Se habla de:

Estados Unidos

article title

Jozy Altidore, el americano errante

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

David SANTERO | Hace una semana, Sunderland y Toronto acordaban un intercambio de cromos, devolviendo a dos de sus delanteros a sus respectivos países de origen. Así pues, el mítico Jermaine Defoe volvía a la Premier League apenas un año después de haber hecho las maletas rumbo a Canadá (país de donde es originario el Toronto FC, a pesar de jugar en la MLS estadounidense), mientras que Jozy Altidore volvía a casa para volver a marcar goles donde siempre se le dio bien hacerlo. Atrás quedaba la aventura europea de un jugador que, a sus escasos 25 años, parece ya de vuelta de todo en el fútbol.

Josmer Volmy Altidore nació en New Jersey, aunque por sus venas corre la sangre haitiana de sus padres. Desde pequeño disfrutaba jugando al ‘soccer’, un deporte en reciente auge en USA gracias al Mundial que se disputó en el país norteamericano en 1994. Tras pasar por varios equipos para jóvenes de Florida, con apenas 15 años ya empezó a ser convocado por la selección nacional sub-17, con la que debutó en 2005. Tras su puesta en la escena profesional con el NY Red Bulls, donde dejó unas más que aceptables cifras goleadoras, en la temporada 2008/2009 Jozy Altidore da el salto a Europa. Su destino, el sorprendente Villarreal de Pellegrini, subcampeón de la Liga española. El club de Castellón apostó fuerte por él, y pagó cerca de 6,5 millones de euros por el traspaso. Consiguió marcar un gol en las pocas oportunidades que le concedió el chileno, lo que le convirtió en el primer jugador estadounidense en marcar un gol en la liga española. Pero la dura competencia en el ‘Submarino Amarillo’, unida a su inexperiencia, le enviaron a préstamo al Xerez de Segunda División durante el mercado de invierno. Muy castigado por las lesiones, no llegó ni a debutar con el equipo andaluz, lo que le impidió disponer de la confianza del nuevo técnico Ernesto Valverde en su vuelta a El Madrigal.

Otra cesión, esta vez al Hull City inglés, ponía a prueba las condiciones de Altidore. Allí, a pesar de contar con la confianza de Phil Brown, demostró lo que en Villarreal ya adivinaron: no estaba preparado. Mientras tanto, sus pobres números en Europa contrastaban sobremanera con sus grandes actuaciones con la selección absoluta de USA, donde ya empezaba a anotar goles importantes, como el conseguido ante España en la victoria de su selección por 2-0 en la Copa Confederaciones de 2009. Quizá por esto, Juan Carlos Garrido le dio otra oportunidad en el Villarreal, aunque nuevamente la competencia en la delantera, con su compatriota Giuseppe Rossi como máxima estrella, le cerró las puertas. Tras otra infructuosa cesión al Bursaspor turco, nunca volvió a vestir la camiseta del Villarreal. En verano de 2011 era traspasado al AZ Alkmaar holandés por 1,5 millones de euros. Allí, pudo recuperar todo el crédito perdido. Sus 20 goles entre Eredivisie y Europa League lo convierten en el máximo goleador del equipo y uno de los atacantes de moda en el fútbol europeo. Con su selección consigue el subcampeonato en la Copa de Oro 2011, todo un hito en la historia de su país. La temporada 2012/2013 es, a día de hoy, la mejor de su carrera. A sus 23 goles en Eredivisie, donde ya es una de las estrellas, consigue sumar otros 8 más que hacen al AZ campeón de copa, siendo Altidore a su vez el máximo goleador del torneo. Además, en 2013 es elegido Futbolista del Año en Estados Unidos. Altidore vuelve a estar en el candelero, y su nombre aparece cada día en la rumorología de fichajes de toda Europa. Finalmente, es el Sunderland quien consigue hacerse con sus servicios, previo pago de 10 millones de euros. Titular indiscutible para Gustavo Poyet, no consigue alcanzar el nivel mostrado en Holanda, y finaliza la temporada con un solo gol en su casillero. Esta temporada, con la confianza de Poyet totalmente perdida, comienza desde el banquillo la mayoría de partidos, anotando su único gol ante el Stoke en la Capital One Cup, y rompiendo así una racha de 29 partidos seguidos sin anotar con los ‘Black Cats’.

Con estas credenciales, no es de extrañar que en Sunderland no se lo pensaran dos veces a la hora de aceptar un intercambio en el que todos ganan: Jozy vuelve a la liga de su país donde es considerado un ídolo y el Sunderland se asegura contar con Defoe, un goleador de lujo que ya ha anotado más de 150 goles en la Premier League. La aventura europea de Altidore toca a su fin, quizá demasiado pronto. Aunque, quien sabe, quizá sea sólo un hasta luego.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados