Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Juventus: fichar gratis es fichar bien

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Desde que comenzase el ciclo triunfal de la Juventus en la temporada 2011/2012 han sido muchos los motivos por los que ha mantenido año tras año su hegemonía: la trabajada mayor capacidad económica, el tino en la administración de sus finanzas, el estadio propio, el acierto en los grandes desembolsos en fichajes, la aceptación de las ofertas foráneas en el momento preciso y la sobresaliente búsqueda de sustitutos, las sabias elecciones de Conte y Allegri para hacerse cargo del equipo, el trabajo táctico desde el banquillo…

Desde el primer Scudetto de la racha de triunfos domésticos consecutivos, la Juventus ha endosado en los últimos cinco cursos finalizados una media de casi 18 puntos al Napoli, el segundo equipo que mayor puntuación conjunta ha cosechado desde entonces. Superioridad que continúa dispuesta a seguir imponiéndose y que tiene como causa añadida la capacidad para fichar a coste cero a futbolistas de importante calado que han dado un rendimiento específico en unos casos y totalmente determinante en otros. Una política que ha llevado a cabo con pulso de cirujano para convertirla en otro factor diferencial para mantener un imperio en el Calcio que maneja con mano de hierro.

Pirlo, Pogba, Llorente, Coman, Khedira y Dani Alves. Uno por curso. Los nombres que la Juventus ha incorporado a coste cero a lo largo de su pentacampeonato son envidiables. Incluso los jugadores que no llegaron a asentarse al cien por cien como Llorente o Coman, han tenido un rendimiento sustancioso. En el caso del nueve, como solución deportiva gracias a sus 23 goles repartidos en las dos Serie A que disputó en Turín y en el caso del francés, como beneficio económico con su venta al Bayern tras su traspaso sin coste desde el PSG.

Además de ellos, también firmaron como agentes libres un complemento de rol de garantías como Neto y dos jóvenes prometedores delanteros destinados a ser cedidos y a tener en la recámara como Alberto Cerri, cedido en el recién ascendido Cagliari, y Simone Andrea Ganz, fichado este mismo tras hacer 16 goles en el Como, el colista de la Serie B.

Mientras la Juventus no se cansaba de acertar hasta en la incorporación de futbolistas a coste cero a excepción de los fiascos que confirman la regla (Pazienza, Lúcio y Anelka), sus principales competidores se han empeñado en hacer lo mismo pero de modo inverso, sin llegar a convertir a ninguno de sus futbolistas incorporados de forma gratuita en pieza clave o, al menos, en nombres muy relevantes dentro de sus plantillas como así ha hecho el club piamontés para reforzar aún más si cabe su poder en la Serie A.

El Napoli lo intentó con el ala argentino Santana en 2011 aunque sin mayor pena ni gloria y con el croata Strinic para ser un relevo fiable de Ghoulam en el lateral izquierdo. La Roma, con jugadores veteranos lejos de su mejor nivel y continuidad como Heinze en 2011 o más recientemente Maicon, Keita o Cole. Sin olvidar los fracasos de Dodô en su momento y de un Emanuelson fuera de onda para la élite tras su paso por el Milan.

Más aceptable ha sido, en cambio, el resultado obtenido por la Fiorentina en el mercado de jugadores libres a lo largo de estos últimos años, teniendo en cuenta su menor poder de atracción salarial. Nombres como los de Roncaglia, Pizarro, Luca Toni, Savic, Marcos Alonso o Tatarusanu llegaron a Florencia sin tener que pagar por ellos a sus anteriores clubes para convertirse en piezas de peso, algunas de ellas actualmente titulares con los viola.

Por su lado, el Inter no ha logrado que ninguno de los ocho jugadores que han incorporado como libres desde 2011 hayan sido mínimamente aprovechables. Así lo atestiguan Carrizo, Campagnaro, Andreolli, Botta, Berni, el semidesconocido Adama Fofana y el sangrante caso de Vidic y su nefasto estado físico nefasto con el agravante de un inflado salario que el Inter pagó durante año y medio antes de la retirada del serbio. Tampoco el lateral turco Erkin, fichado libre desde el Fenerbahçe, y que se marchó semanas después sin llegar a jugar como nerazzurro. Desde luego, los antecedentes no juegan a su favor.

Y, finalmente, el Milan que, como casi siempre, come aparte. El equipo que dejó escapar sin contraprestación a Pirlo en dirección a Turín mientras firmaban gratis ese mismo año a Taiwo y Mexés. Dos nombres que a pesar de sus dispares estancias en el equipo nunca llegaron a funcionar pese a que el central francés se ha empeñado en hacerse notar con algún gol de acróbata y con infinitas e ínfimas actuaciones defensivas en el lustro que ha pasado como rossonero. Más tarde llegaron los Bakaye Traoré, Muntari, Essien, Birsa, el Kaká rebotado de Madrid, Diego López, Álex, Agazzi, Rodrigo Ely o José Mauri. Sin comentarios.

Dichos nombres han sido intercalados por algunos otros jugadores que si bien, no han lucido como estrellas, sí han sido piezas más o menos importantes en las decepcionantes últimas campañas del Milan y varios de ellos, de hecho, continúan siendo miembros de la plantilla como Montolivo, Honda y Ménez. El último en llegar ha sido Vangioni desde River Plate.

Lo que sí ha sido suficientemente demostrado es el buen hacer de la Juventus para seguir cosechando éxitos en Italia. Una optimización de recursos perfecta y una gestión impoluta que les ha llevado incluso a convertir a los fichajes sin coste, un asunto tan puntual y de resultados tan irregulares a priori, en un pilar más para sostener lejos del alcance de sus perseguidores su vitola de equipo inalcanzable en la Serie A.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies