Tenis

article title

La aparición de ‘Cici’ Bellis

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Cuando estamos en el ecuador del US Open, la primera semana de tenis en Nueva York nos deja varias sorpresas, alguna decepción y una pista central Arthur Ashe techada que ha permitido salvar un par de jornadas de la inactividad absoluta.

Las próximas líneas tienen una protagonista absoluta. Responde al nombre de Catherine “Cici” Bellis (San Francisco, Abril 1999) y ha vivido apenas 17 primaveras. Nacida al borde del cambio de siglo, esta raqueta californiana se mueve por el circuito ITF en semanas normales. En el puesto 158 WTA, entró en la previa del US Open. En las dos primeras QR, encajó 6 juegos. La 3QR fue la clave: derrotó a la séptima favorita Alison Van Uytvanck (112 WTA) en tres sets.

En el cuadro principal del último Grand Slam del año, Bellis cayó en el octavo de Angelique Kerber. Aunque pensar en una hipotética 3R era una utopía teniendo a Golubic (65 WTA) en 1R y a Rogers (49 WTA) o Errani (29 WTA) en los primeros dos partidos.

En su tercer partido en un cuadro final de Gran Slam (alcanzó la 2R en 2015 eliminando a Cibulkova, 13 WTA entonces), la jovencísima tenista americana pasó por encima de la suiza Golubic cediendo 5 juegos. Ya había igualado su mejor resultado en un Grand Slam.

En la segunda ronda, al otro lado de la red, su compatriota Shelby Rogers, TOP-50 WTA a la que Cici remontó tras perder la primera manga. El sueño se alargaba a una tercera ronda mientras el gran público americano descubría su nueva joya venida desde California.

En el tercer partido en Flushing Meadows, jugado en la Arthur Ashe, Bellis se cruzaba en el camino de Angelique Kerber, toda una #2 WTA que busca en Nueva York arrebatar el primer puesto a Serena. La fiabilidad alemana pudo con la ilusión y el empuje americano y en 55 minutos, Kerber se aseguraba la segunda semana en Nueva York.

Catherine Bellis of the US (L) and Angelique Kerber of Germany meet at the net after their 2016 US Open women's singles match at the USTA Billie Jean King National Tennis Center on September 2, 2016 in New York. / AFP / Don EMMERT        (Photo credit should read DON EMMERT/AFP/Getty Images)

(Photo DON EMMERT/AFP/Getty Images)

Pocas lecturas no muy positivas puede haber del paso de Cici Bellis por Flushing Meadows. Cinco victorias en Grand Slam (3 de la previa y 2 en cuadro principal), 170 puntos WTA y alcanzar su máximo ranking WTA (118, a 141 puntos del TOP-100). Por encima de lo deportivo, una experiencia inolvidable (jugar frente a la segunda raqueta del mundo en la pista más grande del planeta) y darse a conocer al gran público tenístico.

A partir de la semana que viene, la californiana volverá al circuito ITF, en el que ha levantado 4 títulos en su carrera, uno de ellos este año llegando a dos finales. Pero poco volverá a ser igual para Catherine Bellis. Pasar por Nueva York, por la ciudad que nunca duerme, no deja indiferente a nadie. Ha nacido una nueva estrella. De la inmensa cantera estadounidense. Y sólo tiene 17 años.

Curiosidad: Bellis tiene un compromiso para jugar en la universidad de Stanford. Ganar en 2R le ha supuesto ingresar $140.000, dinero al que debe renunciar para seguir siendo elegible en la universidad. Sin embargo, la National Collegiate Athletic Association (NCAA) da libertad para gastos de viaje. ¿Qué hacer? Pues mejorar la habitación de hotel “Acabo de moverme a una suite. Ahora quizás la Suite presidencial”. Firmar la 3R en un Grand Slam lo vale.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados