Se habla de:

Fútbol alemán

article title

La Bundesliga que el Bayern le brindó al Borussia Dortmund

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hace poco en la web hablamos de aquella Bundesliga que se le escapó al Bayer 04 Leverkusen en el último partido, que acabó siendo para el Bayern Múnich tras la derrota del equipo rojinegro ante el humilde SpVgg Unterhaching en la última jornada. Aquella no fue la única vez que un equipo ganó el campeonato de fútbol más importante de Alemania tras arrebatarle al rival el liderato en el último suspiro. De eso va esta historia. De como el Werder Bremen cayó ante el Bayern y el título fue a parar a las vitrinas de su gran rival en las últimas décadas, el Borussia Dortmund.

Eso sucedió en la temporada 1994-95. Bremen y Bayern habían ganado las dos últimas ligas y les tocaba enfrentarse en la jornada que cerraba el campeonato. Por otra parte, el Dortmund se la jugaba ante el HSV, en su casa. Desde la 4ª jornada, verdiblancos y aurinegros ocuparon las dos primeras plazas del campeonato, intercambiando posiciones en tres de dichas fechas. Los de Hitzfeld comenzaron la competición de manera muy fuerte. Golearon al 1860 (4-0) y al FC Köln (1-6), para luego vencer al Karlsruher. Los de Rehhagel comenzaron empatando en el campo del Dynamo Dresden, pero dos victorias ante el Leverkusen de Dragoslav Stepanovic y Bochum les colocaron, a las primeras de cambio, entre los dos primeros puestos.

El gol de penalti de Mario Basler ante el Bayern, en la última jornada.

El primer cambio de liderato que, como ya dijimos, se produjo en la 4ª jornada, llegó gracias a un tropiezo ante el Eintracht Frankfurt de Jay-Jay Okocha y Anthony Yeboah (4-1) con gol de cada uno de ellos. El Bremen se colocó líder ese fin de semana gracias a una victoria en la Selva Negra ante el SC Freiburg (1-3). Una goleada encajada en el Nordderby del Weserstadion de aquella temporada y un triunfo del BVB en Uerdingen devolvieron a los del Westfallenstadion a la primera posición de la tabla clasificatoria. Y así hasta la 29ª fecha.

Por aquella temporada Mario Basler, interior derecho del Bremen, acabó como máximo goleador de la competición de la 1.Bundesliga, tras marcar veinte g0les. Basler marcó más goles que Marco Bode o Vladimir Beschastnykh, las verdaderas referencias ofensivas de aquel equipo de Otto Rehhagel. El día que tocó el enfrentamiento entre ambos equipos en la primera vuelta acabó con victoria local. A principios de noviembre de 1994, los goles de Steffen Freund y Andreas Möller ampliaron la distancia entre los dos clubes a los tres puntos. Esa no fue la distancia más larga entre ambos a lo largo de la liga, en lo que a puntos se refiere. En la última jornada de la primera vuelta el empate del Werder Bremen y la goleada del BVB colocaron cuatro puntos de diferencia (la competición daba, aún, dos puntos por victoria). En el resto de las jornadas, mucha igualdad.

La última vez que el Werder Bremen asaltó el primer puesto fue, como ya nombramos anteriormente, en la 29ª jornada. Se jugaba la vuelta entre ambos equipos, esta vez en el Weserstadion. Un doblete de Basler y otro tanto de Andreas Herzog redondearon la superioridad de los de Rehhagel en aquel partido. El único gol de los visitantes lo marcó Möller, en el descuento, unos minutos después de que el BVB se quedara con un hombre menos, tras ser expulsado el brasileño Júlio César por roja directa.

Y tocó el día decisivo. El Werder Bremen llegaba al último partido con un punto de diferencia sobre el Borussia Dortmund y cuatro sobre Freiburg y Kaiserslautern, que ya no tenían nada que hacer, además de luchar por el tercer puesto de la tabla junto con el Borussia Mönchengladbach. Hubo horario unificado, como todos los años, en las últimas fechas del torneo. Al 8′ del inicio, Andreas Möller abrió el marcador en el Westfallenstadion con un tanto de falta directa que superó la barrera por un lateral y batió a Richard Golz. Christian Ziege marcó el primero en Múnich en el 14′, lo que dejaba el campeonato aún más a favor del Dortmund. A los 28′ Lars Ricken sentenciaba su partido tras rematar de cabeza un centro que llegó desde la banda derecha. El Werder Bremen estaba contra las cuerdas.

La esperanza para los verdiblancos llegó en el 39′- Mario Basler conseguía su 20º gol en la competición, empatando el partido desde el punto de penalti, pero poco duró la alegría, ya que Alexander Zickler volvió a adelantar a los bávaros. El propio Zicker marcó el definitivo 3-1 que dio al Borussia Dortmund su 4º título de campeón liguero. La igualdad reinante durante toda la temporada entre los de Bremen y los de Dortmund tuvo su traca final en los últimos noventa minutos del torneo. Se decidía el título y, casualmente, fue el Bayern, gran rival del Dortmund en las últimas décadas, el que venció al Werder Bremen y favoreció al éxito del Dortmund en aquella liga. Rivales pero, en aquel momento, ‘amigos’.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados