Champions League

article title

La Juventus ya ha llegado

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El partido tuvo de todo para ser bautizado como uno de los mejores de Europa; un italiano frente a un alemán, sin estilos modernos ni conjeturas, cada cual fiel a su estilo, al menos en los principales tramos de partido. Decisiones que determinaron el guión del partido. Sorpresas, goles, cambios de liderazgo y una machada histórica del Bayern que consiguió remontar tras una primera parte de espanto. La Juventus, en cambio, confirma que lo del año pasado no fue casualidad. Finalista de la pasada edición puso ante las cuerdas al más temido alemán. La vecchia signora ya ha llegado al nivel que se le piden a los conjuntos italianos, estar junto a los más grandes de Europa.

La Juventus aterrizaba en territorio alemán en el contexto más italiano posible. En una semana intensa había perdido gran parte de su potencial y a su vez su índice de peligro se veía aumentado. Sin Chiellini, Marchisio ni Dybala, Allegri debía diseñar un plan perfecto para realizar la machada. Y vaya si lo hizo, con 5-4-1, líneas juntas y una presión asfixiante, la Juventus se comió al Bayern en la primera media hora de partido. En ese contexto se gestaba una de las grandes noches de Europa. El mal entendimiento entre Alaba y Neuer sirvió para que Pogba golpeara primero. Parecía un susto, un error fruto del frío alemán que casi no te deja pensar pero no fue así. La Juventus en menos de cinco minutos ya había conseguido su principal premisa, anotar y mantener su portería a cero -como en sus últimos 10 partidos de Serie A-.

El Bayern entonces, lo intentaba por dentro y por fuera pero el buen planteamiento y la posición de los juventinos sobre el campo hacían de impedimento. Así llegó la acción del 0-2, robo en la frontal del área ante un poblado de jugadores juventinos y a correr. Fue Morata quien galopó sobre Baviera, sin miedo de lo que tenía delante. El español de 23 años, joven y a su vez curtido, conocedor de estas grandes noches, no tenía miedo y una noche más lo demostró. Primero parecía alejar el balón lo más lejos posible, sacarlo fuera de peligro y con los segundos -menos de 7- fue sorteando rivales con una facilidad pasmosa hasta plantarse en la otra frontal, entonces con cuatro alemanes encima de él, el español aún tuvo fuerzas para asistir a Cuadrado que tras un recorte magnífico, anotaba con sutileza el 0-2 en el marcador.

Allegri entonces parecía ganador. 5-4-1 sobre el Allianz Arena, poco o nulo peligro de los alemanes y Morata arriba como única referencia. Por los costados, laterales doblados, Lichtsteiner por detrás de Cuadrado y Alex Sandro por delante de Evra y por en medio Hernanes, Pogba y un Khedira que conocía a Guardiola y a los alemanes y sabía todo lo que tenía que hacer para frenarlos. Así lo hizo. El hombre que dio continuidad al proyecto de Conte, también construía. Su claro ejemplo, los primeros 45 minutos del Allianz Arena.

Guardiola en la cuerda floja, los antiPep se frotaban las manos. La Champions y principal aspiración del técnico catalán parecía lejana a principios de Marzo. El entrenador sabía que de no conseguir la remontada, las críticas hasta final de temporada serían una constante y más con su decisión ya tomada de cara a la próxima temporada. Tras el descanso, solo Bernat por Benatia. Guardiola de momento aguardaba con todo su potencial ofensivo (Coman y Thiago) sobre el banquillo. La imagen no mejoró hasta la hora de partido. Los cambios, los ganó Guardiola. Los quince minutos del 60′ al 75′ hicieron más grande la noche si cabe. Coman, Khedira y Morata los protagonistas.

 

Allegri con sus cambios, todo lo que había ganado decidió tirarlo por la borda, perdió referencia arriba y un todoterreno alemán. Khedira queda la incertidumbre de si le quedaba gasolina, lo de Morata, aún nadie lo entiende. Pensaría como dijo horas antes con Dybala: “Es decisión mía, no es un drama”El técnico italiano pensaba que el tiempo corría a su favor y fue el mismo quien le puso en jaque, un primer gol con 18 minutos por delante y lo mató en el 90 cuando los italianos ya contaban los segundos para el final.

Pese al resultado hay que ser optimistas. Todos eran conocedores de la dificultad. En la ida, la Juventus demostró que un italiano nunca esta muerto y en la vuelta explicó el porqué. Con la eliminación de la Juventus, no habrá cambios en el ránking de Europa de cara al año que viene e Italia seguirá teniendo tres representantes en la máxima competición europea. La Juventus junto a otros dos acompañantes deberán pelear en la próxima edición por lo que un día les perteneció, la grandeza y respeto en Europa. De momento, la Juventus ya ha llegado.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados