Se habla de:

Fútbol italiano

article title

Italia: se busca gol para la Euro

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Hay sequía de goles autóctonos en Italia. Los buenos tiempos de los últimos grandes goleadores del país ya han pasado de largo y nadie ha logrado tomar con pulso y continuidad el testigo de los Toni, Di Natale o Totti. A menos de cuatro meses vista para que dé comienzo la Eurocopa de Francia y con la necesidad de Italia de volver a realizar un papel digno en un gran torneo de selecciones, Antonio Conte todavía no tiene nada claro qué nómina de delanteros integrará su lista. La Nazionale necesita pólvora y con el 3-5-2 que ha venido siendo el dibujo matriz del seleccionador desde su inicio al frente de la azzurra, la necesita combinar por duplicado.

Sin delanteros que sean capaces de asegurar más de una veintena de tantos en una temporada, Graziano Pellè y el neo interista Éder parecen partir como los favoritos para el ex técnico juventino pero ningún nombre está cerca de ser convincente al 100%. Como viene siendo norma habitual últimamente, el casting se extenderá hasta el día mismo de la lista definitiva por lo que las buenas rachas de aquí a final de temporada se antojan cruciales para que todos los candidatos opositen a una de las plazas destinadas a los nueves.

No sería descartable, por tanto, que Conte opte, si ninguno de los actores de su particular casting logra ganarse su confianza a base de goles, por un cambio de sistema que contemple un solo punta central flanqueado por dos hombres más adaptables a las bandas (Candreva, El Shaarawy Bonaventura, Bernardeschi, Giaccherini o Insigne), quienes están teniendo un rendimiento mantenido bastante superior respecto a los jugadores que ocupan la posición de nueve. Una demarcación que, como producto propio, pasa por ser seguramente la más devaluada en Italia en los últimos años.

Sea como sea, los candidatos para ocupar tanto el puesto o los puestos de titular como de recambio son muchos y variados pero el nivel está lejos de alcanzar un notable alto y es muy parejo entre todos los contendientes. Mientras la azzurra sigue esperando encontrar con los años a su Luis Suárez, Higuaín, Lewandowski, Benzema o a una reencarnación de Vieri o Inzaghi; estos son los candidatos. Analizamos uno a uno los números, el rendimiento actual y las posibilidades de todos y cada uno de los aspirantes a ser delantero de Italia en la Euro.

 

Los favoritos

PELLÈ | El nueve que más ha utilizado Conte al frente de la selección (10/16 partidos) y el que más goles ha convertido (4) es además el candidato número uno para ocupar el área de los rivales durante la Euro. El del Southampton es el prototipo fijador y rematador que siempre ha gustado al seleccionador para que otro punta más líquido merodee por detrás suyo. Sus números esta temporada están un poco por debajo de lo esperado: 9 goles en 27 partidos en todas las competiciones con su club. A día de hoy, es un fijo.

ÉDER | El ítalo-brasileño ha sido la pareja más habitual de Pellè y su puesto en Francia parecía asegurado, sin embargo, su traspaso invernal al Inter ha conllevado una pérdida de galones y de minutos que puede complicarle las cosas de aquí a final de temporada. Pese a no haber marcado todavía como nerazzurro, sigue siendo el seleccionable que suma más goles actualmente en Serie A (12), con un tanto por cada 171 minutos. Firme candidato pero podría caerse.

ZAZA | El nueve con más colmillo y agresividad de cuantos puede elegir Antonio Conte. Pese a ser la cuarta opción en la delantera de la Juventus, el ex Sassuolo es un perfil necesario y revulsivo en una lista de 23 nombres. Suma siete goles en todas las competiciones pero su media de un gol cada 111 minutos en Serie A es la mejor del campeonato, a excepción del capocannoniere Higuaín. Debería estar.

IMMOBILE | Ciro comparte con Éder el hecho de ser el segundo delantero más usado por Conte tras Pellé, aunque su gran hándicap es que lo fue en la etapa inicial del seleccionador para después dejar de serlo. Su regreso al Torino y su plena adaptación al 3-5-2 aumentan sobremanera sus opciones de cara a la Euro aunque necesita ver puerta con mayor asiduidad. Hasta ahora, sólo suma cinco goles en todo el año. Depende de él.

 

Los clásicos

QUAGLIARELLA | Le ha venido bien su vuelta a la Sampdoria para vivir más cerca del área y del gol pero su inclusión en la convocatoria definitiva para la Eurocopa sería una sorpresa. Al seleccionador le gusta, incluso le ha citado en un par de ocasiones aunque no ha llegado a debutar en la etapa Conte. En una temporada mala en lo personal y en lo colectivo, Quagliarella suma ya siete goles en Serie A. Y pica hacia arriba. Difícil pero no imposible.

BALOTELLI | El nueve italiano con más clase del panorama actual ha seguido empeñándose en parecer un delantero del montón hasta ganarse directamente la suplencia cada domingo con el Milan. Conte ya lo excluyó tras su llegada y no parece dispuesto a cambiar de opinión. Balotelli tampoco se lo está poniendo difícil. Suma tres goles en la campaña: una falta directa al Udinese y dos al Alessandria en Coppa, uno de ellos de penalti. Descartado salvo milagro.

GILARDINO | Carácter, remate de área y experiencia. Conte ha venido utilizando a varios veteranos pero no ha contado nunca con el actual bomber del Palermo aunque Gilardino se está moviendo en cifras similares a la competencia. En un equipo rosanero en constante agitación y con déficit de fútbol, el violinista cuenta con ocho goles entre Serie A y Coppa. Además, es el único delantero que sabe lo que es levantar un título con la Nazionale. Pese a ello, sus posibilidades son mínimas.

MATRI | Pese a sus constantes cambios de equipo y a no haber conseguido alzarse completamente con la titularidad en ninguno de ellos, Conte lo ha convocado y utilizado en dos partidos amistosos. Matri acumula siete tantos sumando todas las competiciones de la temporada pero con su discontinuidad latente, no parece que sea una opción de peso de cara a la Eurocopa a pesar de que su promedio en Serie A sea de un gol cada 169 minutos. Lo tiene más que complicado.

 

Los emergentes

BERARDI | Una lesión le privó el pasado octubre de realizar el ansiado debut con la absoluta, estreno que se está dilatando en exceso. El delantero italiano con más futuro asegura juego y goles y está acostumbrado, además, a jugar tirado a la izquierda, por lo que la polivalencia es su valor añadido. Sus guarismos hasta ahora son un poco tenues: seis goles en Serie A y sólo dos de jugada (tres penaltis y un falta directa) y no está viviendo su mejor temporada pero está retomando vuelo en 2016 y en cuanto a calidad tiene pocos rivales. Viento a favor.

GABBIADINI | Tanto talento encierra como partidos en el banquillo pasa. El cambio de sistema de Sarri y el momento pletórico de Higuaín han convertido a Gabbiadini en un habitual suplente que sería titular en el resto de equipos del Calcio salvo en la Juve. Conte lo sabe y por eso ha contado con él en cinco ocasiones (un gol). Sin embargo, sus opciones se reducen, sobre todo si no recupera el olfato y la confianza en sí mismo, algo complicado teniendo en cuenta su redundante situación. Sus cifras actuales: seis tantos entre todas las competiciones. Ardua tarea.

DESTRO | Su figura ha ganado peso y relevancia en Bolonia pero su incidencia goleadora está siendo, hasta ahora, ligeramente inferior a lo esperado. Destro tiene la ubicuidad para el gol, siempre la ha tenido, pero necesita un alto suministro de aquellos que le rodean para responder a su mejor nivel. Sus condiciones le convierten en un perfecto candidato pero sus ocho tantos en Serie A deberán crecer para que Conte, que lo ha alineado en tres partidos con Italia, cuente con él en Francia.

OKAKA | Con trece goles (once en liga y dos en Europa League), es actualmente el nueve italiano que más goles ha cantado en la presente temporada contando todas las competiciones y ya tuvo minutos con Conte en los dos últimos compromisos de Italia en 2015. Fortaleza física con zancada y recorrido también lejos del área y su buen estado anímico y de forma en Bélgica son las bazas con las que el máximo artillero del Anderlecht aspira a ganarse su billete a Francia. Y puede conseguirlo.

 

Los outsiders

BELOTTI | El Gallo es un perfil que encaja a la perfección con los requisitos de Conte aunque es posible que la cita de Francia le llegue un poco pronto. Brega, intensidad y frescura compensan su inexperiencia pero necesita llenar más la cesta de los goles (lleva seis goles en el Torino en esta Serie A) si quiere apurar su mínima chance de debutar primero y de acudir a la Euro después. Rusia 2018 es su meta más factible.

PAVOLETTI | A sus 27 años y tras sólo dos cursos en Serie A, Pavoletti nunca podría haber imaginado un posible debut con Italia. Sin embargo, su temporada está siendo merecedora de que sea tenido en consideración gracias a su rotundidad de cara a gol: diez tantos en quince titularidades en Serie A y una media de un gol cada 130 minutos en un Genoa que depende totalmente de su efectividad. Las pequeñas pero constantes lesiones que le están afectando a lo largo del año, su escaso bagaje en la élite y su perfil similar a Pellè, reducen a muy pocas sus probabilidades. A la espera de una carambola.

PALOSCHI | Todo un clásico de las categorías inferiores de la azzurra aunque lo más cerca que ha estado de debutar con la absoluta ha sido su participación en un stage para ver jugadores, organizado por el propio Conte. Tras su tosquedad esconde buenos movimientos de nueve y un olfato considerable (suma nueve goles este año) pero está lejos de ser uno de los nombres que pueden decantar la balanza. Su marcha del Chievo al Swansea es un arma de doble filo para poder a estar en la Euro pero era una salida necesaria para optar a ello, al menos en un futuro. Lo tiene muy cuesta arriba.

MACCARONE | Su convocatoria sería casi épica pero su posibilidades son prácticamente nulas. Pese a ello, el veterano delantero del Empoli es el tercer italiano en cuanto cifras goleadoras con once tantos en Serie A y a sus 36 años ha alcanzado su cénit de entendimiento del juego a tiempo de que las piernas le sigan respondiendo. ‘Big Mac’ sí sabe lo que es debutar con Italia, lo hizo en 2002 de la mano de Trappatoni cuando aún era jugador de Serie B, precisamente en el Empoli. ¿Francia? Casi una quimera.

 

Los peloteros

CASSANO | Con Prandelli todavía tendría alguna posibilidad a día de hoy pero con Conte, que no ha contado con él desde el primer día, está prácticamente descartado. Su fútbol asociativo y su calidad le siguen acompañando pero su físico está lejos de ser idóneo, su titularidad en la Sampdoria vuelve a estar en entredicho tras haberla conquistado y sus números (un gol y tres asistencias en esta Serie A) no son argumentos suficientemente válidos. Sus probabilidades de estar en la Eurocopa son escasísimas. “Una entre un millón”.

VÁZQUEZ | Fue precisamente Conte quien le hizo debutar con Italia tras su excelente temporada pasada con Dybala como pareja de ataque. Este año está lejos de aquel sublime nivel pero el Mudo sigue gritando fútbol cada vez que puede y dejando destellos en forma de cabriolas, caños o pases de gol. Cuatro goles y siete asistencias son sus actuales guarismos en Serie A. Si el seleccionador busca que uno de sus elegidos para la delantera tenga un perfil más técnico, aún es factible que Franco Vázquez pueda hacerse con un hueco.

GIOVINCO | El quinto punta que más ha utilizado Conte al frente de la selección. A su favor, su fantástico 2015 en Toronto en el que realizó 22 dianas y dio 13 pases de gol. En contra, que su magnífica actuación tuvo lugar en la MLS y que ésta, en su edición de 2016, todavía no ha echado a rodar. Sus opciones pasan por las mismos condicionantes que las de Vázquez: que Conte busque un rol más dúctil entre líneas en uno de sus delanteros. Y en eso, la “Formica Atomica” le lleva ventaja al ítalo-argentino.

ROSSI | Sólo las mezquinas lesiones le han impedido ser el único delantero italiano con el puesto asegurado en la selección de la presente década. En el Levante va a poder acumular un mayor rodaje e intentar aumentar los cuatro goles y tres asistencias que suma en la presente campaña. Tras quedarse fuera del Mundial de Brasil, un nuevo tren de un gran torneo puede pasarle por delante sin que su rodilla derecha le permita subirse a él. No ha jugado todavía una fase final con Italia y todo apunta a que tampoco estará en la Eurocopa de Francia.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados