article title

Jesé se hace importante en un Madrid de ‘semis’

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Christian DÍEZ – El Real Madrid ya está en las semifinales de la Copa del Rey. Los blancos solventaron con lo justo su papeleta en el partido de vuelta de cuartos de final frente al Espanyol, repitiendo el resultado de la ida, 1-0, pero esta vez con Jesé de protagonista en lugar de Benzema. El canario marcó un gol a los siete minutos de juego que le vale para mostrar su candidatura al once de Ancelotti.

El mister italiano ya lo avisó en la rueda de prensa del martes, habría cambios. Hasta cinco jugadores no habituales entraban en el once. El extenuante mes de enero obligaba a rotar. Entre las novedades del partido del pasado fin de semana ante el Granada Casillas, Arbeloa, Nacho, Coentrao, Isco y Jesé. Todos con ganas de agradar, de buscar esos minutos que les puedan valer para tener más oportunidades de cara a la recta final de temporada, dónde el míster les necesitara a todos preparados para la batalla y ellos con ganas de llegar al Mundial.

Precisamente una de las novedades, Jesé, volvió a ser el gran protagonista. El canario no desaprovecha las oportunidades que le brinda Ancelotti. Ya es el número doce. Siete minutos le bastaron para abrir el marcador, para saltar de júbilo y reclamar un sitio en el once. Asistencia milimétrica de Xabi Alonso -excelso una noche más-, control orientado con el pecho del canario, pincho con la pierna derecha y sutil disparo ante el que Kiko Casilla no pudo hacer nada. De lo poco que se le escapó de las manos al cancerbero periquito. Él fue uno de los grandes protagonistas de que el partido se diluyera en ese minuto siete. Su único error. Una eliminatoria notable del ex cancerbero de La Fábrica blanca. Cristiano soñará con él, con sus guantes y su forma de defender su marco bajo los palos. Ni una salida en falso, sólo tres errores –inevitables- en tres partidos contra el Real Madrid, y tres goles, no se le puede pedir más.


Cristiano, obnubilado con Kiko Casilla | Getty Images

Xabi e Illarra controlaron bien los tiempos. Sabían que no había que arriesgar. Ellos pusieron la cordura en el centro. Dieron razones a los que ignoran su complicidad, esos que aún ponene en tela de juicio su buena sintonía sobre el césped. Xabi conteniendo, Illarra repartiendo. Su solvencia, aunada al gran partido de la zaga blanca, con las novedades de hasta tres hombres, Arbeloa, Nacho y Coentrao, acompañados de Sergio Ramos, sirvieron al Madrid para marcar un nuevo récord histórico en el club de Concha Espina: ocho partidos consecutivos sin encajar ni un solo gol. Participes de ese registro son importantes también Diego López e Iker Casillas, este martes titular, quién también marcó un hito personal, al sumar 689 minutos sin encajar un gol, superando la marca del, hasta entonces, portero con más minutos sin encajar un gol en el Real Madrid, Paco Buyo, con 659. Histórico. Aunque hay que puntualizar que hoy el de Móstoles no tuvo ni un problema, ni un solo tiro a puerta del Espanyol, quién estuvo bien maniatado por el centro del campo y la defensa merengue.

Arriba Isco no encontró su sitio, esta vez como falso 9. El malagueño estuvo perdido, desubicado. No fue su día. Como el de Cristiano, quién se encontró en todo momento con su pesadilla, Kiko Casilla, al que buen seguro recomienda a la secretaría técnica blanca, como ya hiciera con Roberto Jiménez. Sólo Jesé, y por momentos Di María, dieron brillantez al equipo. El canario se ha ganado al público. Su vitalidad, su lucha y temperamento le brinda una ocasión única para triunfa. Esperemos que no se baje de ese barco.

El Espanyol por su parte peleó, como en los dos partidos anteriores. Un equipo bien trabajado, sin grandes concesiones en su zaga, pero con falta de gol en los metros finales. Sergio García, Stuani y Córdoba imprimieron energía, pero no eficacia, la que sí tuvieron Sidnei, un toro en el centro de la defensa perica, y Casilla, incombustible. Y con la dificultad de jugar con diez en los últimos quince minutos, por la expulsión por donle amarilla de Víctor Sánchez. 

Se apaga así la luz de la competición copera para los españolistas, dejando al Real Madrid en semifinales, dónde esperarán plácidamente a lo que ocurra entre Athletic y Atlético este miércoles en San Mamés, un partido que deparará una eliminatoria vibrante a puertas de la final.

[Sigue la actualidad del Real Madrid en @RMsphera]

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados