Tenis

article title

La armada española dice adiós a Wimbledon

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Ni David Ferrer, que cayó ante el argentino Juan Martín Del Potro por 6-2 6-4 7-6, ni Fernando Verdasco, que rozó la sorpresa ante el héroe local Andy Murray, cayendo por 4-6 3-6 6-1 6-4 7-5, podrán seguir paseándose por la hierba del All England Club en las semifinales del torneo.

El primero en decir adiós a la hierba de Wimbledon fue David Ferrer. El tenista alicantino abría la jornada ante Juan Martín Del Potro. Ambos llegaban a la cita aquejados de varios problemas físicos, los cuales parecían acrecentarse en el argentino en el primer juego del encuentro cuando una fea caída le hacía morder el pasto. El partido se interrumpía, se temía por la continuidad de Del Potro, pero este se recuperó y de qué forma. El ‘cojo’ era menos ‘cojo’ y Ferrer no sabía detener el empuje con el que jugaba el argentino, que se llevó con facilidad el primer y segundo set. Solo la inflexión del décimo punto del tercer set dio algo de esperanzas al alicantino, un juego muy disputado que podría haberle dado esperanzas, pero la estrella de Del Potro apareció para rematar el encuentro en el tie-break.

El argentino, que volverá a disputar una semifinal de Gran Slam después de casi cuatro años (US Open 2009), se medirá a Novak Djokovic, que venció sin problemas al checo Tomas Berdych por 7-6 6-4 6-3, en lo que será la reedición del partido por la medalla de bronce de los Juegos Olímpicos de Londres que se llevó, en el mismo escenario, Del Potro.

Verdasco rozó la épica

Por su parte, Fernando Verdasco acarició el pase, rozando la gran sorpresa ante el ídolo local Andy Murray, cayendo en cinco sets por 4-6 3-6 6-1 6-4 7-5. El madrileño realizó un soberbio despliegue, encumbrándose en un señor partido demostrando que está de vuelta. Tras un arranque dubitativo de temporada, el choque de cuartos de final ante el británico le debe servir como impulso para volver a estar en el TOP 20 (ocupa el actual puesto 54 del ranking ATP). Dos primeros sets impolutos le pusieron en la cresta. Murray no despertaba de la siesta y Fernando se paseaba con su poderoso saque. Llegados al tercero, la bestia despertó. El juego errático de Murray visto hasta entonces pasó a ser el de un huracán, llevándose el tercero y el cuarto, si más problemas, y sufriendo en un quinto que despachó demostrando su gran talento.

Con su victoria ante Verdasco, Andy Murray sigue su camino hacia la gran final con paso firme, buscando el ansiado título que se les escapa a los británicos desde 1936, pero antes tendrá que enfrentarse al polaco Jerzy Janowicz que se impuso en el otro emparejamiento de cuartos a su compatriota Lucasz Kubot en tres sets por 7-5 6-4 6-4.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados