Rugby

article title

Jornada previsible en el 6 naciones

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Javier Señarís | Las victorias de Gales sobre Francia, Escocia sobre Italia e Inglaterra sobre Irlanda cumplieron la mayoría de los pronósticos realizados en la previa.


Gales 19 Francia 10

El equipo de Warren Gatland necesitaba obligatoriamente la victoria, tras el empate de la primera jornada ante Irlanda, para seguir dependiendo de si mismo en sus aspiraciones a ganar el torneo. Las infracciones defensivas del equipo de Guy Novès sirvieron para que Dan Biggar sumase los puntos que marcaron la diferencia final. Ni Gales practica ese rugby expansivo tan cacareado en la previa ni Francia tiene ningún argumento con el que contrarrestar a equipos fisicamente superiores (Gales e Inglaterra).

La buena noticia para los galeses pasa por el reencuentro de George North con los ensayos en las dos jornadas anteriores a la visita a Inglaterra en Twickenham.


Italia 20 Escocia 36

La cuchara de madera pasaba por el partido del Olímpico de Roma, Escocia salió al partido con una idea clara: abrir el campo lo máximo posible, hacer correr la pelota y generar espacios que la defensa italiana no sería capaz de cerrar. El planteamiento fue un éxito y así llegaron dos ensayos en 16 minutos; un partido que se suponía tranquilo para el equipo de Vern Cotter se fue complicando debido a las dificultades que tiene el XV del Cardo para llevar el tempo del partido y ser los protagonistas principales del juego. Escocia es un equipo que disfruta a la contra, saliendo con velocidad e intentando cazar desordenada a la defensa rival. Italia solo tuvo que contraponer cierto orden para que el partido se volviese a igualar y que a Escocia le entrasen de nuevo algunas dudas (que las infracciones de la defensa local se encargaban de disipar) que solventaban de forma casi inmediata las patadas de Greig Laidlaw. Misión cumplida para una Escocia que tendrá un plácido final de torneo (contra Francia e Irlanda), la situación de Italia parece irremediable a corto, medio e incluso largo plazo.


Inglaterra 21 Irlanda 10

35 puntos ha sumado Irlanda en 3 jornadas. Así de simple y de contundente es el resumen de lo que ha generado el equipo de Joe Schmidt en ataque ante Gales, Francia e Inglaterra. En los 3 partidos se han visto superados fisicamente por los equipos rivales y se han quedado sin argumentos para generar juego y puntos. Inglaterra, con perfecto conocimiento de su superioridad física, ha subido su nivel de intensidad en el segundo tiempo y en 13 minutos (del 50 al 63) ha conseguido los 15 puntos con los que han pasado del 6-10 al 21-10 definitivo. Hay otro dato relevante, Inglaterra ha jugado 20 minutos en inferioridad numérica (por las tarjetas amarillas a James Haskell y Danny Care) e Irlanda no ha sido capaz de dominar el partido ni de generar juego en esas superioridades.

Inglaterra con 3 victorias en 3 partidos queda como única candidata a conseguir el Grand Slam, Irlanda necesita ganar a Italia en la 4ª jornada para no pasar de bicampeón (2014-2015) a último clasificado en 2016.

Inglaterra y Gales se jugarán el título en la 4ª jornada en Twickenham, Irlanda buscará su primera victoria de 2016 ante Italia y Escocia buscará ante Francia una segunda victoria que les iguale al XV del Gallo en la clasificación. Cada uno a lo suyo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados