Fútbol italiano

article title

Juventus-Napoli de leyenda

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Italia tiene arrugas. No está vieja, está riendo. Se le forman unos hoyuelos de Norte a Sur y vuelta a empezar. Ahora es noticia, reina la competitividad, al menos, de momento. Si su historia fue bonita, su presente es emocionante. Juve y Napoli, la cara y cruz de la moneda se disputan mano a mano uno de los campeonatos más igualados de los últimos años. Este sábado en Turín, se verán las caras y solo uno acabará sonriendo.

captura_de_pantalla_2013-11-09_a_las_13.43.45

 

Si Allegri da como favoritos a los napolitanos, Sarri suspira porque la Juve no arrancara del todo bien. Si Dybala anota uno, Higuaín hace dos. Si el Napoli supera la mejor racha de victorias en su historia, la Juventus busca la mejor racha de victorias en la historia del campeonato. Si el Napoli es el mejor ataque, la Juventus es la mejor defensa. Y así, hemos llegado hasta el día de hoy, pasándose una patata caliente que no ha explotado. Peleándose entre ellos y contra otros, fruto de la pasión que despierta este deporte. Por el retrovisor y a lo lejos ya casi no se ve el Inter de Mancini. Ya no hay nadie de por medio, frente a frente y en casa del campeón. Puede y será épico, trepidante. Sarri no firma el empate, Allegri está tranquilo, aparte restarán 39 puntos por jugar.

cc2332e20b339dde1a57afdf1408f99f

Una rivalidad que tiene miga y años, no es solo fútbol

Será en la víspera de los enamorados, y me atrevo a decir que no hay rivalidad cargada de tanto odio en toda Italia. La rivalidad va más allá de lo deportivo, la historia tiene miga y años. Turín, en el Norte, ha sido conocida a lo largo de su historia por la aristocracia, la producción, el orden y la seriedad. En cambio, Nápoles, es la reina del Sur, la clase media, el caos y el desorden, la pasión y la devoción convertida en religión.

En el Norte ha reinado el éxito y el dinero por detrás el balón, causa de fuga de muchas joyas sureñas en busca de una vida mejor. La Vecchia Signora así lo atestigua, en sus vitrinas figuran 31 campeonatos por dos de los napolitanos, los mismos que se produjeron con la llegada de Diego Armando Maradona a mediados de los 80′, años donde creció la rivalidad. Era para frotarse los ojos, uno del Sur, argentino y vestido de azul arrebatando la gloria a los juventinos. Fueron años bonitos para los napolitanos pero ya quedan en el recuerdo. A día de hoy, la Juventus busca su quinto campeonato consecutivo, con la debacle de la ciudad de Milán y el quiero y no puedo constante de los capitalinos, todo parece más fácil hasta la llegada de Maurizio Sarri.

Parecidos razonables

Hablan las malas lenguas y dicen que el peor enemigo es uno mismo, cierto. El ritmo de unos y otros esta siendo voraz, nadie consigue pararlos y tal es el punto, que ambos han conseguido nuevos récords en este campeonato. Llegados a este punto, el peor enemigo es tu mayor parecido, el único capaz de derrotarte. Nadie dijo que fuera fácil, la Juventus arrancó con mal pie, firmando el peor arranque de su historia, los juventinos anhelaban la falta de un líder, a Pogba parecía quedarle grande la 10. Ya no estaban ni Tévez, ni Pirlo, ni Vidal. ¿Dónde quedaba aquel equipo que llegó a Berlín?

  • Juventus hasta la jornada 10: 12 puntos de 30 posibles 

  • Juventus desde la jornada 10: 42 puntos de 42 posibles 

 

En Reggio Emilia parecieron quedarse todos los lastres. Desde entonces solo ha hecho que ganar. Dybala ya es el líder, anota, asiste y decide. Su poder de influencia en esta Juventus es abismal. No se esperaba un poder de irrupción con tanta fuerza y menos para manejar a este coloso a estas alturas. Si dudaban de Pogba, nadie se esperaba lo de Dybala. Con Paulo, llegó Paul, el futbolista. Pogba y Dybala son buenos amigos, dentro y fuera del campo y así se refleja sobre el verde. Dicho todo esto, la Juventus se ha convertido en un muro defensivo, ha recibido tan solo un gol en los últimos siete partidos. Es el equipo menos goleado del campeonato con 15 tantos recibidos y busca la racha de victorias de la Serie A. Con 14 consecutivas está a tres de las 17 del Inter de Mancini de la temporada 06/07.

  • Paulo Dybala en Serie A: 13 goles y 8 asistencias
  • Paul Pogba en Serie A: 5 goles y 5 asistencias

2FC8626B00000578-3383561-image-a-13_1451902460086

Con la llegada de las victorias, se vacío la enfermería, un lugar que ha tenido tráfico a lo largo de la temporada. Jugó Khedira y el equipo lo notó, Sami es el llegador de la selección, aquel jugador que no podía ser en la Casa Blanca, aquel que ansía la libertad. Mandzukic tras un inicio dubitativo, ha anotado en partidos importantes y hasta su lesión no había duda de su presencia en el equipo titular. Con la lesión de este, llegó Morata, acusada la falta de gol, se ha repuesto y hasta la fecha acompaña a Dybala en punta de ataque. Los carrileros están siendo importantes, la acción del 0-1 en Frosinone es a causa de un centro lateral de Alex Sandro que remata el colombiano Cuadrado. La duda será si Allegri decide volver a la defensa de cuatro o por el contrario mantendrá los carrileros. “Tengo 3 centrales y a Lichtsteiner” respondía el técnico italiano, por lo que la duda no será resuelta hasta el sábado.

Captura de pantalla 2016-02-09 a las 9.46.54

No fue menos desastroso el arranque del Napoli, tras un verano convulso daba inicio a una temporada dubitativa, sin un rumbo fijado y con fantasmas del pasado. Los napolitanos con un penalti fallado y sin el billete de la Champions en la mano, había que priorizar. Fichar a un napolitano, italianizar la plantilla y crecer desde abajo. Sarri se estrenó con derrota, empató en la segunda y repitió en la tercera, los nervios cesaban y casi nadie le auguraba un buen futuro. El entrenador cambió de sistema, emigró al 4-3-3 con Insigne en banda, Hamsik acompañando a Jorginho y Allan y con un bloque muy definido. Desde la tercera fecha, salvando la visita a Bolonia y tres empates con portería a cero, solo ha hecho que ganar. San Paolo se ha convertido en un fortín y nadie nadie ha podido ganar allí.

Con tan sólo 20 jugadores de campo utilizados, es el equipo con menos jugadores utilizados y a su vez, con menos lesionados. El Napoli ha vuelto a ser campeón de invierno tras 26 años de historia y ha superado su propio récord de victorias consecutivas (8). Nápoles es alegría, es amor, al final de cada partido los jugadores cantan bajo la curva “Un giorno all´improvisso”. Un bloque unido jamás será vencido, de momento en casa repiten la gesta del último Napoli de Maradona que alzó el Scudetto, también invicto como local.

El Napoli en el San Paolo

  • 12 Partidos jugados
  • 10 Victorias
  • 2 Empates
  • 27 Goles a favor
  • 8 Goles en contra

12308395_1060272127336766_6715937438936925387_n

En Nápoles también hay buenos amigos, Pepe Reina no es solo portero, su vuelta ha supuesto un cambio emocional. Líder dentro y fuera del campo, celebra los goles con tanta garra que podría liderar la Curva. De Magistris (alcalde de Nápoles) tenía en mente ofrecerle el título de ciudadano honorífico de la ciudad de Nápoles. Aquí Sarri tiene mucho mérito, cree en una idea y la ha transmitido. Valter Di Maggio, periodista de Kiss Kiss Napoli, radio oficial del club, desveló la primera conversación entre entrenador y jugador para convencerlo de su idea.

Sarri a Higuaín: “No sonríes, si no eres feliz vete. Si te quedas, fíate, te hago el mejor del mundo”

Higuaín es el emblema de este Napoli. El capitán de este barco, el hombre del gol per partita. Sus números han tenido una subida brutal. 24 goles en 24 partidos son números para soñar. Va camino de superar los 35 de Nordahl, máximo artillero histórico de la Serie A. Siempre que ha tenido la oportunidad, no ha tardado en agradecer a Sarri lo que ha conseguido, su convencimiento, su deseo y la idea hecha efecto. Sarri piensa, Higuaín actúa.

El esquema del Napoli para Turín parece claro. Jorginho vuelve al once tras sanción, Sarri no firma el empate y busca desplegar su juego en campo del campeón. El sector izquierdo es temible, los aportes ofensivos de Ghoulam, el despliegue de Hamsik y el brillo de Insigne permiten congeniar un tridente prolífico en cuanto a ocasiones. Insigne tiene la Euro a la vuelta de la esquina y pese a algún rifirrafe con el entrenador, Conte parece que acabará cesando. Una vespa napolitana que despega desde izquierda y parece congeniar muy bien con el Pipita. Un argentino y un napolitano vestidos de azul, persiguen un mismo sueño, hacer grande a la ciudad.

  • Higuaín en Serie A: 24 goles y 2 asistencias
  • Insigne en Serie A: 10 goles y 10 asistencias

insignehiguainlaganag

El plato esta servido, los comensales tienen hambre y las rachas tienen que romperse. La patata tiene que explotar y solo un hoyuelo puede aguardar. Puede o no ser decisivo, si gana la Juve, habrá tardado 25 jornadas en conseguir el liderato y solo se distanciará en un punto de los napolitanos. Todo lo que no sea victoria, será motivo de celebración en el Sur, salir de casa del campeón como líder dan motivos para soñar. Italia se paralizará el próximo sábado a las 20:45, les espera un Juve-Napoli de leyenda.

20160210003216

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados