno pero tan solo tiene 500000 euros para fichar, según Sport. En la portería, en cambio, Quique cuenta con dos guardametas con una fiabilidad digna de Liga de Campeones.

La cantera, sin embargo, sigue dando alegrías. La aparición de Marc Roca es una más de las que ya han salido de Sant Adrià. De hecho, el medio del campo es el sector mejor aprovechado. En las bandas, la vuelta de Piatti es música para los oídos del entrenador. Lo mejor de su vuelta no es solo su habilidad sino la gran capacidad de trabajo que tiene en defensa. En esa demarcación, quizás, solo falta un jugador creativo capaz de poder conseguir conectar con los delanteros más fácilmente. De hecho, si se hubiera concretado la llegada de Omar Abdulrahman –sonó para reforzar el Espanyol- los blanquiazules tendrían muchísima más suficiencia en ataque.

Gerard Moreno, asimismo, también ha sorprendido. El de Santa Perpètua de Mogoda es uno de los máximos artilleros de la Liga por lo que, de momento, el gol no preocupa. Lo único preocupante es la mala dinámica en la que la escuadra está sumergida. Y por último, el propietario también debe hacer ademán de invertir. Con medio millón de euros, en estos tiempos, no se va a ningún lado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados