Se habla de:

Fútbol alemán

article title

JASP en los banquillos alemanes

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

El término JASP se popularizó cuando Renault lo acuñó en un anuncio que realizó para presentar su nuevo coche, el Clio. Corría el año 1995 y por entonces, nuestros protagonistas afrontaban su adolescencia preparándose para marcar diferencias en un futuro no muy lejano. En Alemania, 22 años después, esos jóvenes ya demuestran ser una generación sobradamente capacitada para dar un giro a la filosofía del fútbol en el país teutón.

El Mundial del año 2006, el trabajo de cantera de los clubes profesionales, la apuesta por Joachim Löw al frente de la Mannschaft o la llegada de Pep Guardiola contribuyeron al proceso de regeneración de estilo, de cambio de ideas, de afrontar con confianza el miedo instaurado por perder el gen alemán en buscar de modernizarse.

El líder de la generación JASP en los banquillos alemanes es Julian Nagelsmann. Pero al técnico del Hoffenheim habría que añadir a alumnos aventajados como Dominico Tedesco o Hannes Wolf entre otros. Los conocemos.

Julian Nagelsmann (Hoffenheim) – 30 años

Como jugador, Nagelsmann tuvo una carrera efímera en dos canteras prolíficas de Alemania. 1860 München y Augsburg, dos clubes que marcarían el inicio de Julian más allá de los terrenos de juego. Con 21 años, el actual entrenador del Hoffenheim ya sabría que su futuro estaría fuera del césped. En Augsburg -coincidió con Tuchel- comenzó a trabajar como ojeador tras colgar las botas, pero pronto volvería a Múnich para ser el segundo entrenador del equipo juvenil del 1860. Dos años después, aterrizaría en la pequeña localidad de Sinsheim, el pueblo del Hoffenheim. Allí, crecería en los banquillos y aprendería a la sombra de Marco Kurz o Markus Gisdol. En 2016, la dimisión de Huub Stevens anticipó su salto a la élite, convirtiéndose en el entrenador más joven de la historia de la Bundesliga, con apenas 28 años. Desde entonces, solo escribe historia con el joven club, hasta el punto de llevarlo a disputar la previa de Champions League. Su futuro en un grande está asegurado. Su sistema preferido: un novedoso 3-1-4-2.

Hannes Wolf (Stuttgart) – 36 años

Nacido en Bochum, este joven entrenador se desarrolló en Dortmund, cercana a su ciudad natal. Allí, y jugando con el ASC 09 Dortmund, tuvo que asumir el cargo de entrenador con apenas 25 años mientras seguía siendo futbolista del modesto club del barrio de Aplerbeck, al sureste de la ciudad. El BVB se fijó en su trabajo y lo incorporó al staff técnico de la cantera, donde iría subiendo escalones poco a poco gracias al rendimiento de sus respectivos equipos. Tras hacer campeón al U19, el Stuttgart arriesgó con su contratación tras la marcha de Luhukay y Olaf Janssen. Con él, el histórico club alemán ascendió de nuevo a la máxima competición alemana proporcionándole un estilo propio y el gen ganador necesario para conseguir el tan ansiado regreso a la Bundesliga . Su sistema preferido: el 4-2-3-1

Manuel Baum (Augsburg) – 38 años

Un portero que no pasó de la Oberliga como jugador. En los banquillos, se inició en el Unterhaching antes de desembarcar en el Augsburg como entrenador de porteros. Como hombre de club, asumió sin dudarlo el puesto de entrenador interino tras la destitución de Dirk Schuster, el elegido por la secretaría técnica tras la marcha de Weinzierl al Schalke 04. En 13 días, la decisión del club cambió al ver el trabajo que Baum realizaba con el equipo. De interino pasó a entrenador oficial del primer equipo para lo que restaba de temporada y 3 años más. Con él, el Augsburg realizó una buena segunda vuelta y ha comenzado la actual temporada de forma brillante. Su sistema preferido: el 4-2-3-1

Domenico Tedesco (Schalke) – 32 años

Nacido en Rossano (Italia), su familia emigró a Alemania cuando Domenico cumplía los 2 años de edad. Nunca jugó al fútbol -como sí hizo su hermano Umberto- basando su formación como ingeniero, encontrando trabajo en la fábrica de Mercedes en Stuttgart, donde creció y comenzó su carrera como entrenador. De allí, se marcharía al Hoffenheim coincidiendo con su homólogo Nagelsmann, amigo y compañero en el U16 -primer y segundo entrenador-. Una escuela de técnicos. Pronto, el Erzgebrige Aue pensó en él como hombre milagro en busca de la salvación en 2.Bundesliga. Y lo consiguió. Algo que le sirvió para que un club como el Schalke 04 apostara por él sin dudarlo, haciéndose cargo de un proyecto a largo plazo en el club minero. Su sistema preferido: un ofensivo 4-3-3

Sandro Schwarz (Mainz) – 38 años

Un hombre de club que se formó como entrenador mirándose en el espejo de Jürgen Klopp, Thomas Tuchel o Martin Schmidt. Precisamente, tras la marcha del suizo, el Mainz 05 meditó la idea de volver a dar las llaves del primer equipo a un técnico de la cantera. Y el elegido fue Sandro Schwarz. Conocido en el vestuario y con un perfil similar al de Tuchel, sus comienzos no están siendo fáciles pero poco a poco está dotando al equipo de su sello personal. Su sistema preferido: el 4-2-3-1

Alexander Nouri (Werder) – 38 años

Siempre al servicio de un club acostumbrado a trabajar con gente de la casa. La sombra de Thomas Schaaf siempre planeará por Bremen. Nouri formaría parte del cuerpo técnico de Robin Dutt, el hombre llamado a ser el digno sucesor del mítico entrenador del Werder. Pero con la destitución de Dutt, Alexander volvería al filial a la espera de que le llegara su momento al frente del primer equipo. Y sucedió en septiembre de 2016, cuando se acabó la etapa de Skripnik tras un pésimo comienzo de competición. Con Nouri, el equipo sufrió pero se salvó del descenso y en Bremen, si se cumple el objetivo no son dados al cambio. Resultaría complicado verlo con un escudo que no sea el del Werder, pero su capacidad como entrenador le avala. Su sistema preferido: el 4-2-3-1

 

 

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados