Selección

article title

Jóvenes y hambrientos, ¿qué puede fallar?

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

 

La selección española sub 21 firmó ayer un encuentro en el ‘derbi ibérico’ que ya convence a muchos seguidores de que esta generación puede hacer grandes cosas. Sin irse muy largo, el grupo de Albert Celades ya está matemáticamente en semifinales, a falta del encuentro ante Serbia el próximo viernes en el que deberán puntuar si quieren pasar como primeros de grupo.

Todo son elogios ante este grupo que eligió Celades, y es que el técnico catalán ha sido capaz de devolver la esencia de la mejor selección española de la historia. La defensa combina su buen hacer en el apartado defensivo junto con una buena salida de balón y dos laterales proyección ofensiva. El centro del campo con un pivote y dos jugadores móviles por delante están metiendo una marcha al fútbol que se viene practicando en este campeonato. Junto con los laterales, estamos viendo algo que en los grandes no tenemos, extremos al uso. Pese a no contar con extremos puros, las jugadores en dicha demarcación están dotando de amplitud a la zona de juego del combinado español que, junto con un delantero rápido y con mucha movilidad arriba, está sometiendo a sus rivales.

La prueba de fuego contra una de las selecciones más fuertes y la vigente subcampeona sirvió para destacar las individualidades y el juego de piezas que encajan tan bien como equipo. Da igual que metas a Jonny o Gayà, que tienen las ideas claras. Saúl tiene alma de líder, aunque se empequeñece en el Atleti por la cantidad de líder que junta su equipo, pero en Polonia se está viendo un jugador madurado que campa a sus anchas. Como lo hace el madridista Asensio, este con el desparpajo habitual de un sub 21 y una madurez innatural a su vez. Son sólo algunas estrellas destacables.

No pretendo escribir lo que todo el mundo puede apreciar viendo el campeonato de esta selección, tan solo desgranar sus partes para hacer ver que manejar una selección con tantas jóvenes estrellas y saber darles un rol correspondiente es difícil, y Albert Celades sabe como hacerles ganar. Jóvenes y hambrientos, ¿qué puede fallar?

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados