Se habla de:

Fútbol italiano

article title

La cantera del Atalanta y su penúltima perla

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No hay un club en el Calcio que trabaje la cantera con más mimo, dedicación, autenticidad, paciencia y visión de futuro que el Atalanta. En Zingonia, donde está situada la ciudad deportiva del club bergamasco, el talento puramente italiano se incuba, en prolongados procesos formativos que pueden durar casi una década, desde las más tempranas edades hasta su eclosión definitiva, hasta el momento exacto en que el jugador puede llamarse a sí mismo futbolista y echar a volar.

En un fútbol juvenil cada vez más contagiado de los traspasos ciclotímicos y la fiebre de los préstamos con opción que inundan la Serie A, el paradigma a contracorriente que representa el Atalanta y su vivaio adquiere una mayor relevancia y supone todo un ejemplo a imitar. Es por ello que pueden presumir, sin ruborizarse, de ser la mejor y más prolija cantera de toda Italia. Un país al que sólo Turquía, entre todas las ligas europeas de máxima categoría, supera en cuanto a un porcentaje menor de canteranos surgidos del propio club con presencia en las primeras plantillas. Tanto es así que el Anderlecht, recientemente, ha solicitado enviar técnicos para estudiar el sector juvenil del conjunto bergamasco y exportar a Bélgica, actual cuna de grandes talentos, el recetario de su buen hacer.

 

El del Atalanta es el polo opuesto al modelo Udinese y tampoco tiene nada que ver con la forma de captación de promesas de proyección internacional provenientes de multitud de países que llevan a cabo los clubes más grandes de Italia, los cuales también acostumbran a mirar hacia el sur del país, peor dotado de infraestructuras, para hacerse con buenos proyectos de futbolistas para sus respectivas canteras o cuenta, asimismo, con diversos convenios de colaboración con otras entidades de menor calado.

Nada que ver con la forma de hacer en Bérgamo. Allí se enseña a jugar al fútbol desde una óptica eminentemente humana y se trabajan el carácter y la polivalencia táctica, tanto o más que la valorada técnica. La maduración del futbolista es natural, sin ningún tipo de precipitación, conscientes de que muchos jugadores no lograrán despuntar y dejar ver todo su potencial hasta tal vez haber cumplido los dieciocho años. Tampoco hay un método prefijado desde las altas esferas del club que entrevere las diferentes categorías y el ratio de acción a la hora de buscar jugadores se limita bastante al norte de Lombardía, con un scouting basado básicamente en el boca-oído pese a la enorme competencia que supone tener a tan pocos kilómetros al Inter y al Milan. Y, pese a ello, rara es la categoría inferior de la selección azzurra que no cuenta con un par de jugadores de La Dea en sus convocatorias.

63187_372253_ZAZA51_683_7035444_medium

De Zingonia, donde prima el trabajo con balón y donde un mismo jugador deberá pasar por diferentes roles en su escalada para ganar cuanto pueda en aprendizaje futbolístico, han surgido últimamente nombres de impacto en la Serie A contemporánea como son Bonaventura, Gabbiadini, Zaza, Montolivo o Baselli, todos ellos de un corte técnico evidente. También crecieron bajo el paraguas nerazzurro otros como Pazzini, Padoin, Consigli y jugadores actualmente en Serie B como Rolando Bianchi o Salvatore Molina, quienes tienen a sus antencesores recientes más conocidos en Morfeo, Tacchinardi, el ex Chelsea Dalla Bona, los hermanos Zenoni, el ex portero de la Roma Ivan Pelizzoli o el también internacional absoluto Luciano Zauri.

El Atalanta, muy modesto en comparación, puede presumir y equiparar su cantera a la de los equipos grandes de Italia también en cuanto a producción de talentos. Sin ir más lejos, solamente un vivaio de proyección sumamente internacional como es el del Inter de Milán, es el único del país que aporta más futbolistas en Serie A que el del club orobico. Tal es así, que según datos del estudio del Observatorio del Fútbol de Neuchâtel a fecha de 2015, el sector juvenil bergamasco es el 17º a nivel mundial en cuanto a beneficio extraído por la venta de jugadores surgidos de su cantera desde 2012 (23.8 millones de euros sin contar a Grassi) y el 18º equipo de las cinco grandes ligas de Europa con un mayor número de canteranos en los diferentes clubes de la máxima categoría.

tabla cantera 2

Grassi, la penúltima perla

Su accidentada llegada al Napoli -se lesionó en el primer entrenamiento- fue más noticia que su fichaje por el líder del Calcio y sus propias condiciones como futbolista. Ante la dificultad del club partenopeo de contratar un perfil más consagrado para su centro del campo -Héctor Herrera, Kramer, Xhaka, André Gomes…-, el Napoli decidió apostar por la amplitud de miras y echó las redes sobre el mercado nacional, abonando ocho millones y medio de euros para hacerse con la joya más reciente de la cantera del Atalanta. Una apuesta genérica que no suele salir perdedora como han demostrado últimamente los varios nombres ya citados.

El internacional en todas las inferiores de Italia incluyendo la sub-21 es todavía un proyecto -muy bueno, eso sí- y apenas cuenta con medio año de experiencia en la élite pero ha rendido a un nivel notable durante estos meses y su perfil de centrocampista diverso, complementario y de futuro al mismo tiempo, lo convierte en un movimiento más que interesante para el Napoli. Alberto Grassi, a quien Reja afianzó en la titularidad como interior derecho desde inicio de la temporada, tiene todo lo que Sarri quiere en sus centrocampistas para ejecutar su ofensivo fútbol de achique: pressing sobre el balón, anticipación, recorrido, colocación y entrega.

 

“Mi hijo se ha ido. Mi muchachito se ha marchado. Me disgusta no poder contar con él pero tiene una proyección única. Ha demostrado personalidad, capacidad, lectura de juego para anclarse en la estructura del equipo tanto en fase defensiva como ofensiva, una medida exquisita de los tiempos para interceptar el balón, remate de cabeza… Es un jugador muy completo, con unas dotes naturales extraordinarias. Sólo le falta encontrar también la forma de hacer gol, porque las situaciones de peligro ya las sabe generar”, decía Edy Reja tras conocerse la marcha de Grassi al Napoli.

A todas esas características suma, además, una fineza técnica, una templanza, una nitidez de conceptos y una inteligencia táctica asombrosas para sus 20 años de edad. Virtudes que en una estructura como la napolitana, a medida que el jugador vaya entrando en dinámica, pueden tener impulso enorme de cara a su consagración y a ir conquista territorio dentro de su amplísimo margen de mejora. Seguramente le falte todavía el fondo físico para mostrar todas sus virtudes de forma continuada durante los noventa minutos de partido pero Grassi tiene, sin lugar a dudas, el sello de futbolista de Sarri.

Sin embargo, no se quedan en Grassi las promesas que están sacando la cabeza en Bérgamo. En la plantilla del primer equipo ya está camino de asentarse Andrea Conti, lateral derecho internacional con Italia sub-21 por quien es posible que el propio Napoli se haya reservado una opción preferencial de compra junto a la de Sportiello, el todavía joven y notable arquero que está cuajando una destacada temporada. Y el habilidoso extremo o segundo punta Tiziano Tulissi, a quien ya comparan con Ezequiel Lavezzi pese a que el canterano del Atalanta es zurdo, ya espera la oportunidad para realizar su debut oficial con el primer equipo. El futuro está, por tanto, más que asegurado. La fábrica de Bérgamo seguirá produciendo talento y dando ejemplo de ello.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados