Portada

article title

Kerber pierde 2.000 puntos en seis meses

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Angelique Kerber (Bremen, 1988) vivió en 2016 el mejor año de su carrera. Dos tí­tulos de Grand Slam (Open de Australia y Open de Estados Unidos), finalista de Wimbledon y el tí­tulo WTA premier de Stuttgart. Plata en los Juegos Olímpicos de Rí­o, finalista en el torneo de maestras en Singapur y finalista en dos torneos más (Brisbane y Cincinnati). Una carta de presentación impresionante.

Todo ello le servía para conquistar un número 1 de la WTA que hasta hací­a poco parecía terreno exclusivo de Serena Williams. Lo consiguió tras proclamarse campeona del US Open. Antes, en Melbourne, se convertí­a en la primera mujer alemana en ser campeona de Grand Slam tras Steffi Graff en 1999.

2016 daba paso a 2017 y el cambio de año no le ha sentado muy bien a la raqueta de Bremen. Tras dos Grand Slams disputados y casi seis meses de competición, el balance de Angelique no es ni mucho menos el que se esperaba. Llegó a su defensa del título en Australia habiendo ganado sólo un partido (ante la australiana Ashleigh Barty, entonces número 271 WTA) y dos derrotas ante Svitolina (14ª) y Kasatkina (26ª).

En su defensa del tí­tulo en Melbourne, Angelique sólo jugó cuatro partidos. Tres victorias ante rivales de fuera del TOP-50 y derrota ante Coco Vandeweghe, entonces número 35ª, posterior semifinalista ganando a dos TOP-10.

En la doble cita Doha-Dubái, tras otra derrota antes de tiempo en la primera parada (Kasatkina en 2R), llegaba el mejor resultado hasta ahora para Kerber: semifinales en Dubái donde caerí­a ante la ucraniana Svitolina (número 13 WTA).

Llegó marzo y los torneos premier mandatory de Indian Wells y Miami. En la primera parada la rusa Vesnina se interpuso en octavos (posterior campeona). En Miami fue Venus Williams en cuartos de final (posterior semifinalista) quien frenó a Angelique. Antes de llegar a la tierra, Kerber jugarí­a su, hasta ahora, única final del año en el WTA International de Monterrey (derrota ante la rusa Pavlyuchenkova).

La primera parada sobre polvo de ladrillo, en casa, en Stuttgart, Kerber no perdí­a un partido desde 2014 (Carla Suárez), encadenando los tí­tulos de 2015 y 2016. Pero en 2017, la francesa Mladenovic dio la campanada a la primera.

De Alemania a Madrid. A la Caja Mágica. En la capital española Kerber firmó las que serían sus dos únicas victorias sobre arcilla: Timea Babos y Katerina Siniakova. La canadiense Bouchard frenó a la germana en un duelo agridulce: Kerber se retiraba por lesión en el muslo de la pierna izquierda.

En Roma, penúltima parada antes de Roland Garros, derrota ante la estonia procedente de la previa, Anett Kontaveit ganando apenas cuatro juegos. En Paris, torneo donde solo ha llegado una vez a cuartos (en 11 años), Kerber igualó su participación de 2016: primera ronda (ante Makarova).

Con la trayectoria de la alemana en 2017, el número uno se puso en juego en Parí­s. Simona Halep pudo haber arrebatado la cima de la WTA a Kerber de no ser por la victoria final de la letona Ostapenko en la final. El número uno salvado por la campana.

Con la gira de hierba en pleno proceso de preparación para Wimbledon, la alemana tení­a previsto participar en el torneo WTA premier de Birmingham (defiende cuartos de final) pero el mismo problema que le obligó a retirarse en Madrid (lesión en el muslo izquierdo) le ha provocado causar baja del torneo británico.

Antes de Wimbledon la alemana jugará en Eastbourne (si la lesión se lo permite) la semana que viene con el objetivo de preparase para el tercer Grand Slam del año en el que defiende la final de 2016. Entre Birmingham y Wimbledon, Kerber defiende 1.400 puntos en la gira de hierba. Y Halep está a apenas 115 puntos de distancia. A estas alturas en 2016 Kerber sumaba 3.437 puntos. Hoy, tiene 1.339 y es 15ª en la clasificación del año.

Hasta el momento (antes de disputar la gira de hierba) el balance de Kerber este año es de 27 victorias y 13 derrotas. De las 27 victorias, ocho por bye en primera ronda. La primera mitad de la temporada de Angelique no ha sido la esperada para la número 1 WTA. Le queda la segunda mitad de la temporada. Wimbledon, US Open, Pekí­n y las Finales WTA como grandes citas.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados