Se habla de:

Fichajes

article title

Jugadores a coste cero, ¿realidad o ficción?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Muchos clubs, aficionados, fondos de inversión, jugadores, entrenadores, representantes y, por supuesto, jugadores, están pendientes de cada temporada el mercado de fichajes, todas las temporadas se producen traspasos que sobresalen por su relevancia y/o por su montante económico. Sin embargo, también es especialmente dulce el mercado de fichajes para equipos que buscan una ganga en forma de contratación de algún jugador que dé un impulso de calidad a su plantilla a un coste reducido o incluso a coste cero, aprovechando el fin de contrato con el club al que pertenezca el jugador.

El momento empieza a palpitar el primer día del nuevo año, cuando los jugadores que quedan libres el 3o de junio de ese mismo año son libres para negociar con quien deseen sin tener que pedir permiso a su club, circunstancia que es aprovechada por el jugador para pedir grandes incrementos en su ficha a su club para seguir ligado a esa entidad aprovechando la posición de fuerza que tiene en ese momento, y por supuesto escoltado por sus insaciables representantes.

Toda persona estrechamente relacionada con el mundo del fútbol sabe que en los despachos se manejan cifras de muchos ceros, y todos quieren una parte del pastel, ya sea en forma de exclusiva (ventas), merchandising, patrocinios, primas, cláusulas, redactar acuerdos, notarías, abogados, y una larga lista de cargos, suplidos, agentes e intereses.

Yevhen Konoplyanka, jugador nacido en Ucrania, tomó la decisión de que era hora de abandonar el Dnipro de su país aprovechando que vencía la fecha marcada en su contrato. Era libre de conseguir jugar en un club con buenas pretensiones deportivas. Pero no todo es solamente deportivo. El jugador y sus asesores conscientes de el interés que levantaba en ese momento el talentoso jugador, ponen sobre la mesa unas altas pretensiones económicas; 3,5 millones de euros netos al años, a costa del club  que contratase a Konoplyanka. Por la mente de mucha gente pasa plantearse que prefiere pagar esa suma a la de afrontar el coste de una cláusula de rescisión por un jugador de tales características, sin caer en la cuenta que lo que el club realmente está desembolsando son siete millones por cada temporada atendiendo a los gastos que suscita tener al jugador. El Sevilla conducido por su magnífico director deportivo Monchi, consiguió firmar al jugador, pero en ese momento empezaron a surgir manos que pedían su beneficio, en este caso proliferaron hasta hacer que la cifra total del fichaje sobrepasase los 20 millones de euros alegando bonus, gastos adicionales y los derechos de formación.

André Carrillo, extremo peruano que ha vestido la camiseta del Sporting CP durante cinco temporadas, alcanzando popularidad y prestigio en Portugal a sus 24 años, lo cual lo convierte en una pieza muy interesante para muchos equipos, más todavía si se añade que es agente libre, puede firmar con quien quiera. El Sporting CP trató por todos los medios que el jugador renovase contrato, si bien no era para competir con el equipo sí era su intención llevarse un pellizco proveniente de su futuro club, pero André (y sus representantes) sabe que ese hecho haría que percibiese menos dinero en concepto de su futura ficha y otros conceptos, como el tan de moda “prima por fichaje”, que se trata de una bonificación económica a favor del jugador y su séquito para conseguir firmar al futbolista. Sevilla, Valencia, Atlético de Madrid, y varios equipos ingleses se interesaron por el peruano, llegando incluso a afirmarse que tenía alguna especie de acuerdo con el Valencia, pero lo bien es cierto que en esta ocasión el que se ha anticipado a los demás ha sido, para mayor decepción del Sporting, el Benfica portugués. Un jugador que termina contrato, un jugador que teóricamente viene a “coste cero” se ha desvelado que en realidad su contratación va a costar la cantidad de 30 millones de euros, siendo 2 millones por la firma, 2.5 millones para el agente y otros 20 millones por cinco años de sueldo, este último es un gasto lícito y lógico.

Este par de casos no son casos aislados el gigante sueco Zlatan Ibrahimovic (PSG), Sofiane Feghouli (Valencia), Fernando Torres (Atlético de Madrid), Martín Cáceres, Evra, Barzagli (Juventus), y otros muchos nombres forman la lista de jugadores que bien van a sacar provecho de la situación de ser un “jugador a coste cero”.

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados