FC Barcelona

article title

La causa contra Neymar se reabre

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La Justicia española reabrió hoy la causa por presunta estafa contra el futbolista brasileño Neymar, que había sido archivado este mismo año.

La Audiencia Nacional aceptó el recurso de la Fiscalía y ordenó al juez que había desestimado la denuncia que reabra el caso, en el que están implicados el jugador del Barcelona, su padre, el ex presidente del club español Sandro Rosell y el equipo brasileño de procedencia, el Santos.

El litigio se originó en la denuncia del fondo brasileño DIS, gestor del 40 por ciento de los derechos de Neymar. La empresa asegura que fue engañada al acordarse un precio de traspaso por el jugador menor al real.

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata entendió en su auto de julio de este año que no había motivo para emprender un procedimiento penal contra los acusados, lo que fue una victoria parcial para el brasileño en el complejo entramado de conflictos legales en el que se convirtió su fichaje.

Reabierto el caso Neymar, ¿culpables o inocentes? | Getty Images

Reabierto el caso Neymar, ¿culpables o inocentes? | Getty Images

La Sección Cuarta de lo Penal del mismo órgano judicial, sin embargo, consideró hoy que existen indicios de delitos de corrupción entre particulares y estafa impropia porque “mediante la firma de los contratos se alteró el libre mercado del fichaje de futbolistas”.

Según la versión del fondo DIS, que había recurrido junto a la Fiscalía, todos los intervinientes en la operación de fichaje simularon un contrato en el que se ocultaron partes del traspaso del Santos al club español. Para ellos, el objetivo era reducir la cantidad que debería recibir el fondo inversor.

En los acuerdos incorporados a la causa se estipula que Neymar fue vendido por el Santos al Barcelona por 17,1 millones euros, operación que fue comunicada a DIS y por la que percibió el 40 por ciento. Sin embargo, los inversores denuncian que el fichaje costó en realidad mucho más dinero, pagado a través de subterfugios.

(DPA)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados