Lugo

article title

Joselu Moreno ha vuelto para quedarse

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Lejos queda aquel 2 de noviembre de 2011 en que un chaval de 20 años hacía su debut con el Villarreal en Champions League. Joselu debutaba de la mano de Juan Carlos Garrido, aquel que siete años antes, y como responsable de la cantera amarilla, había decidido su incorporación a la cantera de los ‘groguets’, tras recibir excelentes vídeos de Gerardo de Guzmán, ojeador al que puede atribuirse la capacidad de descubrir a la perla onubense.

Y lo hacía, nada más y nada menos, que ante un todopoderoso de la talla del Manchester City, con una dolorosa derrota en casa por 0-3. Largo fue el camino recorrido por aquel menudo futbolista nacido en Cartaya hasta conseguir lograr el que, sin lugar a dudas, era uno de sus sueños. Desde su llegada a Villarreal, Joselu, que inicialmente actuaba de extremo, rebasa cada temporada la veintena de goles: 21 en cadete, 22 en Liga Nacional Juvenil, 27 en la segunda temporada de juvenil, 28 en su paso al Tercera División… hasta pasar a formar parte del filial en Segunda División, la temporada de su debut en Champions.

Una plaga de lesiones en el primer equipo, hace que Joselu vea frenada su racha goleadora, ya que hasta ese momento era el pichichi de la categoría de plata con diez goles. Desde entonces, se mantuvo alternando el primer equipo con el filial, donde disputa hasta once encuentros ligueros. Un curso que a buen seguro será inolvidable para el jugador. La temporada pasó, los problemas físicos en la plantilla del Villarreal se diluyeron, y el ‘Submarino Amarillo’ decidió que lo mejor para no cortar la progresión del prometedor goleador era buscarle una cesión en un club de Segunda, en este caso el Córdoba.

Desde entonces, el promedio goleador de Joselu descendió notablemente. Finalizó su contrato, y firmó por el Recreativo de Huelva, en el que permanecería la temporada 2013/14 para hacer siete goles hasta el mercado invernal de la siguiente campaña, en la que sumó tres tantos más con el equipo de su tierra. En dicho período de fichajes, el Real Mallorca lo incorpora, aunque nuevamente su rendimiento goleador no es el esperado y se queda en dos goles en los catorce encuentros disputados con el conjunto ‘bermellón’.

Leer más: Los futuribles de Primera que juegan en Segunda

En los últimos días del mercado de fichajes del verano de 2015, Joselu firma con el Lugo por dos temporadas, con posibilidad de ampliación. Fijándonos en la pasada temporada, podríamos concluir que su fichaje fue más una incorporación de fondo de armario que destinado a otorgarle un protagonismo habitual en las formaciones lucenses. Caballero se hace con el puesto de titular de inicio, gana su continuidad a base de buenas actuaciones y relega a Joselu a un segundo plano. Sin embargo, finalizando la pasada temporada, Caballero cae lesionado y llega el momento del pequeño aunque robusto punta de Cartaya.

La pólvora de Joselu Moreno ha dejado de estar mojada. Quizá nunca lo estuvo, simplemente no encontraba la regularidad y confianza necesarias para mostrar todo su potencial. Quizá su salida del Villarreal le marcó de tal forma que no consiguió volver a creer firmemente en su verdadero potencial. Ha sabido aprovechar su oportunidad, sumando cinco goles al final de la pasada temporada, y aprovechando la situación para hacerse de forma indiscutible con el puesto de delantero titular en un Lugo que esta temporada destaca no sólo por su excelente clasificación, en la que aspira a pelear el ascenso hasta el final, sino también por dar continuidad a su apuesta por un fútbol vistoso que se viene repitiendo temporada tras temporada al menos desde que Quique Setién fuera dueño del banquillo lucense.

Joselu suma trece goles en 19 encuentros disputados hasta la fecha en Segunda División y es el actual pichichi de la categoría. Nació hace 25 años con el gol en las venas en una Cartaya que hace pocos años celebraba cada gol del Villarreal porque su hijo pródigo deslumbraba en El Madrigal y que ahora también debería disfrutar de las actuaciones de un jugador distinto, un goleador instintivo que dista del típico delantero al uso y que hace las delicias cada quince días en el Anxo Carro. Quizá pronto en El Madrigal puedan arrepentirse de no haber apostado por él hasta el final. Porque Joselu Moreno es un jugador diferente, un goleador que desde la humildad ha conseguido recuperar su nivel. Joselu ya está aquí, y ha vuelto para quedarse.

Imagen principal | cdlugo.com

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados