Se habla de:

Fútbol inglés

article title

‘La Cámara de los Lores’, Premier League (jornada 15)

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Quince jornadas, quince, y el Leicester City vuelve a ser líder solitario de la Premier League. Y lo es por merecimientos propios, porque juegan uno de los sistemas más atractivos de la liga inglesa y porque tiene una pareja de jugadores que sea, posiblemente, la más decisiva de la Premier League en estos primeros cinco meses de competición. La cuenta de Vardy se paró en el partido número 11, suficiente para superar a Van Nistelrooy y empatar con Gabriel Omar Batistuta. El día que Vardy finaliza su récord, aparece Riyad Mahrez para marcar los tres goles del partido en Gales y ajusticiar al Swansea (0-3).

Sin dudas, la historia más bonita de las grandes ligas es para los chicos de Ranieri, que se resisten a despertar de este gran sueño. No solo del Leicester vive el hombre, por supuesto. El Manchester City perdió en Stoke-on-Trent por 2-0, aunque pudieron ser más, la irregularidad de los de Pellegrini de la temporada pasada amenaza con personarse de nuevo esta temporada y dejarles otra vez sin Premier League. De momento las alarmas en el Etihad están en ‘modo aviso’. El Sunderland no pudo obrar otro milagro futbolero en Londres ante el Arsenal, les sobró media hora para pescar un punto que no merecieron dada la superioridad del equipo de Wenger que se sitúa como alternativa directa al Leicester City.

El Watford prosigue con su campaña de ‘poco ruido’ y sigue arañando victorias y puntuando para alcanzar la mitad de la tabla y de momento, ir holgados en la lucha por la permanencia. Koeman no encuentra la tecla ganadora de la temporada pasada, y su irregularidad se manifiesta con un empate casero ante el Aston Villa, que sigue una semana más (y las que le quedan) cerrando la tabla clasificatoria. Ni United, ni Everton, ni Spurs lograron la victoria ante rivales de inferior calidad, Van Gaal sigue mostrando una carencia notable en cuanto a argumentos ofensivos se refiere y la gente de Old Trafford empieza a impacientarse. Las dos sorpresas de la jornada llegaron en Stamford Bridge y en St Jame’s Park. El Liverpool de Klopp se derrumbó en la segunda mitad ante Wijnaldum y los ‘magpies’ derrotaron a los ‘reds’ por 2-0 para coger aire, un aire que también cogió el Bournemouth de Eddie Howe tras ganar en el otrora muro blue (0-1) en el retorno de Courtois al once de Mourinho.

El nombre y el foco propio de la jornada no abandona Leicester, pasa de Jamie Vardy a Riyad Mahrez, que con su hat-trick en el Liberty Stadium se corona como el rey de esta decimoquinta jornada de Premier League. Un primer gol que solo entra cuando las cosas salen rodadas empujando un balón en un saque de esquina, en el segundo una definición exquisita con la pierna izquierda, aunque bien es cierto que Mahrez partió la jugada en posición irregular. En el tercero aprovechó un contragolpe de Kanté y una asistencia de Vardy que en vez de buscar su gol, cedió el balón para la llegada y posterior remate del argelino con pierna derecha batiendo por tercera, y última vez a Fabianski.

En Vicarage Road encontraron a su pareja de moda la temporada pasada, en realidad la pareja fue un trío el año pasado que formaban Deeney, Ighalo y Vydra. Los ‘hornets’ ascendieron y Vydra no cuajó con la idea de Quique Sánchez Flores y tuvo que abandonar el Watford para jugar en el Reading de League Championship. Aunque ese trío se haya quedado en dos, los dos que permanecen como líderes del ataque amarillo son dos ases que están demostrando su compenetración y su calidad partido tras partido. Entre ambos llevan marcados 14 de los 17 goles del equipo (83%), Odion con 9, y Troy con 5. Un seguro para una permanencia que de momento va perfectamente encaminada.

La climatología de Stoke-on-Trent no es una cosa para tomársela a la ligera, sus rachas de viento y su temperatura en estas épocas del año pasado invitan a tomarse un buen caldo en vez de disputar tres puntos. El Manchester City contaba con la ventaja, no poca, de jugar con luz solar y unos grados más que si hubiera sido a las 5 de la tarde. A pesar del viento, el huracán que no vieron venir los de Pellegrini fue el de un suizo que llegó como estrella pero que hasta el sábado no demostró gran cosa en su estreno de temporada, no es otro que Xherdan Shaqiri que llevó el peso ofensivo del equipo de Hughes y fue el perfecto socio de Arnautovic y Bojan para derrotar a un Manchester City que apenas opuso resistencia en el partido y más aún cuando sin acabar el primer cuarto de hora del encuentro, el marcador ya reflejaba el 2-0 para los locales con el que se llegó al final del tiempo reglamentario.

Si hay un jugador que está apartado de los focos mediáticos de la pareja Mahrez-Vardy ese es Romelu Lukaku, se tiende a menospreciar a un jugador que solo tiene 22 años y que lleva más de tres temporadas a gran nivel en el fútbol inglés. Lukaku está pagando la irregularidad ‘toffee’ en cuanto a los puntos se refiere, pero individualmente es uno del top-3 de jugadores de esta Premier League. No son solo los números de goles y asistencias (11+4) durante esta temporada, es la capacidad de liderazgo y de generar situaciones de gol que produce, la cantidad de desmarques que lanza y sobre todo su ambición. Hoy tras ser elegido Man of the Match en el Everton – Crystal Palace y marcar el gol del empate del Everton, sus palabras solo eran para decir lo ofuscado que estaba por no conseguir los tres puntos y recortar distancias con las posiciones de acceso a Champions League. Compromiso, gol, trabajo y liderazgo hasta que venga Raiola con los cantos de sirena.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados