Fútbol italiano

article title

Juve y Real Madrid firmaron un pacto de no agresión

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

REDACCIÓN El Real Madrid quería sellar su clasificación mientras que a la Juventus le urgía una victoria. El encuentro de la cuarta jornada de la Champions League del grupo B se pronosticaba como una guerra abierta pero la inesperada victoria del Copenhague ante el Galatasaray acabó trastocando las necesidades de italianos y por ende de los madridistas que, al final, se conformaron con un 2-2 tras un partido de ritmo elevado, dominio alterno y con destellos de buen fútbol.

Ancelotti volvía a que fue su casa y lo hacía con el trivote, que tan buenos resultados había dado con Luka Modric acompañando a Xabi Alonso y Sami Khedira. Conte respondía repitiendo la línea de 4 en el fondo que había propuesto en el Bernabéu hace dos semanas.

Tras unos minutos de estudio, la Juventus fue quien llevó la iniciativa durante un primer tiempo que tuvo a Iker Casillas como el gran protagonista del primer tiempo con dos paradas providenciales: una tras un cabezazo de Claudio Marchisio, que el portero de Móstoles se encontró con los pies, y otras tras una amenaza de autogol de Pepe con Llorente al acecho. La superioridad de los locales se concretizó al minuto 42 cuando Varane cometió una falta sobre su compañero de selección Paul Pogba y el principal Howard Webb decretó penalti. Arturo Vidal fue el encargado de poner le 1-0. Es el quinto penalti que los de Ancelotti conceden en tres partidos.

Tras el descanso, el Real Madrid aprovechó un grave y letal error de Martín Cáceres en la entrega para empatar las acciones con Cristiano Ronaldo en el 52’. Los blancos aprovechaban el bajón momentáneo de la Juventus y apenas tres minutos después del empate Xabi Alonso golpeaba con violencia un balón en el larguero. Finalmente, en el 59’, llegó el 1-2 tras una contra letal que escribió Cristiano y firmó con maestría Gareth Bale. Cuando peor la pasaban los 'bianconeri', Fernando Llorente le sacó los colores a Varane para cabecear un centro de Cáceres. Corría el minuto 65.

De ahí en adelante poco más. En el cuarto de hora final se firmó un armisticio tácito y la no agresión fue un hecho. El Real Madrid entendió que los 10 puntos le dejan virtualmente clasificados, mientras que la Juventus tomó por bueno el punto sabiendo que el Galatasaray perdía en Copenhague.

En la próxima jornada, al Real Madrid le bastará un empate ante los turcos para sellar su clasificación matemática como primera de grupo. Eso siempre y cuando la Juventus gane al conjunto danés en Turín, condición que además, dejaría a los italianos segundos del grupo. Y todos contentos de nuevo, como con el 2-2. 

[Sigue toda la actualidad de la Champions League en @UEFASphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados