Girona

article title

Kiko Olivas: “La presión la tienen los que vienen por detrás”

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Su primera lesión de esta temporada le dejó muy tocado, pero con el aliento de todos y su gran mentalidad consiguió superarse a sí mismo y salir del bache. Kiko Olivas, jugador del Girona, regresó a los terrenos de juego hace siete jornadas y lo hizo con más fuerza que nunca. En Sphera Sports nos habla del objetivo del conjunto catalán y de cómo afrontó esa primera ‘caída’ en toda su carrera profesional.

PREGUNTA: Este fin de semana tenéis un oponente duro como el Oviedo. Ambos llegáis con derrota en la pasada jornada. Es un rival directo aunque esté a 12 puntos. ¿Con qué mentalidad vais al Carlos Tartiere?

RESPUESTA: Nosotros vamos con la mentalidad de siempre, que es la de salir a ganar los tres puntos, a ganar fuera de casa, y más viniendo de una derrota como la que tuvimos el otro día. Sabemos, también, que nos enfrentamos a un rival muy duro, muy peligroso y más en casa donde tienen una buena dinámica. Yo creo que va a ser un partido muy complicado, muy disputado, pero nosotros vamos con la mentalidad de salir a ganar.

P: Aridane Hernández, jugador del Cádiz, dijo esta semana que era posible alcanzaros en la clasificación. Justo perdisteis contra ellos el otro día. ¿Esto os mete un poco de presión?

R: Tenemos cierta ventaja que no nos afecta. Estamos tranquilos, jugamos sin cierta presión. La presión la tienen los que vienen por detrás, que tienen que ganar sí o sí para intentar cogernos, pero es obvio que quedan muchos partidos. Sí que es verdad que ellos pudieron recortar el otro día tres puntos de distancia y nosotros no nos podemos permitir el lujo de relajarnos faltando tantos partidos y tantos puntos en juego. La derrota del otro día nos hizo activarnos y preocuparnos por el partido frente al Oviedo más de lo esperado y salir a ganar para que esa distancia se siga manteniendo.

P: Tenéis un margen de diez puntos por encima y de ocho por detrás, en realidad no estáis nada mal posicionados. ¿Veis de cerca al Levante o más al Cádiz?

R: Es evidente que vemos más cerca al Cádiz. A todo el mundo le hace ilusión coger al de arriba, ser el primero, pero tenemos que tener muy claro el objetivo. El objetivo es quedar entre los dos primeros que son los que suben directamente a Primera División y nosotros tenemos que fijarnos en los que vienen por detrás, mantener la distancia e, incluso, intentar mantenerla de aquí a lo que resta de temporada para estar mucho más tranquilos.

P: La temporada termina en junio y parece que queda mucho, pero tan solo faltan doce partidos. El objetivo es evidente, subir a Primera, pero… ¿como primeros o como segundos de la Liga 1,2,3?

R: Con la experiencia que llevamos en este club, con los dos últimos años que nos hemos quedado justo a las puertas, da igual subir siendo primeros o segundos. Lo importante es subir y además con cierta tranquilidad, es decir, que no haya esa presión o ese cierto nerviosismo hasta el último segundo, hasta el último partido porque llevamos dos años bastante duros. Nos hemos llevado un palo bastante fuerte y lo que quiere la gente es disfrutar y subir a Primera división que es lo que llevamos persiguiendo.

P: En relación a esta cuestión del margen de puntos, tenéis al tercero, cuarto y quinto bastante “lejos” y vais con más tranquilidad que el año pasado.

R: Justo el año pasado nos costó mucho entrar en playoffs, fue una segunda vuelta muy buena que pudimos remontar. Este año, por suerte, nos hemos mantenido ahí arriba y, además, sacando distancia a nuestros perseguidores. Creas que no, eso te da cierta tranquilidad a la hora de afrontar los partidos. Los que tienen más presión y los que se deben jugar el ganar los tres puntos cada fin de semana son los de atrás. Nosotros tenemos que seguir haciendo lo que venimos haciendo y creo que esa cierta distancia, que te mantiene lejos de tus perseguidores, te hace jugar los partidos con más tranquilidad, más fluidos, con menos presión.

P: A pesar de no haber sido muy regulares, vuestra mejor racha es de cuatro partidos consecutivos ganados, habéis logrado 17 victorias y vais segundos… ¿Crees que estáis en la posición merecida?

R: Soy de los que piensan que la clasificación marca lo que vienes haciendo a lo largo de un año. Es cierto que ha habido partidos que, a lo mejor, nos hemos merecido más, otros que a lo mejor hemos conseguido un punto in-extremis o ganar en el último segundo. Al final un año es muy largo, hay muchos partidos y yo creo que todo el mundo, en la clasificación, se merece estar donde está. Nosotros estamos en una posición privilegiada y creo que ha sido fruto de todo el trabajo que llevamos realizando todo este año.

P: ¿Vuestro mejor partido de la temporada puede ser el 5-1 al Getafe?

R: Se puede decir que sí porque ayudó todo. Ayudó el juego, sobre todo la primera parte que fue muy bonita. La gente disfrutó mucho. Acompañó también que hubo muchos goles, entonces eso es siempre más llamativo. Fue un partido completo en todos los aspectos. El otro día, por ejemplo, aun perdiendo la segunda parte contra el Cádiz, fue buenísima, lo que pasa que no entraron los balones y parece que fue peor partido que contra el Getafe. La verdad es que contra el Getafe salió un partido redondo donde todo el equipo estuvo muy bien, la gente disfrutó y hubo muchos goles. Fue de los partidos que más disfrutamos.

P: Vamos a hablar un poco de tus compañeros. Desde que el Girona regresara a Segunda en 2008, no se había topado con un goleador de la talla de Samuele Longo ¿Cómo es dentro y fuera del campo?

R: Es un gran jugador, lo está demostrando en los partidos. Es un goleador y está aprovechando las ocasiones que está teniendo y, luego, fuera del campo es un chaval muy tranquilo, incluso, un poco tímido en el vestuario, pero a la vez se le quiere mucho porque es muy buena persona. Siempre está ayudando al compañero. La verdad que le hemos acogido muy bien en el vestuario y él se ha integrado bastante bien, a pesar de ser de fuera, de ser italiano. Sabe hablar perfectamente el castellano, se ha integrado muy bien en el vestuario y estamos muy contentos con él.

P: Recordando tu inicio de temporada, la verdad es que no tuviste mucha suerte. Comienza la liga, juegas cinco partidos en los que eres titular indiscutible y, en ese último, te lesionas del peroné y tres ligamentos. ¿Qué pasa por la cabeza de un jugador en ese momento?

R: La verdad que fue un palo duro para mí porque nunca me había lesionado. Es la primera vez que me lesionaba en toda mi carrera, además fue de larga duración. He estado cuatro meses y medio parado y la verdad que se hace muy largo ese periodo. Se hace bastante duro porque ves como tus compañeros del día a día pueden disfrutar de lo que más les gusta y tú no puedes participar o ayudar al equipo. Tampoco puedes jugar los partidos y tienes que hacer tu trabajo aparte. El día a día es muy monótono, muy aburrido y más cuando llega el fin de semana y lo tienes que ver desde la grada. Desde ahí ves que no puedes ayudar al equipo, que no puedes estar ahí presente, que es lo que le gusta a todo el mundo. Ha sido el peor momento como jugador de toda mi carrera, se hace muy duro.

P: ¿Cómo tiene que ser la mentalidad de un jugador durante el periodo de la lesión?

R: Sobre todo estar tranquilo, saber que todo pasa, que hay que hacer unos periodos de recuperación para que cuando vuelvas no tengas ninguna secuela, y que debes apoyarte en la gente que te rodea: compañeros, la familia y amigos. Con esta ayuda se hace mucho más fácil todo porque te van animando día a día, cuando tienes días, sobre todo, de bajón que no ves la salida. Ellos te ayudan pero también tienes que poner tú la mente en el día en el que puedas volver, volver con más ganas, con más ilusión y con mucha más fuerza.

P: En la jornada 24, frente al Valladolid, vuelves a los terrenos de juego. ¿Cómo afrontas ese retorno?

R: Ese día me sentía como un niño cuando volví a jugar porque esa ilusión de tanto tiempo de no poder hacerlo era como un premio, y más después de cuatro meses. Fue un día importante, estaba muy contento y, además, el equipo ganó. Ese día salió todo redondo.

Imagen cabecera: Futmondo

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados