Atlético

article title

Jugador de la semana: Yannick Carrasco

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El fútbol tiene el poder de traspasar montañas, océanos y mares en cuestión de segundos. Puedes aliarte con él, para que tu trabajo sea reconocido en todas las partes de nuestro planeta, con trabajo y esfuerzo.

Es el eco de toque con el balón, el eco de la red con ese extraño sonido que a tantos nos encanta, un sonido portavoz del gol. Es el eco de la afición, ese eco tan preciado y buscado. Son la unión de estos ecos, los que hacen que el fútbol tenga ese poder. Un poder con el que solo se ven beneficiados los que hacen de este deporte algo mejor, y más bonito. Un beneficio que te tienes que ganar, sudando, luchando y demostrando tu amor por la pelota.

Yannick Carrasco se está ganando esa difusión de su trabajo a pulso. Y es que el belga, está viviendo la que yo llamo ‘temporada megáfono’, una temporada única y especial en la que un jugador se hace un nombre en este deporte, y es reconocido en todo el mundo, como si utilizara eso mismo, un megáfono en la mano, movido por los ecos del fútbol,  para que suene bien fuerte lo que hace con los pies, para que lo escuchen y vean en todo el mundo. Es una temporada que significa un punto de inflexión en la carrera de un jugador, en la que ya todos los seguidores del deporte rey, de alrededor del mundo saben quién eres, y lo bien que lo haces.

Carrasco ha igualado, a estas tempranas alturas de la temporada, los tantos conseguidos la pasada campaña, en la que anotó soete goles. Está siendo una de las más importantes referencias ofensivas del Atlético de Madrid, tanto en Liga (con cinco goles), como en Champions League (dos goles), con actuaciones con vital importancia, como en la que anotó el gol de la victoria frente al poderoso Bayern Munich. Además, es un nuevo ídolo de la afición rojiblanca, que no es una de esas, precisamente, fácil de ganar.

Esta semana lideró al equipo frente a un Málaga que se creció por momentos en el Calderón, y fue totalmente determinante durante los 90 minutos, sobre todo en el inicio y el final del partido. Abrió la lata en el minuto siete, recibiendo un buen pase de Griezmann en el borde del área, y demostrando la gran habilidad que tiene con las dos piernas, recortó engañando, como si fuera un niño, al defensa con la diestra, se adentró en el área,  y definió al segundo toque con la zurda, cruzando el balón al segundo palo, infalible.

Antes de llegar al descanso, el conjunto colchonero tomaría aún más ventaja con un gol de Gameiro en el 24’, seguidamente, el Málaga recortaría distancias, con un impresionante gol de Sandro, de falta, prácticamente sin ángulo. Un minuto antes del pitido que señalaba el ecuador del partido, Gameiro ponía el 3-1.

En la segunda mitad, Camacho convertía el 3-2 para el Málaga, el partido peligraba. Pero entonces, en el minuto 86, Carrasco, cómo no, aparecía para establecer tranquilidad con un gol, sencillamente espectacular, que dejó sin habla a cualquiera que tuviera asiento en el Calderón, o en el sofá de su casa.

El belga recibía un pase por alto, pese a que su defensa, tenía una clara e importante ventaja sobre él, pero con megáfono en mano, Carrasco estaba decidido a hacer escuchar y demostrar  algunos de los factores que le realzan y caracterizan como jugador: velocidad, desequilibrio y efectividad. Le ganó una carrera, que parecía totalmente perdida al defensor, y le bastaron 2 toques para hacer una auténtica barbaridad, uno para controlar el balón, y otro para definir de manera increíble, haciendo que el balón cogiera una curva y un efecto, y que fuera de una forma tan precisa al segundo palo, que dio la sensación de que en el campo se estuviera viviendo un espectáculo de magia, en la que un efecto óptico se apodera del público. ¿El mago? Yannick Ferreira Carrasco.

Otra noche de ensueño para la temporada en la que los ecos, aliándose con Ferreira, que está cumpliendo con la premisa de hacer más bonito y mejor el juego, hacen que el nombre del belga, empiece a estar escrito y leerse en los periódicos, móviles y televisiones de todo el mundo.

Así empieza, la ‘temporada  megáfono’ de Yannick Ferreira Carrasco.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados