Se habla de:

Atlético

article title

Jan Oblak, redención ante un comienzo comprometido

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

No fue fácil para un chaval de 21 años llegar a una ciudad como Madrid, nunca es cómodo llegar a un equipo campeón y unido como una familia sin entender un idioma, tampoco ayudó ser el portero más caro de la historia de la Liga y lo más duro fue hacer olvidar a uno de los mejores porteros de la historia del Atlético de Madrid.

Contra todo esto tuvo que luchar Jan Oblak para alcanzar el status que hoy tiene. Un esloveno de 190 centímetros criado deportivamente en Portugal y que apenas contaba con una temporada de experiencia al más alto nivel en el Benfica tras cuatro productivas cesiones a equipos portugueses de menor nivel. Y llegó al Atlético, un Atlético campeón de Liga y subcampeón de Europa, un Atlético que se ilusionaba ante la posibilidad de retener un año más a Thibaut Courtois, y que un desafortunado cruce en semifinales de Champions League hizo que Mourinho se replanteara su futuro llamándolo a filas de su real dueño, el Chelsea.

Dieciséis millones de euros mediante, Jan aterrizó en Madrid, a las pocas semanas surgieron rumores incluso de un ‘arrepentimiento’ colchonero para volver a incluir al portero en una operación por Nico Gaitán, bulo o no, el caso es que nunca se produjo tal operación.

Por si fuera poco, una inoportuna lesión de espalda a días del debut oficial en la Supercopa de España le dejó fuera de los planes de Simeone, que asumió que Miguel Ángel Moyá iba a ser su portero titular para las próximas semanas. Las buenas actuaciones del portero balear en el inicio liguero y en la Supercopa, le hicieron merecedor del puesto de portero titular en el Atlético. Una desgraciada actuación de Oblak en el Pireo en el estreno de Champions League donde encajó tres goles hizo que Simeone perdiera su confianza en el esloveno y diera a Moyá la portería titular en Liga y Champions, dejando la Copa del Rey para desarrollo de Oblak.

El fútbol, como la vida misma, siempre te da revancha, y esta se produjo de forma inoportuna ante la lesión de su compañero Miguel Ángel Moyá en la vuelta de los octavos de final de Champions en el Calderón ante el Bayer Leverkusen, era la oportunidad deseada y redentora del guardameta esloveno. El meta actuó de forma decisiva en la tanda de penaltis para la clasificación colchonera a los cuartos de final de la máxima competición internacional a nivel de clubes. Desde entonces, y hasta ahora, sus actuaciones han sido sobresalientes en cada uno de los partidos disputados.

La influencia bajo palos de Oblak ha sido clave para la consecución de los objetivos mínimos logrados por el Atlético de Madrid durante la temporada pasada, el objetivo de entrar al menos entre los 8 mejores de la competición fue logrado con la citada tanda de penaltis, en cuartos, las paradas de Oblak sostuvieron al equipo frente al Real Madrid hasta el minuto 187 de la eliminatoria de cuartos de final de Champions League. En Liga, con un equipo cansado por la acumulación de minutos, fueron clave sus actuaciones dejando su puerta a cero en siete de los diez encuentros disputados por el esloveno en su primera temporada en la Liga BBVA durante el tramo final, clave para cerrar la clasificación directa a Champions League con Valencia y Sevilla pisando los talones de los rojiblancos.

Ya en su segundo año como jugador del Atlético, el debate de la portería parece cerrado, el titular es y será Oblak, su productividad como guardameta es excepcional y ya ha dejado en este curso varias paradas antológicas. De los 18 partidos disputados por Oblak, 13 de Liga y 5 de Champions, el esloveno ha dejado su portería a cero en 12 ocasiones, encajando solo en 6 partidos los 8 goles en contra que ha recibido el Atlético en esta temporada. Frente al Espanyol, batió su propio récord de imbatibilidad con 467 minutos seguidos sin encajar gol. Un seguro en la portería que va camino de su primer trofeo Zamora en la Liga siendo el portero menos goleado en este inicio liguero. Un comienzo difícil, una redención y un presente maravilloso.

En este halagüeño presente, la afición rojiblanca está encantada con las actuaciones de su nuevo guardián, el recuerdo que dejó Courtois y su #thibauting siempre quedará en la memoria, pero Jan, a pesar de su carácter introvertido ha sabido ganarse a la gente con su trabajo y sacrificio. La grada colchonera ya le dedica uno de los cánticos más reconocidos en el Vicente Calderón cuando el esloveno se dirige a ejecutar los saques de puerta.

Su historia con la selección de Eslovenia apenas acaba de comenzar, debutó en 2012 pero el buen momento y la madurez de Samir Handanovic, portero del Internazionale, ha hecho que Jan apenas haya disputado seis encuentros como internacional absoluto. Tras la reciente retirada del combinado nacional de Handanovic, Oblak se postula como el guardameta de Eslovenia para la próxima década.

Estos han sido los números de Oblak desde su entrada como titular indiscutible en el equipo de Simeone, el 17 de marzo de 2015.

Números Jan Oblak.- ATM

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados