Se habla de:

Fútbol inglés

article title

Jermain Defoe, un ‘killer’ de los que ahora escasean

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Jermain Defoe demostró el pasado jueves que su olfato goleador sigue intacto y a pleno rendimiento. Fue determinante con un hat-trick en la victoria de su equipo por 2-4 ante el Swansea. También fue decisivo en el triunfo ante el Aston Villa con un doblete. Parece que el delantero inglés ha tirado de experiencia y de veteranía para anotar cinco goles en los dos últimos partidos de la Premier League ante rivales directos por la permanencia que sin duda dan esperanza al Sunderland de cara al objetivo de conservar la categoría.

A sus 33 años, Defoe es indiscutiblemente uno de los delanteros ingleses más destacados de la última década. Todo un depredador del área que no desaprovecha la más mínima oportunidad de hacer gol. Está a siete goles de superar el registro goleador de Robin van Persie (144) y de entrar en la lista de los diez máximos goleadores históricos de la Premier donde ya lleva jugados 416 partidos. Toda una institución del fútbol inglés que dio sus primeros pasos en el Charlton Athletic. Enseguida, el West Ham se dio cuenta de su talento y lo fichó en el verano de 1999, con solo 16 años, por casi dos millones de euros. En su primera temporada en los ‘hammers’ no jugó ni un solo partido y en Octubre del 2000 se marchó cedido al Bournemouth que jugaba en la Championship. 18 dianas en 29 encuentros consiguió como ‘cherrie’ antes de volver en Mayo de 2001 al West Ham y debutar en la Premier League en la última jornada de la mano de Redknapp.

Con Glenn Roeder, Defoe pasó a convertirse en un fijo del conjunto londinense. Tanto fue así que en la temporada 2002/03 jugó los 38 partidos de liga. Tras 94 partidos y 29 tantos con el West Ham, en Enero del 2004 otro equipo de la ciudad apostó fuerte por la joven estrella de Upton Park. Harry Redknapp quiso tener a su púpilo en su nuevo proyecto en el Tottenham. Diez millones y medio de euros pagaron los del norte de Londres por Jermain que ese mismo año debutaría con la selección inglesa en un amistoso ante Suecia. Rápidamente se convirtió en un emblema de los ‘Spurs’. Su rapidez, sus goles y su habilidad maravillaron a todos los aficionados de White Hart Line hasta su marcha al Portsmouth en Enero de 2008. Pero allí solo duró un año antes de volver al Tottenham donde estuvo otros cinco años más.

En el Tottenham dejó 138 tantos en sus 357 apariciones antes de marcharse al Toronto FC en busca de una nueva aventura en Febrero de 2014. Pero Defoe acabó echando de menos la Premier y en el mercado invernal del 2015 aceptó la oferta del Sunderland. Jermain Defoe no es un delantero de talla mundial, no es una mega estrella. Pero si que es un ‘killer’ de los que en Inglaterra ahora escasean.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados