Fútbol inglés

article title

Jermain Defoe, el inglés desafiante

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Viejos rockeros no mueren nunca. Así titula uno de los álbumes del cantante español Miguel Ríos y que se ha convertido en un lema válido para cualquier aspecto de la vida cotidiana. Especialmente utilizado en el deporte. Valentino Rossi, Roger Federer o Michael Phelps continúan en la élite con la treintena ya cumplida y algunos como el nadador norteamericano han hecho historia. Historia que difícilmente será batida.

En el mundo del fútbol la edad influye de forma excepcional. Una cifra que no importa a la hora de firmar contratos multimillonarios que marcan para siempre la vida de un adolescente, una cifra que incluye en los dirigentes a la hora de renovar o despedir a uno de sus futbolistas y una cifra, joven para el resto de los mortales, demasiado avanzada para muchos una vez superados los 30.

Muchos lo hacen, muchos desafían al inexorable paso del tiempo y mejorar, como el buen vino, con el paso de los años. Pero ser el mejor jugador de tu equipo, a los 34 años, luchar con las estrellas de la liga en la lucha por el pichichi y hacer más de la mitad de los goles de tu equipo en la primera vuelta es un hito que cuesta hasta imaginar. Pero es real. Hay un hombre que lo ha hecho, un hombre que si jugase en otro equipo tal vez sería más reconocido: Jermain Defoe, el inglés desafiante.

LEER MAS: Aritz Aduriz y la fuente de la eterna juventud

El delantero inglés vivió sus mejores años en el Tottenham, el club de mayor entidad donde ha conseguido jugar. En el año 2014 fichó por el Toronto FC. Parecía el final de su carrera. La guinda de una carrera marcada por el trabajo, el sacrificio y el gol. Una larga carrera en la élite con más de 50 partidos con la selección inglesa absoluta. Pero tan solo duró seis meses, se arrepintió, sabía que eso no era para él. Defoe es un jugador de grandes retos y decidió volver al Sunderland para ayudar cada temporada en la salvación del modesto club del Tyne and Wear.

Marcó cuatro tantos en la segunda vuelta de aquella temporada 2014/15 y 15 goles en la campaña 2015/16. Pieza clave, vital en la salvación de los ‘Black Cats’. El Sunderland de David Moyes empezó la temporada de forma fatal, parecía abocado al descenso en pocas jornadas, un equipo terminal, moribundo, con la estampa del Championship en la mente de todos los aficionados. Pero este muerto está muy vivo. Y es gracias a Jermain, con nombre de cantante de los Jackson 5, además.

Once goles en 20 jornadas. Tercer máximo goleador europeo con más de 30 años tras Dzeko e Ibrahimovic y autor del 58% de los tantos de su equipo (datos vía Opta). Un viejo rockero, goleador incansable, trabajador insustituible y con un rendimiento por encima de lo imaginable. Él es Jermanin Defoe, el Mick Jagger de la Premier, el Elton John del Sunderland. La esperanza de un club modesto para sobrevivir en la Premier año a año. Un rockero de los ’80 alejado de los vicios malignos con un único objetivo: el gol, su vicio. Jermanin Defoe, el inglés desafiante al paso del tiempo.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados