Tenis

article title

Ivo Karlovic, saque a la T

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Un saque directo en un partido de tenis y una parada de un portero de fútbol. El primero cierra el punto sin haber empezado. El segundo le quita la salsa del fútbol. Sin ambos no se conciben sus respectivos deportes. Pero ambos eliminan la esencia en su deporte.

Un ace es belleza. Poner la bola en la línea, a más de 200 km/h viendo como la pelota es atraída por la pista para tocarla en el momento justo y salir disparada. Ver a un portero volar a la escuadra para evitar el gol que ya se canta.

Quizás de esta pequeña contradicción venga la esencia de ambas acciones. Un ace cierra el punto sin jugarlo, gana sin gastar, desde un punto hasta un título. A veces, incluso es mayor el efecto mental que la propia ventaja deportiva que te da el resultado. El exceso y la falta de ambas acciones son perjudiciales (para el espectáculo, entiéndase).

El exceso le quita la gracia al deporte (y a la vida en general). En la pista de tenis, una concentración de aces en el mismo partido convierte a éste en cualquier cosa menos un partido de tenis. En el deporte rey ocurre algo similar. Pero a favor de ambos, saques directos y paradas, hay que decir que según el momento en que lleguen, son lo más recordado en la competición o la historia de un deportista.

Y en este punto, hace poco, un tenista ha pasado a la historia del deporte de la raqueta. Hablamos del croata Ivo Karlovic. Un tenista que no pasará a los libros del tenis por los títulos ganados (6 hasta ahora en el circuito ATP) o por su ranking (14º el más alto en agosto de 2008).

Karlovic ha pasado a la historia por ser el tenista que más saques directos ha conseguido siempre en el circuito ATP (algo similar a René Higuita y su hstórica parada del escorpión). Lo consiguió en el torneo ATP 500 de Pekín 2015 en un encuentro ante Pablo Cuevas. En este partido, Karlovic superó a Goran Ivansevic, que hasta hace unos días era el tenista con más aces, llegando a 10.237. Y ahora Karlovic lidera la lista de jugadores con más puntos ganados sin dejar que el rival toque la bola.

La media de saques directos por partido de Karlovic es de 19, unos 4 juegos gratis por ronda. Y quizás lo más curioso es que el croata pasó a la historia del tenis perdiendo el partido ante Cuevas. Perder y clavar una veintena de aces, cosas del tenis. Karlovic tiene el record, pero hay un puñado de jugadores amantes del saque directo (Isner, Raonic, Roddick, Feliciano…) que han estado o están en el circuito con mayor o menor fortuna. Y cada vez más. El tenis evoluciona a mayor velocidad cada año.

Servidor prefiere un buen peloteo, con juego desde el fondo de pista, subidas a la red y variedad de golpes, que un punto finiquitado con un ace (o un punto de saque). Eso no quita para defender que un saque directo es de los golpes más bonitos que se puedan ver en una pista. En la variedad está el gusto. Igual que una parada espectacular no se la pierde nadie, pero un partido loco que termina 5-4 es una oda al espectáculo. Las cosas como son. Y Karlovic en los libros de hstoria. Se lo merece. Con más de 10.237 razones a 200 km/h.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados