Nazionale

article title

Italia, la bestia negra de la máquina germana

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

REDACCIÓN De Gianni Rivera a Mario Balotelli, pasando por Paolo Rossi o Fabio Grosso. Nombres que han marcado la historia de los enfrentamientos entre dos de las grandes potencias futbolísticas europeas: Italia y Alemania. Y sí, los nombres que han quedado grabados al devenir de estos tienen marcado acento transalpino, reflejando a la perfección el dominio de la Azzurra en sus partidos con la máquina germana.

Hasta 31 veces se han enfrentado ambas naciones en cerca de cien años. Noventa en concreto han pasado desde el primer partido que encaró a Italia y Alemania en el viejo estadio milanés de Viale Lombardia, con victoria para el combinado local. Acertado preludio de lo que daría de sí la historia de sus enfrentamientos directos. Así, hasta 15 veces, casi la mitad de los partidos, ha vencido Italia a sus rivales del norte, por apenas siete triunfos alemanes. Una estadística que se acentúa al llegar a los partidos que de verdad valen, en competición oficial, ya que Alemania jamás ha vencido a Italia con tres puntos o una eliminatoria en juego.

Aunque ya se habían enfrentado antes, en el Mundial de Chile en 1962, con resultado de empate, esta histórica -y desequilibrada- rivalidad tiene como punto de inicio el conocido como “Partido del Siglo”, esa apasionante prórroga de cinco goles en las semifinales del Mundial de México 1970 y el gol decisivo de Gianni Rivera. Posteriormente llegaría la final del Mundial 1982 en el Bernabéu, la tercera estrella italiana, la completa redención de Paolo Rossi y l'urlo de Tardelli como símbolo de un equipo ganador.

24 años después, la semifinal en el Mundial 2006 con Alemania jugando como local, otra vez en la prórroga, tacco de Pirlo y el gol de Grosso cantado hasta la saciedad, camino del tetracampeonato. También el de Del Piero un minuto después, un contragolpe perfecto iniciado por el inconmesaruble Cannavaro que todavía pone los pelos de punta. Y sin ir más lejos, el último precedente en las semifinales en Varsovia, durante la última Eurocopa, el doblete de Mario Balotelli y su icónica celebración sin camiseta, demostración de su poderío. Poderío italiano ante el que la mannschaft se ha quedado sin armas tantas veces.

Al igual que en su primer enfrentamiento, en Milán tendrá lugar el próximo partido entre ambas selecciones. En partido amistoso, Alemania no vence a Italia desde hace 18 años -la última de sus siete victorias-, en un encuentro que celebraba centenario de la Federación Suiza de Fútbol disputado en Zurich, con goles de Helmer y Paolo Maldini en propia puerta. Seis partidos disputados, con cuatro victorias italianas y dos empates. El último amistoso, en febrero de 2011 finalizó en empate en Dortmund. Anotaron Miroslav Klose, que se perderá el partido por lesión, y Giuseppe Rossi, retornado tras su grave doble lesión, capocannoniere de Serie A y gran esperanza italiana de cara al próximo mundial.

Alemania se aferrará a su talento de mediocampo hacia delanteKroos, Schurrle, Draxler, Muller, Reus– para tomarse, al menos, una pequeña revancha de tantos años de derrotas. En Italia, Prandelli continúa en busca de un rumbo de cara al Mundial que no encuentra pese al éxito en la última y ya mentada Eurocopa. Con los decepcionantes últimos empates ante Dinamarca y Armenia, Balotelli y Osvaldo, lejos de su mejor forma, formarán de inicio por encima de Rossi. Con estos precedente se jugará en San Siro un partido que descolgará el cartel de amistoso en cuanto inicie a rodar el balón.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedIn

Artículos relacionados