Se habla de:

Atlético

article title

Koke, el arquitecto y el albañil

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Chencho ALONSOJorge Resurrección, “Koke, se ha convertido en el todoterreno del “Cholo” Simeone, en el chico para todo en el Vicente Calderón, en el encargado de dibujar los planos y en el que une cada ladrillo para levantar la estructura de este victorioso Atlético de Madrid.

No es un secreto para nadie que, una de las claves del éxito del conjunto colchonero, ha sido lograr una mezcla perfecta entre talento y capacidad de sacrificio y la prueba más evidente de esta combinación ha dado a luz a uno de los mejores centrocampistas del continente europeo y por ende, del fútbol mundial.

El arquitecto

Koke apareció a cuentagotas en su primera temporada en el primer equipo. Corría el curso 2009/ 2010 y de la mano de Quique Sánchez Flores, el volante madrileño, empezaba a tener minutos en los que daba muestras de la calidad que atesoraban sus botas, tanto a balón parado como en el juego dinámico. Tuvo que vivir a la sombra de Diego Ribas, acostumbrándose al nivel competitivo de las más altas esferas del fútbol nacional e internacional.

Cuando el brasileño salió del club, y ya con Simeone como entrenador, Koke cogió el toro por los cuernos y se metió entre ceja y ceja la filosofía “cholista, la filosofía que le ha hecho grande.

El 6, es la piedra angular del ataque rojiblanco, la brújula que guía los destinos de las jugadas colchoneras. El compañero ideal para las combinaciones con Arda Turan y el enganche con el que sueñan jugar tipos como Griezmann o Fernando Torres, pues con un primer toque absolutamente espectacular como el de Koke, las carreras a los espacios están a la orden del día.

Nadie ve los desmarques como Resurrección porque Koke vive con la asistencia rondando siempre su mente. El balón parado es otra de sus especialidades. Futbolistas como Mandzukic, Raúl García y sobre todo Godín y Miranda tienen la suerte de disponer para sus entradas al área a uno de los mejores lanzadores de nuestra liga. Así son los números goleadores del Atlético en esta faceta. Una brutalidad.

Koke dibuja los planos del gol pero no se conforma con esto. Es un arquitecto que elabora con el mono de trabajo puesto.

El albañil

Además de toda la aportación ofensiva que Koke proporciona a su equipo, se ha convertido en algo habitual, ver al mediocampista madrileño ocupar el escalón más alto de la clasificación de kilómetros recorridos en cada partido.

Querer es poder y Koke es la prueba que deja constancia de un compromiso por una filosofía arraigada a un sentimiento de solidaridad hacia sus compañeros que brota a raudales por los poros del 6 rojiblanco. Un sentimiento que agradece Gabi, al que simplifica la tarea de abarcar el centro del campo, pero también lo agradecen Juanfran o Siqueira cuando Simeone decide que se escore a uno de los dos costados. Lo agradecen incluso Godín y Miranda porque las ayudas defensivas de este muchacho llegan en ocasiones hasta ellos y, en general, lo agradece todo el conjunto.

Koke, va, viene, corre, pelea, salta, se tira al suelo, despeja y después se asoma al campo contrario con la escuadra y el cartabón preparados para trazar la jugada perfecta, el último pase que ponga en ventaja a sus socios.

Es la pizca que diferencia a la empresa rojiblanca de otras buenas empresas que le hacen la competencia pero que no llegan a ofrecer el mismo servicio. Calidad y esfuerzo, talento y sacrificio en partes iguales para lograr un éxito, particular y colectivo, tremendamente merecido.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados