Se habla de:

Chile

article title

La Chile coral que pasó a la historia

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Todas las grandes historias tienen un comienzo. En agosto de 2007, Marcelo Bielsa, un técnico reconocido pero discutido, unía su destino a la selección chilena que ese mismo año en la categoría sub-20 venía de un tercer lugar en el Mundial de Canadá en un equipo que contaba con Arturo Vidal, Mauricio Isla, Gary Medel y Alexis Sánchez.

Bielsa inició un proceso que prosiguieron Jorge Sampaoli y Juan Antonio Pizzi, con un poco exitoso paso Claudio Borghi previo a Sampaoli, que ya asomando el final de una generación histórica suma dos títulos de Copa América, una final de Copa Confederaciones y buenas actuaciones en los mundiales de Sudáfrica y Brasil.

¡Con el esfuerzo que nos ha llevado lejos, seguir luchando por un sueño! #VamosChile ⚽️🇨🇱

Una publicación compartida de Selección Chilena (@laroja) el

En un fútbol sudamericano dominado históricamente por Brasil y Argentina, que cuenta sus mejores historias a partir de grandes delanteros y magos que visten la ‘10’, encontró en Chile una selección que desafió los estereotipos a partir de la presión alta y el pensamiento en cómo agredir al rival.

A pesar de que Vidal negó su influencia, Bielsa sembró la semilla de un estilo que perfeccionó Sampaoli y a la que Pizzi muy inteligentemente realizó un conveniente ‘update’. Sobre una columna vertebral formada por Claudio Bravo, Charles Aránguiz, Isla, Vidal, Medel y Alexis, la “Roja” encontró múltiples formas de pararse sobre el campo y partir del compromiso grupal ser un equipo que era capaz de plantar cara a cualquier rival.

👑 #VamosChile ⚽️🇨🇱

Una publicación compartida de Selección Chilena (@laroja) el

Chile se quedó a un disparo en el travesaño de dejar a Brasil fuera de su Mundial, luego frustrar al mejor jugador del mundo en dos finales consecutivas e hincar su rodilla ante Alemania en la Confederaciones en un partido donde mereció más. Todo esto mientras realizaba brillantes procesos de clasificación a los mundiales de 2010 y 2014.

En un año seguramente se citarán nuevamente en Rusia los Bravo, Vidal, Alexis y compañía, para buscar darle a esta gran historia un colofón a la altura de su desarrollo. Porque mientras Chile debate la ausencia de generación de relevo, esta la recordará por mucho tiempo por logros que parecían muy difíciles de alcanzar.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies