Fútbol inglés

article title

Jack Grealish: el chico de las medias cortas

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

George Best es, sin duda, una de las leyendas más grandes en la historia del futbol. El oriundo de Irlanda del Norte, conocido como el chico de Belfast, era un jugador irreverente, atrevido, que siempre daba de que hablar dentro y fuera de los terrenos de juego. Best solía usar sus medias por debajo de sus rodillas, para incitar al contrario a que lo golpearan. Amaba evadir defensas y, sobre todo, ver sus caras cuando les era imposible detenerle a pesar de las patadas. Como todo jugador grande, sus acciones sirven de inspiración para los talentos que están por venir.

Uno de esos talentos es el joven inglés Jack Grealish, de 19 años, actualmente en las filas del Aston Villa. Grealish, cuando tenía 15 años, vio en Sky Sports un documental sobre Best. Al observar como la leyenda del Manchester United usaba sus medias, decidió hacer lo mismo y para el chico se ha convertido en una superstición. El propio joven jugador comenta que “Es algo que he hecho toda mi vida y lo seguiré haciendo. Varios árbitros me han advertido que debería usar mis medias hasta las rodillas, pero debo mantenerlas tal cual como las uso. Todavía no he sido golpeado y espero que no me suceda en un buen tiempo”.

Jack ha sido una de las revelaciones más interesantes que ha dejado la Premier League 2014-2015. Mientras Paul Lambert era el técnico de los Villanos, Grealish tuvo pocas oportunidades en el primer equipo, a pesar de que su talento era evidente. El técnico escocés se decantaba por jugadores de mayor experiencia. Grealish estuvo cerca de salir cedido en el pasado mercado invernal, ya que un acuerdo de préstamo con el Nottingham Forest se cayó sobre la bocina, y el jugador tendría que culminar la temporada en Villa Park.

Tras ese punto de inflexión, su situación cambiaría radicalmente. Con la llegada de Tim Sherwood al equipo de Birmingham, el técnico inglés no dudó en hacer partícipe de sus planes al joven Grealish, convocándole para partidos importantes ante Queens Park Rangers y Tottenham, pero el gran destello de Jack vino durante la semifinal de FA Cup disputada en Wembley, nada más y nada menos que ante Liverpool. Tuvo un rol vital en los dos goles que terminaron de dar la victoria a su equipo y, así, de concretar el pase a la prestigiosa final de FA Cup ante Arsenal el próximo 30 de Mayo. Posteriormente, destacadas actuaciones ante Manchester City y West Ham han dejado claro que Grealish no tiene miedo de mostrarse y que está aprovechando al máximo las oportunidades que su técnico le ha dado.

En el plano internacional, existe una batalla por Jack. Nació en Inglaterra pero con representó a Irlanda en categorías inferiores, ya que sus abuelos son naturales de dicho país. Pese a ello, el jugador ha pedido a la Federación Irlandesa no ser convocado a la selección absoluta, ya que desea tomar una decisión mesurada, considerando que es viable su internacionalidad con Inglaterra. Mientras tanto, a nivel de club, su futuro parece estar con el Aston Villa, al menos al corto plazo, pero no sorprendería que en verano lleguen ofertas de los grandes equipos ingleses por sus servicios. De lo único que se pueda estar seguro es que Grealish, juegue donde juegue, seguirá haciéndolo con sus medias cortas por debajo de la rodilla.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados