Italia

article title

Italia, un problema más allá de Ventura

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

La figura de Giampiero Ventura fue la que más críticas recibió hoy en la prensa italiana después de la histórica eliminación de la “Azzurra” camino al Mundial de Rusia 2018. Pero, ¿basta un cambio de entrenador para que la cuádruple campeona de mundo regrese del abismo?

Culpable“, escribió hoy sobre Ventura “Tuttosport”, pero no es el único diario que pide la cabeza del seleccionador. No obstante, los análisis van mucho más allá. Un entrenador u otro no puede ser la única explicación de que una selección tan histórica como Italia esté fuera de Rusia 2018.

Es una caída que tiene muchos padres y de la que nadie puede escapar”, indicó “Il Corriere dello Sport”.

“Año cero”, “final”, “desastre” o “pesadilla”, se lee hoy en los medios italianos. Los hinchas piden consecuencias drásticas tras un fracaso que deja a “La Nazionale” sin Mundial por primera vez desde 1958.

Algo parece claro: tras la noche del martes en San Siro, donde se consumó la catástrofe con el 0-0 ante Suecia, Italia necesita lo que “Il Corriere dello Sport” calificó como una “revolución”.

He convocado una reunión para mañana con el objetivo de realizar un análisis exhaustivo y tomar decisiones sobre el futuro“, señaló hoy el presidente de la Federación Italiana (FIGC), Carlo Tavecchio, a medios locales. “Estamos profundamente tristes y decepcionados por no clasificarnos al Mundial, es un fracaso deportivo que necesita una solución común”.

Ventura, que llegó al cargo tras la Eurocopa de 2016, avanzó el lunes por la noche que no tenía claro si iba a dimitir o no. “¿Sobre el futuro? Hablaré con Tavecchio y nos pondremos de acuerdo“, señaló.

Ventura o -lo más probable- el que ocupe su lugar tendrá el reto de reconstruir un equipo. Leyendas como Gianluigi Buffon, Andrea Barzagli o Daniele De Rossi, campeones de mundo en 2006, ya anunciaron su adiós a la selección, un grupo al que se unió también el veterano Giorgio Chiellini.

“Creo que es la mayor decepción de mi carrera”, apuntó Barzagli. “Es un momento negro para nuestro fútbol y un momento todavía más negro para nosotros como jugadores”, agregó De Rossi.

Desde aquel título mundial de 2006, en una generación que contaba también con otras estrellas como Alessandro del Piero, Andrea Pirlo o Fabio Cannavaro, Italia fue dando tumbos. Es cierto que alcanzó la final de la Eurocopa 2012, pero quedó eliminada en la fase de grupos de los Mundiales de 2010 y 2014. Su próximo Mundial será, como pronto, en 2022.

Tavecchio fue alabado por muchos cuando fichó a Antonio Conte para el banquillo en 2014. Con él al timón, Italia enterró definitivamente a la mejor España en los octavos de la Eurocopa 2016 antes de ceder ante Alemania en cuartos en los penales. Después llegó Ventura. Y ahí Tavecchio no recibió tantos apoyos.

La Italia de Ventura fue segunda de su grupo de la clasificación europea a Rusia 2018, detrás de España. Quedó relegada al “playoff”, donde perdió ante Suecia por un global de 1-0. Ni un gol a la selección escandinava en 180 minutos.

¿Y ahora? Muchos piden un entrenador de alto perfil y ya suenan los nombres de Carlo Ancelotti o Roberto Mancini. También aparece en esas quinielas el portugués Jose Mourinho.

Pero conseguir a un seleccionador de esa talla significará un gran desembolso para la federación, que paga 1,3 millones de euros anuales a Ventura.

Italia perdió el bonus de ocho millones de euros que entrega la FIFA a las selecciones clasificadas de Rusia, más otros posibles premios por avanzar en el torneo. Se estima que las pérdidas por patrocinadores ascenderán a cuatro millones de euros.

El golpe fue terrible, difícil de digerir, inolvidable“, escribió hoy el editor jefe de “La Gazzetta dello Sport”, Andrea Monti. “Tenemos que aprender de esto“.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados