Se habla de:

Fútbol Español

article title

Jesé y su aventura en París

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Andrés Onrubia | Cambio de país, pero no de importancia en cuanto a ciudades se refiere. Del caluroso y tranquilo Madrid al gélido y atronador París, capital de una Francia venida a más en los últimos años. Jesé ha decidido poner punto y final a su longeva carrera en el Real Madrid y se ha embaucado en el poderoso proyecto de Unai Emery en el PSG. Una decisión sorprendente, ya que el PSG estaba buscando un delantero de renombre mundial para suplir la baja de Zlatan Ibrahimovic (Manchester United)

Jesé Rodríguez llega a París en uno de sus peores momentos. Hace 2 campañas en la primera de Carlo Ancelotti en el banquillo del Real Madrid -que precisamente vino del PSG, ahora Jesé hace lo inverso- Jesé cuajó la mejor temporada de su carrera. No sólo dio goles al Real Madrid, sino que fue decisivo en Mestalla, además de marcar en el Camp Nou y San Mamés. Su carrera iba viento en popa pero las lesiones no escogen contexto y esta vez, el destino tocó fondo con Jesé. En un partido correspondiente a los octavos de final de la Champions League 2013/2014 -que ganaría el Real Madrid al Atlético en Lisboa-, Jesé fue arrollado por Kolasinac y su rodilla derecha sufrió una rotura de ligamento. Una lesión de la que muy pocos futbolistas se recuperan, física y mentalmente. La lesión de Jesé privó cualquier opción al canario de ser una pieza indispensable en un Real Madrid en el que el ya jugador del PSG se había instaurado como un futbolista decisivo. El canterano que tanto tiempo llevaba anhelando el Real Madrid desde la marcha de Raúl se fraguó en una lesión que le ha impedido ser el mismo a día de hoy.

Desde su lesión, ni con Ancelotti, ni con Rafa Benítez -que fichó a Lucas Vázquez desconfiando paulatinamente del potencial de Jesé- ni con Zidane, Jesé ha sido el mismo jugador que maravilló en la 2013/2014 en el Bernabéu. A su lesión hay que matizar que en el Real Madrid, jugadores como Lucas Vázquez, James o Isco han irrumpido dentro del rol de jugador número 12 que tanto demandaba Jesé, por lo que sus minutos se han reducido considerablemente. Jesé, futuro heredero de Cristiano Ronaldo a largo plazo para los más atrevidos, buscará en París los minutos que no ha aunado en Concha Espina en el último año. Pero, ¿acierta el PSG con su fichaje?

¿Será el suplente de Cavani?

Muchos son los que vaticinan en Francia que Jesé llega a París para ser el suplente de Edinson Cavani en la delantera parisina. Cierto que es una posición que Jesé lleva bastante tiempo sin utilizar, pero que en sus mejores tiempos, le llevó a ser de los mejores goleadores del Real Madrid Castilla y a ganar un Europeo sub19 con la selección española. El PSG ha decidido fichar a un jugador de menos nombre para que Cavani, que amenazó en su día con marcharse de la capital francesa si no jugaba de 9, -ahora sin Ibra cobra más sentido su titularidad en el eje de ataque- se cimiente como titular en el 4-2-3-1 que parece que será el esquema de Emery a principios de temporada, o al menos lo ha sido en pretemporada, inclusive la final de la Supercopa ante el OL -4-0 para los parisinos- en la cual Ben Arfa actuó de falso 9, pero por circunstancias, ya que Cavani estaba lesionado.

Por otra parte, el fichaje de Jesé puede parecer un poco contraproducente partiendo de la base de que el PSG ha decidido confiar en un jugador joven para dicha posición teniendo en su haber a jóvenes perfectamente cualificados para actuar de 9. Uno de ellos ha sido el flamante campeón de Europa sub19 y pichichi del torneo, Jean-Kévin Augustin. El canterano del PSG se ha destapado como la mayor promesa del fútbol francés en las inferiores y ya ha dejado claro que en la mejor posición que rinde es en la que a priori llega Jesé a París. Augustin no es el único de la estirpe de jóvenes que puede alinear Emery en la posición de delantero centro. El joven Édouard, otro diamante en bruto en la cantera parisina, es un 9 con mucho futuro, aunque menos nombre que Jesé y Augustin, por supuesto -Edouard saldrá cedido según las últimas informaciones de la prensa francesa-

Esta primera opción es la que más fuerza coge para Jesé en París. Ante la competencia que tendrá en las demás posiciones, la de verle de segundo 9 con Emery cobra mucha fuerza y es la que más racional se preludia. Estamos hablando de palabras mayores, pero quien sabe si recupera nivel con un técnico excepcional y puede pelearle la titularidad a Cavani, tan criticado siempre por sus fallos de cara a gol por la prensa y aficionados.

Detrás del punta o en banda, opción B

Si antes mencionábamos que Jesé es un jugador que de 9 ha marcado bastantes goles, su mejor versión llegó en tres cuartos. En 2013/2014, con Carlo Ancelotti a los mandos, Jesé actuó mucho en la banda derecha, desbordando y demostrando su calidad. Su potente tren inferior y sus excepcionales condiciones técnicas le permiten ser un futbolista aprovechable en el costado derecho. Es cierto que en esta posición la competencia cambia mucho con respecto a la posición más adelantada del equipo -Pastore, Lucas Moura o Ben Arfa podrían actuar en dicha posición- pero si tenemos en cuenta que Jesé no llega a París para ser titular desde el primer momento, la situación cambia mucho. Ha evidenciado que puede acoplarse a la perfección al rol de revulsivo, y el hecho de ser un comodín para Emery en tramos del encuentro en los que éste se traba, es una delicia muy demandada a día de hoy en el fútbol, y más en uno tan físico como el francés.

El aval para Jesé en dicha demarcación es que los equipos de Emery siempre se han caracterizado por ser muy agresivos en la presión, además de blindar la banda sin dejar superioridades. Jesé, en caso de actuar en banda, sería un recurso también para el PSG a la hora de defender, y si lo comparamos con Ben Arfa, Pastore o Lucas Moura, el ex del Real Madrid tiene todas las de ganar ante equipos que priorizan bastante las llegadas de sus laterales. Emery, un obseso de la banda en la que sus laterales son falsos extremos, podría tener la doble función de hacer de Jesé un auténtico correcalles en la banda derecha o a pierna cambiada, si decide usarle en la izquierda.

En la posición que más complicado tiene Jesé de jugar es la de segunda punta, aunque por calidad tiene cualidades de sobra para hacerlo. Tras el fichaje de Hatem Ben Arfa y la recuperación paulatina de Pastore, Emery tiene más que cubierta la posición de escoltar a Cavani en ataque. Además, en su 4-2-3-1 que ha utilizado el técnico español, Ángel Di María o incluso Verratti podría actuar de media punta, por lo que las opciones de Jesé se reducen muchísimo.

El PSG da por finalizado el mercado tras su fichajes

De forma inesperada, el PSG ha anunciado qué tras el fichaje de Jesé, no recurrirá más al mercado. Sorprende, puesto que el conjunto capitalino no se ha reforzado con ningún jugador equiparable al de Ibrahimovic en cuanto a repercusión se refiere. En este mercado, ha decidido ir a por opciones menos valiosas que puedan mejorar la plantilla o completarla. Si primero fue Krychowiak, indispensable para Emery en su etapa en Sevilla y un jugador que llega para “retirar” a Motta en París, luego fue Meunier, una de las sorpresas en la banda derecha de Bélgica en el pasado Mundial y que hará competencia a Aurier, el PSG finalizó su mercado con los fichajes de Ben Arfa y Jesé. El primero, con más repercusión que Jesé, no llega para suplir a Ibrahimovic, sino para aumentar la verticalidad del equipo y para intentar mejorar los espectaculares números que aunó la pasada campaña en Niza. El segundo, y titular del presente artículo, no mejorará la plantilla por calidad, pero sí por recursos y quien sabe, si para decidir partidos cuando éstos estén trabados.

Contextualizando, que el PSG le haya dado a Jesé este voto de confianza puede tener dos connotaciones: O Emery confía ciegamente en su potencial o el PSG le da toda la responsabilidad del ataque de la próxima temporada a Edinson Cavani, algo poco probable pero que por números, siempre le dan la razón. El tiempo dirá si Jesé se convierte en un jugador estrella con posibilidades de ir a la selección o se estanca definitivamente. Último tren para el canario destino París

arteta2

Los españoles que le precedieron fracasaron

Aunque el fútbol ha cambiado de antaño desde hace 10 años, es importante recalcar que el PSG nunca ha tenido una experiencia positiva con los jugadores españoles que fichó en las últimas décadas. Con Luis Fernández entrenando al PSG (2000-2003), el técnico hispano-francés consiguió las cesiones de Quique De Lucas y de Mikel Arteta. Ambos pasarían con más pena que gloria por París.

De Lucas fue el que menos jugó en París. Disputó una temporada en la capital francesa en la que disputó únicamente 8 partidos antes de volver a España sumido en un ostracismo en el fútbol francés.

Para Arteta, París era una opción única para dar el salto definitivo a la élite del fútbol. El medio debutaría en una derrota durísima para el PSG en la Coupe de France ante el Auxerre. En el Parque de los Príncipes, el PSG perdió por un contundente 0-4 y Arteta se vio sucumbido por el físico francés. Arteta fue parte de un plantillón con dinero -no tan bestia como ahora- en el que había futbolistas de la talla de Pochettino o Anelka. Nunca encontró su sitio, aunque a la siguiente temporada adquirió experiencia y fue eliminado por el Rangers en la UEFA, precisamente el equipo con el que saltaría a la fama años después.

Ni De Lucas ni Arteta fueron los últimos jugadores españoles en jugar con el PSG. El último sería el olvidado Cristóbal Parralo, otro futbolista que llegó del Espanyol y que sí tuvo más continuidad que los dos anteriores. Luis Fernández se encandiló de su técnica y sus dotes ofensivas y en dos temporadas le alineó 63 veces. De hecho, fue el último equipo en el que jugó como jugador antes de dar el salto al banquillo. Actualmente, y tras ascender varios puestos, entrena al filial del Deportivo de la Coruña.

Y a esta lista hay que sumarle a Jesé. ¿Será un fracaso el canario o conseguirá triunfar en un equipo que tiene como objetivo mayúsculo ganar la Champions? De nada servirá hacer un hat trick ante el Nancy o el Dijon si después en las citas que verdaderamente importan, las de Champions League, no aportas. Jesé no llega a un equipo que se lo pondrá fácil y tendrá que sudar desde el principio para ganarse el jornal.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados