Fútbol italiano

article title

Juventus, una retaguardia de campeonato

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Es difícil que guste algo por abajo o por detrás. Siempre vamos de frente y con la cabeza bien alta, nos fijamos poco en lo que nos sustenta o en lo que nos sujeta, pocas veces cubrimos nuestra espalda y el golpe trasero suele ser el más común y austero. En Turín, bajo las órdenes de la familia Agnelli, Giuseppe Marotta, director general de la Juventus, fue quién mejor entendió la necesidad de una Juventus que en 2007 volvía a Serie A tras el escándalo del Calciopoli.

Con la cabeza asomada y no levantada, los pies en el suelo y la espalda cubierta, así ha ido creciendo la Juventus de Turín hasta el día de hoy. Su bloque defensivo, es la esencia de esa Italia que nos alistó a su ejército en aquellos días de Eurocopa en relación al menos a una cuestión moral e ideológica. No somos los mejores, pero vamos a competir y a hacerlo bien. Desde atrás, sin fisuras, vamos a crecer.

 

Fue Buffon, el hombre que mantiene una preciosa historia de amor bajo los palos que defiende, el espíritu nacional. Sin importar su edad, nos demostró que le quedan un buen saco de partidos por jugar. Sus ganas y su gen ganador hizo a Italia crecer desde el interior. La BBC (Bonucci, Barzagli y Chiellini) de la línea de tres, nos conquistó. Los pretorianos de Conte, los padres de una selección que no solo defendían, mordían. En conjunto los cuatro, formaron uno de los bloques más sólidos que el fútbol recuerda. Si en la Juventus son el ejemplo de orden y eficacia, su presencia en la Eurocopa fue la demostración total.

 

Litchtsteiner, Evra y Alex Sandro fueron el complemento de estos en la pasada temporada. Laterales o carrileros en función del sistema, hombres que aportaron una marcha más desde atrás. Fundamentales siempre y cuando se les ha necesitado. Evra y Alex Sandro ofrecieron múltiples variedades en el perfil izquierdo mientras que el suizo en su quinto año en el equipo de Turín parece que será su último servicio para la defensa bianconera.

Daniele Rugani, el joven central italiano tiene un futuro más que prometedor tanto en la Juventus como en la Selección. Un jugador que no tuvo tantos minutos en la primera mitad de la temporada pero con el tiempo, se fue ganando la confianza de Massimiliano Allegri, hasta finalizar la temporada con una buena carga de minutos a sus espaldas.

 

Todo este bloque formaron la retaguardia de la Juventus el año pasado. Un equipo que se levantó de una leve caída para realizar una remontada histórica en el campeonato italiano. Pese a los números del tramo inicial, el equipo de Turín consiguió el mejor registro defensivo de las últimas cuatro temporadas, igualando los 20 goles encajados de la temporada 2011-12.

A este conjunto de guardianes, se les une dos hombres experimentados en proteger. Entre los dos no han costado más de 20 millones, otro buen movimiento de mercado de Marotta y cía. Primero fue oficial, la llegada de Dani Alves a coste cero, procedente del F.C.Barcelona. El brasileño con más títulos de la historia llega a Turín después de una década de fútbol, bailes y goles. Jefe del carril derecho del Camp Nou, buscará triunfar en un equipo hambriento de gloria. La otra adquisición es Mehdi Bendita, el tunecino está de vuelta a la Serie A tras jugar en Udinese y Roma. Llega a Turín cedido con opción de compra definitiva fijada en 17 millones. Un portento físico que buscará hacerse un hueco en una zona demasiada protegida en Turín.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados